martes, 16 de enero de 2018

LA AMISTAD CON LOS VGM INGLESES
Acerca de erróneos posteos que ensalzan “la caballerosidad” británica en la guerra, harto de ver como muchos bienintencionados entran en el juego de colonización cultural en el que “los british” son expertos, escribí de corrido lo siguiente.
---------------------------------------------------------------------------------
No jodan con ensalzar a los que fueron enemigos, pues lo siguen siendo y usurpadores. De esa forma, muchos de las FFAA terminan pensando en que "son amigos" y que "los únicos enemigos son los 'zurditos' ", con lo cual siguen anclados en los años '70, sin ver ni comprender el saqueo actual y las tareas infames de disolución nacional que CON APOYO ACTIVO DE LA FAMILIA MILITAR, están perpetrando los PROscianos.
C A O

domingo, 14 de enero de 2018

CON MACRI O CON EL PAPA
Con el materialismo sectario, elitista y cerradamente excluyente; o con la espiritualidad amplia, sin barreras económicas ni sociales, inclusiva, respetuosa de otros credos y abierta.
Con las mentiras flagrantes, dichas sin pudor ni rubor alguno, que parecerían proferidas por psicópatas sociales insensibles e incurables con amplias cuotas de sadismo que gozan con el dolor y la humillación ajenos; o con verdades de a puño, dichas aunque molesten a poderosos, acomodaticios y colonizados mentales en grados superlativos.
Evidentemente, como dijo Jesús, “a los tibios los escupiré de mi boca”. Y son tibios y acomodaticios, los que se dicen “muy cristianos” pero continúan apoyando los desmanes socio económicos, los negociados impúdicos para favorecer a parientes y amigos torciendo o forzando normas y transgrediendo todo principio ético (como en Energía, favoreciendo abiertamente a Shell y a propietarios de generadoras; en el caso de las coimas de Odebrecht - Arribas; en la autocondonación de deuda del Correo Argentino; en las operaciones de seguros de cambio, atendiendo de los dos lados del mostrador, en grandes obras públicas que “casualmente” favorecen a parientes y amigos; en el endeudamiento desbocado y feroz, que nos lleva a la vil “alternativa” de permutar deudas por territorios; en las quitas de partes de sus míseras asignaciones a los jubilados, mientras liberan de impuestos a los ricos de riquezas obscenas y a los bienes suntuarios; en el escándalo de las LEBACs que ya es una bomba de tiempo inmanejable; etc.); las resignaciones viles de soberanía, los atropellos judiciales, las represiones feroces que en nada parecen diferenciarse de las metodologías del infame “proceso”; ya sin lugar a excusas como “no saber”, “no estar informado” u otros lugares comunes similares, esgrimidos por los que no quieren asumir las responsabilidades de sus posturas políticas, vinculadas sin duda con posicionamientos desde lo social y desde lo profundamente humano.
Ya son inaceptables las excusas de los que se dicen “apolíticos” (que con eso juegan a favor de las oligarquías apátridas); de los que se dicen “muy patriotas y cristianos” pero que apoyan el ateísmo apátrida de quienes destrozan a nuestro país, negándose a todo razonamiento lógico; de los chupacirios “muy cristianos”
en lo formal pero muy anticristianos en lo real, al avalar las injusticias, tropelías de todo tipo perpetradas sin tapujos ni vergüenza alguna por la CEOcracia “reinante”, las exclusiones y la miseria creciente y dolorosa hasta lo indecible; por los que se dicen “muy legalistas” pero toleran o incluso apoyan con fruicción los aprietes a jueces no sumisos, la judicialización vergonzosa de la política, los encarcelamientos sin juicio previo, el uso abusivo de los DNU para avasallar leyes y derechos existentes; los que endiosan a los mercenarios de la incomunicación y los políticos obsecuentes o acomodaticios al tanto por cuanto.
El Papa Francisco, el Papa argentino y a la vez ecuménico, habla con sus gestos, y fue elocuente la negativa a recibir a Macri (el vacacionador serial, personero del neoliberalismo apátrida), en su visita a Chile.
El Papa Francisco se posicionó clara y valientemente contra el neoliberalismo que no solo es materialista en grado sumo y ateo, es antiteo, pues inculca disvalores que atacan los pilares del cristianismo, que son muy semejantes a los pilares del judaísmo y de la fe musulmana, además de plenamente compatibles con el abierto humanismo.
El Papa Francisco apoya a los Curas de la Opción por los Pobres, los mismos que se preocupan por los marginados y los desposeídos, y no tienen reparos en chapalear barro para llegar a las villas miseria y otros sitios marginales.
En cambio, los altos dignatarios de la Iglesia Argentina, los obispos (siempre hay excepciones) y los curas más conservadores que católicos, no solo apoyaron tácita o abiertamente la irrupción del noventismo neoliberal hoy encarnado en el macrismo, sino también han practicado una solapada animadversión en contra del Papa Francisco, el Papa Íbero Americano, el de profundos valores cristianos, consustanciado con el pueblo y en clara lucha a brazo partido contra la burocracia hiper conservadora que parece enraizada en El Vaticano y en sectores de altos dignatarios eclesiásticos. Burocracia que parece totalmente alineada con los mandatos imperiales de las Potencias Atlantistas; asemejándose a pastores de sectas que hacen “buena letra” para recibir apoyos –y no solo morales- provenientes del “gran país del norte” y de sus aliados más cercanos.
MGTR. CARLOS ANDRÉS ORTIZ
Analista de Temas Económicos y Geopolíticos

sábado, 6 de enero de 2018

OPERADORES PRETORIANOS DE LA CEOCRACIA APÁTRIDA
Coincidiendo con otros analistas, entre ellos el cáusticamente severo Pepe Muñoz Azpiri, es evidente que está muy activa, en formas diversas y con creciente incidencia, una estructura de “bajadas de líneas”, manejada por operadores pretorianos, que mantienen “alineada a la tropa” –muy poco pensante, con falencias de formación y/o muy llena de odio irracional- (siempre hay excepciones) dentro de los parámetros de sesgados pensamientos muy afines a los dictados de la CEOcracia apátrida, y de sus mandantes extranjeros.
Operadores militares que “bajan líneas” reforzando los gruesos errores conceptuales de mantener a “la tropa” de retirados e incluso personal en actividad, encerrados en perimidos esquemas de los años ’70, sin razonar la muy diferente realidad geopolítica actual; a la vez que distorsionan o falsifican conceptos para mantener los irracionales apoyos de supuestos “patriotas” al esquema político – económico y geopolítico de entrega absoluta de nuestra soberanía, llevándonos a paso forzado hacia la disolución nacional, como está claramente ocurriendo en el actual período de neoliberalismo recargado.
Eso es afín con ciertas orientaciones político – económicas muy sesgadas que seguirían estando vigentes en varias materias e institutos de formación militar, en los que se seguiría enseñando la (supuesta) existencia de solo dos doctrinas económicas, marxismo y liberalismo, ignorándose que todos los países desarrollados y las potencias emergentes salieron del corset liberal del subdesarrollo crónico “desobedeciendo” las falaces “leyes” económicas del liberalismo y de su hijo doctrinal, el marxismo; complementado con enfoques históricos como seguir considerando “patriotas importantes” a agentes al servicio británico como lo fueron entre otros Rivadavia y Mitre; y que se sigan tomando como militares de señeros ejemplos a los cabecillas de “la fusiladora”, golpe de Estado pro británico perpetrado en 1955, con la Escuela de Infantería llamada “Teniente General Pedro Eugenio Aramburu”, como deplorable ejemplo de esa burda concepción histórico - política.
Son los mismos que siguen considerando a Videla y sus secuaces proceseros, como “grandes patriotas” y modelos a seguir; siendo que fueron ambiciosos y muy
burdos usurpadores del poder, al cual usaron (y fueron usados) para imponer al como sea, al neoliberalismo apátrida y destructor socio económico.
En castizo más simple, hay evidencias que existen activos canales de comunicación “interna”, operados por algunos militares retirados de mentalidades proceseras (o sea ultra liberales en lo económico, y muy afines a las operaciones de represiones severas de manifestaciones y similares), que transmiten el “pensamiento políticamente correcto”, hoy totalmente subordinado a la CEOcracia neoliberal, el cual es asimilado y repetido cuan verdades supuestamente irrefutables, por otros cuadros de retirados, no solo de las FFAA sino también de policías y otras fuerzas de seguridad.
Eso se puede constatar por la difusión de “mensajitos” prearmados, repetidos con nulo análisis previo y sin capacidad de defensa alguna por parte de los repetidores, que solían postear en las redes electrónicas o repetirlos en comentarios verbales, de lo cual muchos ahora se abstienen, por carecer de mayores bases argumentativas ¡y ni pensar en fundamentos sólidos!; por las respuestas que algunos retirados de FFAA y FFSS dan: “estamos informados”, cuando se le objetan sus cerradas visiones proceseras – neoliberales, en las que se encierran sin mayores razonamientos y por lo general sin bases ni coherencia alguna, pero por lo general evidenciando fuertes molestias y clara agresividad por el ”pecado” de contradecirles.
Si bien es de norma que los opinólogos que “bajan letra a la tropa” estentóreamente dicen o incluso alardean ser “muy patriotas”, en realidad son funcionales a la antipatria, acorde a la (de)formación cultural ultra liberal (y por ello fuertemente antinacional, además de pretendidamente elitista), que se impuso como el único “pensamiento políticamente correcto” en los institutos militares desde 1955 en adelante, acentuado desde 1962/3 (cuando López Aufranc habría mandado a quemar libros “inconvenientes” por ser de orientación nacional, que existían en las bibliotecas de institutos militares), y llevado al paroxismo de violencia intolerable en el impresentable “proceso”, en el cual Nuestras Fuerzas Armadas asumieron el tristísimo y muy deplorable papel de tropas de ocupación, al servicio de los intereses antinacionales que de hecho nos gobernaron, imponiendo el más crudo neoliberalismo apátrida.
De todo eso, solo pudo salir una abstrusa (de)formación ideológica ultra liberal con sentido de casta y elitista, tan antinacional como “la otra cara de la misma moneda” como lo son el marxismo, el trotskismo y el anarquismo a los que siguen combatiendo los muy confusos “patrioteros de bandera” como supuestos “únicos enemigos”, siendo en realidad ambas caras totalmente funcionales a los grandes poderes globalizantes extranjeros, que impiden nuestro desarrollo y pisotean nuestra soberanía.
Las motivaciones que pueden impulsar a quienes asumen el rol de “conductores intelectuales” en esa suerte de “canales de diálogos” (en rigor monólogos verticalistas descendentes), pueden ser múltiples.
 Por ser colonizados mentales en grados superlativos.
 Como “justificación” histórica de las aberraciones cometidas en el “proceso”.
 Por asumido espíritu de casta supuestamente superior, que los hace sentirse parte de la oligarquía apátrida, la cual les “soba el lomo” (*) pero en realidad por lo general los desprecia tanto como “a los negros” (**) y los usa cuando los necesita para “tareas sucias”. Claro que algunos altos oficiales retirados pueden ser de “familias patricias” con o sin fortuna pero con todos los prejuicios ultra elitistas de aquellas.
 Por indisimulado odio antiperonista, cultivado y acentuado por medio siglo largo de doctrina liberal –apátrida- excluyente.
 Por ignorancia supina de Historia, Economía y Geopolítica, suplantadas malamente por los cursos de la Escuela de las Américas y similares.
 Por buscar los indultos al como sea, sin importarles las funestas consecuencias para el país, al cual empujan hacia la disolución nacional.
 Tal vez por estar operativo en su “versión militar” un organismo de cooptación como el NED (National Endowment for Democracy) y su “ente paralelo local” el RAP (Red de Acción Política), que vienen a ser algo así como “la CIA de buenos modales” con la cual estos entes cooptan políticos, periodistas, gremialistas, intelectuales, etc.
 Por otras indescifrables o complejas elucubraciones mentales confusas o muy distorsionadas.
Cualesquiera sean sus motivaciones reales, sus prédicas son corrosivas, inducen confusiones y terminan siendo muy negativas para el auténtico patriotismo, el cual es Nacional y Popular por definición.
(*) “Sobar el lomo”, dicho criollo para definir acciones maliciosas de felicitaciones efusivas para aparentar gran aprecio, siendo que en realidad se pretende usar las voluntades de los halagados.
(**) Expresión muy despectiva respecto al pueblo común, al cual desprecian visceralmente las oligarquías apátridas y sus imitadores clasemedieros.
MGTR. CARLOS ANDRÉS ORTIZ
Analista de Temas Económicos y Geopolíticos

martes, 2 de enero de 2018

ENERGÍA SOBERANÍA O NEGOCIO CORPORATIVO
Parafraseando a Bill Clinton, se podría titular “es la energía, estúpido”.
La Historia Económica enseña y los datos duros de la realidad corroboran que el estratégico Sector Energético es un factor clave de la soberanía nacional, o en su defecto, es mero coto de depredación mega corporativo.
Dicho de otra forma, la Energía asumida en su rol estratégico es un poderoso factor de desarrollo socio económico, mientras que librada al arbitrio de los grandes jugadores internacionales y sus socios menores o meros subordinados locales, convierte a la nación en objeto de ordeñe de riquezas que se vuelcan rápidamente al exterior, dejándonos sin los recursos y sin las cuantiosas divisas que su manejo irrestricto les permite depredar a los poderes corporativos usufructuarios del libertinaje del “libre mercado”; más aun cuando esos poderes cuentan con plenos respaldos de funcionarios del riñón de la CEOcracia, que desinhibidamente operan “de los dos lados del mostrador”, con la cobertura de silencios cómplices de las corporaciones mediáticas oligopólicas, que responden a los mismos intereses o directamente son asociados a los mismos; con organismos de control oficial que más parecen entes de coberturas de latrocinios; y con un Poder Judicial “domesticado”, cómplice o temeroso.
La definición de “países de ordeñe”, o “elegantemente” “países ‘milk’ “, fue la que no tuvo más alternativa que expresar, si bien en voz muy baja y casi con vergüenza, un profesor de la Maestría en Gestión de la Energía, buen docente en lo técnico, pero operador neoliberal al fin, que “deschavó” la política de saqueo del petróleo y el gas argentinos, perpetrada en los apátridas años ’90; con la española Repsol como mascarón de proa. Hoy ese modelo se profundizó y se perpetra sin recato alguno, bajo la cobertura mediática y la casi total suma del poder público.
Fue en esos deplorables años ‘90, en los que sin ninguna restricción por parte del Estado Argentino, cooptado por personeros neoliberales (igual que ahora), las empresas extranjeras se dedicaron frenéticamente a vaciar nuestras reservas de gas y petróleo, enviándolas presuras al mercado externo para “hacer Caja”, divisas que con la cómplice permisividad de esos años, no tenían ninguna obligación de traer al país. O sea que nos quedamos sin los hidrocarburos y sin las divisas de las
incontroladas exportaciones. ¡El saqueo perfecto! Mientras construyeron 10 gasoductos al exterior, para vaciar más rápidamente nuestras reservas trabajosamente conseguidas por la petrolera estatal, ni les importó nada abastecer a amplias regiones de nuestro territorio que no contaban con el servicio de gas natural. Hoy existe “libertad” (linda palabreja) para exportar e importar gas, pero poco o nada importa abastecer a los usuarios argentinos…allí “la libertad” es la de no contar con gas natural (o que sea carísimo), o reemplazarlo por cualquier otro combustible, o “libertad” de no consumirlo y pasar frío o no poder cocinar, así de simple.
Con la soberbia muy propia de la oligarquía unitaria, clasista y racista, un joven profesional de apellido germánico invitado a una cátedra, al opinar sobre el Gasoducto del NEA, dijo tajantemente que la traza debía ir directamente a Santa Fe, sin interconectar a las cuatro provincias por entonces excluidas (Formosa, Chaco, Corrientes, Misiones), rematando con la brutal expresión “total para que necesitan gas natural allá”, como si fuésemos infrahumanos (pudiendo hacerse un paralelismo con el racista calificativo que los nazis aplicaban a los pueblos eslavos); concepto unitario recalcitrante que contesté con vehemencia, poniendo paños fríos el titular de la cátedra. Apostillas del cursado de la Maestría.
Como La Historia enseña, no puede omitirse que en el siglo XIX teníamos una dependencia total del carbón británico, dependencia que luego mutó al petróleo importado provisto básicamente por Shell y Esso entre fines del siglo XIX y comienzos del XX, cuando machaconamente los medios adocenados repetían que “en Argentina no hay petróleo”, tapando la realidad de algunos yacimientos ya detectados y modestamente explotados en Salta.
Tales eran las presiones desde adentro y afuera del gobierno nacional para impedir la exploración petrolífera del vasto territorio nacional, que la importación de un moderno y poderoso equipo de perforación, de industria y tecnología alemana (o sea no británica), tuvo que ser encubierta como destinado a buscar agua subterránea. Ese equipo, trabajando en cercanías de Comodoro Rivadavia, en 1907 detectó el primer gran yacimiento petrolífero científicamente comprobado.
Desde antes, con lógica y bases geológicas, algunas voces –muy acalladas por el coro “bienpensante”- de varios patriotas suponían la existencia de vastos yacimientos de hidrocarburos. Pero afirmar la existencia de petróleo era “políticamente incorrecto”, pues afectaba intereses británicos y los de la oligarquía vacuna, socia menor y cómplice del viejo imperio.
Descubierto el gran yacimiento de Comodoro Rivadavia, previsoramente el Estado Nacional reservó una gran área cercana al mismo para ser manejada o explotada en beneficio nacional. Pero rápidamente, las presiones del establishment influenciado por las petroleras anglosajonas lograron reducir la vasta área originalmente protegida para el Estado.
Todas las necesidades de combustibles de Argentina estaban bajo manejo de las petroleras británica y norteamericana, incluso afectando severamente toda acción soberana, como lo pudo constatar el patriota General Mosconi, cuando una de esas empresas extranjeras negó suministro para unas maniobras del Ejército Argentino, el cual por entonces incluía a la novel Fuerza Aérea.
Yrigoyen, en 1922, al término de su primer mandato, creó YPF, la primera petrolera estatal del mundo, nombrando al frente de la misma al General Ingeniero Enrique Mosconi y a su principal colaborador, el también General Ingeniero Alonso Baldrich.
Rápidamente YPF pasó a ser la principal petrolera de Argentina, bajando sensiblemente los precios de los combustibles, pues su referencia eran los costos nacionales de producción, mucho menores a los del Medio Oriente, que regían el mercado mundial; además de lo cual se preocupó por abastecer a todo el territorio continental nacional, a diferencia de las anglosajonas, que solo se interesaban por priorizar la rentabilidad, concentrándose en los puntos más rentables de nuestra enorme superficie.
No sorprende entonces que el golpe de Estado de 1930, orquestado tras bambalinas por liberales anglófilos, para lo cual usaron a supuestos “patriotas” uniformados “al estilo Lavalle” (por aquello de ser “la espada sin cabeza”), sea considerado “un golpe con olor a petróleo”, pues además de volver a imponer el liberalismo a ultranza, si bien “matizado” con medidas para favorecer intereses oligárquicos y extranjeros, con la sumisión explícita a Gran Bretaña y la desarticulación de las parciales mejoras y cambios sociales y económicos que pudo implementar el yrigoyenismo; esa toma por asalto del poder tuvo como objetivo principal descabezar la conducción de YPF, erosionar su rol de regulador del mercado de combustibles al haber priorizado su implementación como ente estratégico promotor del desarrollo nacional, y echar por tierra el criterio de fijar precios de combustibles según los costos reales nacionales, tomando como referencia falaz los costos internacionales; maniobra que buscó maximizar abusivamente las utilidades de las dos petroleras extranjeras. Casi un calco de las medidas del accionista de Shell Aranguren, actual Ministro de Energía.
Golpe de Estado que castigó con severas persecusiones a Mosconi, y con la cárcel a Yrigoyen y a Baldrich, entre otros, con procesos prearmados, que en realidad castigaban su patriotismo. Se pueden analizar paralelismos con los “encarcelamientos preventivos” de la actualidad…
En lo referente al servicio eléctrico, que comenzó en Argentina muy parcialmente a fines del siglo XIX, con los esfuerzos de algunos pequeños empresarios argentinos, en plena época del contubernio ultra liberal del medio siglo largo mitrista; pasó prontamente a ser copado por empresas extranjeras, básicamente británicas y alemanas, más alguna suiza.
Hasta bien avanzada la primera mitad del siglo XX, las concesiones a las empresas generadoras eran atribuciones municipales. Tan alevosas y desvergonzadas llegaron a ser las maniobras para otorgar concesiones, y para renovarlas, que los involucrados eran llamados ”concejales chadistas”, por su sumisión explícita a los dictados de la CHADE, una de las principales empresas generadoras, de capitales extranjeros. Algún autor menciona que incluso una céntrica sede partidaria en Buenos Aires, prohijada por el alvearismo (radicalismo oligárquico) fue adquirida mediante una “donación” de esos orígenes.
Tan prolongadas fueron esas influencias impresentables (pero nunca judicialmente condenadas), que comenzando en los albores del pasado siglo, llegaron hasta “el proceso” (1976), en el cual Martínez De Hoz, “atendiendo desde los dos lados del mostrador” instrumentó una “nacionalización” de la CIADE (la Ítalo), pagando mucho más que lo que sus desvencijados y obsoletos equipos de generación valían, y que por caducidad de la concesión, en poco tiempo debían pasar al Estado Nacional. Infame negociado consumado con el beneplácito y complicidad de la Junta de Comandantes y las cúpulas cívico – militares que gobernaban en esos oprobiosos años.
Otra característica constante de los gobiernos liberales que manejaron a Argentina casi sin solución de continuidad, ha sido la de oponerse y poner innumerables e interminables trabas, cuando no alentar maliciosas campañas de desprestigio, para oponerse a la generación hidroeléctrica, de forma tal de mantener la dependencia argentina respecto a la generación termoeléctrica (la que antes quemaba carbón, luego petróleo, y hoy principalmente gas).
El mismo tipo de oposición de parte del establishment, vinculado fuertemente a la generación termoeléctrica (quemando petróleo y gas), soportó desde sus inicios el Sector Nuclear Argentino. Pero cabe destacar positivamente que La Armada, más allá del ultra liberalismo que la caracterizó, tuteló a la actividad nuclear, incluso con varios altos oficiales recibidos de Ingenieros Nucleares, de los cuales el más conocido fue Castro Madero, que llegó a ser presidente de la CNEA y gran impulsor de su desarrollo, si bien ciertos actos represivos instrumentados en su época, aun hoy son muy controversiales.
Desde la década del ’80 del siglo XX, surgieron “como de la nada” pero prohijados por los anglosajones y principalmente por Gran Bretaña, nuevos actores de poder, que contando con generosas financiaciones y fortísimos respaldos publicitarios, operaron desde entonces y con creciente fuerza, apelando a argumentaciones básicamente emotivas y dudosos o nulos argumentos científicos, para desde “la ecología” atacar el desarrollo nacional y oponerse a toda competencia seria a la generación termoeléctrica, o sea montando feroces y falaces campañas contra la generación hidroeléctrica y la nuclear.
En su momento, los gobiernos de Perón, Frondizi, y de Onganía impulsaron fuertemente las energías hidroeléctrica y nuclear. Analizado con rigor histórico, el golpe de Estado de 1966 tuvo características atípicas, que no lo encuadran dentro del habitual ultra liberalismo y antiindustrialismo que caracterizó a los golpes cívico militares de la segunda mitad del siglo XX. Posiblemente mucho de su mérito corresponda al patriota General Guglialmelli.
En cambio, los gobiernos que se asumieron como “de libre mercado”, que exaltaron “la ciudadanía” pero nunca “al pueblo”, siempre fueron funcionales a los intereses petrolíferos – gasíferos, y paralizaron, trabaron, achicaron o postergaron los proyectos hidroeléctricos y nucleares. Particularmente nefastos fueron el menemato y el delarruato, que conformaron los tristemente célebres años ’90, particularmente agresivos en contra de los proyectos y las tecnologías hidro y nuclear. Entre otras aberraciones perpetradas, se destacan el achicamiento presupuestario y el congelamiento total de vacantes en la Comisión Nacional de Energía Atómica; y el desguace rápido y total de Agua y Energía Eléctrica, ente señero que entre otros activos, atesoraba muy valiosos archivos con datos técnicos de casi todos los cursos de agua de nuestro país, los cuales con notable sadismo antinacional se destruyeron o perdieron casi totalmente.
Claramente, los operadores de los años ’90, se reciclaron en su casi totalidad, en una versión recargada, en el actual gobierno neoliberal, como los impresentables “8 exsecretarios de energía”, de negativas gestiones en aquellos años, hoy en puestos importantes avalando los tarifazos, los frenos de obras públicas ya comenzadas, y las políticas “libremercadistas” pro termoeléctricas además de pro eólicas y solares a ultranza; estas últimas con condiciones prebendarias contrarias al Interés Nacional, conformando un verdadero “salvavidas de plomo” que suministrará energía de muy baja calidad (por sus oscilaciones e imprevisibilidades que caracterizan a las “renovables”), y por las tarifas dolarizadas e indexadas, amén de un sinnúmero de otros privilegios que serán solventados por el Estado Nacional y los consumidores.
Los doce años del peronismo kirchnerista muestran logros notables junto con algunas dilaciones complejas de justificar
La exitosa terminación de la gigantesca Central Hidroeléctrica Yacyretá, hoy la principal usina que abastece a Argentina, además de parcialmente a Paraguay, fue un hecho muy destacado, saliendo de años de parálisis e indefiniciones; se suma al fuerte relanzamiento del Plan Nuclear, incrementándose 11 veces su presupuesto, terminándose la muy postergada Atucha II, volviéndose a trabajar en el Proyecto de centrales modulares CAREM, y articulando un ambicioso plan de tres nuevas grandes centrales nucleares, dos con asistencia tecnológica y apoyo financiero de China, y otra con similares condiciones acordadas con Rusia.
Otros logros considerables fueron aumentar 60 % la Potencia Instalada del sistema eléctrico nacional, ampliar considerablemente la Red de Alta Tensión, con 5.500 Km. nuevos construidos más inversiones considerables en Redes de Media Tensión; ampliaciones de las redes de gasoductos y comienzo de la construcción del Gasoducto del NEA; reestatización de YPF que posibilitó aumentar las producciones de hidrocarburos.
En mérito a la brevedad, en artículo separado se analizarán los dos últimos años, de retorno al neoliberalismo en su versión más cruda y recargada.
Para más datos históricos, consultar el libro “El Sector Eléctrico – Análisis Histórico, Situación Actual y Proyecciones a Dos Décadas”, y a su amplia bibliografía. Libro disponible gratuitamente en el blog.
MGTR. CARLOS ANDRÉS ORTIZ
Analista de Temas Económicos y Geopolíticos

sábado, 30 de diciembre de 2017

SACRIFICANDO LOS BIOCOMBUSTIBLES EN EL ALTAR DEL LIBRE MERCADO
Aunque los muy desinformados clasemedieros “Don Pepe” y “Doña Rosa”, que se desinforman con los profesionales de la incomunicación pública, no tengan ni idea de tan importante tema, pues no entra en las conversaciones de comadres; aunque “la gente bien” de esa particular clase media – media, o media alta, “que se cree” par de la oligarquía a la que imita en gestos y “pensamientos” pero no en capacidad económica ni influencias reales en el poder, no sepan nada del tema, o tal vez pretendan minimizarlo; aunque los muy cerrados mentales patrioteros de bandera de mentes pre y “pro” formateadas seguramente no tengan ni idea del tema; lo real es que la hasta hace poco floreciente y fuerte industria de los biocombutibles, está hoy en una severísima crisis, a consecuencia del cerrado proteccionismo de Europa y EEUU, que eran los principales mercados de exportación de nuestros muy competitivos biocombustibles.
De prácticamente la nada, de producir muy poco, en muy breve lapso de tiempo pasamos a estar entre los tres mayores productores y exportadores de biocombustibles del mundo.
Ese notable salto cuantitativo y cualitativo se impulsó y concretó en el anterior gobierno, acorde a las medidas de economía keynesiana, con un Estado Nacional activo, presente, promotor del desarrollo y con clara vocación industrial.
Por caso, no es lo mismo exportar soja en bruto, que exportar un derivado industrial, más aun cuando se trata de un bien estratégico, como lo son los energéticos en general, y los biocombustibles en particular.
Pero en el comercio internacional, la muletilla del “libre comercio” no es más que otra de las tantas mentiras en las que se basa el liberalismo económico; doctrina muy promocionada “hacia afuera” por las grandes potencias económicas e industriales, pero nunca practicada “hacia adentro”, pues todas esas grandes potencias alcanzaron ese estatus en base a fuerte intervencionismo estatal y elevado proteccionismo, casi siempre semi encubierto. Es decir, precisamente lo opuesto a lo que predican. Podríamos analizar uno por uno y en profundidad los casos de Gran Bretaña (cuna de la Primera Revolución Industrial, lograda en base al fuerte rol rector del Estado, que puso en práctica exactamente lo opuesto a lo
“predicado” por Adam Smith), de EEUU, Francia, Alemania, Bélgica, Japón, Corea del
Sur, China, Rusia (incluso en la actual Era Putin, en nada comunista), etc.
Claramente el mundo es proteccionista, aunque declame “libertad de
comercio”. En ese contexto, la apertura comercial extrema y la eliminación de todas
las trabas a las operatorias de especulaciones financieras, implementadas
nuevamente por la actual Argentina manejada bajo la férula de los mismos
neoliberales que destrozaron la economía en los años ’90, no solo es una política
suicida, ¡es simplemente estúpida!, y los desastrosos indicadores macro
económicos actuales lo prueban irrefutablemente (aunque los mercaderes de la
información lo oculten o maquillen, para que muchos desconozcan este Titanic en
plena marcha de colisión con múltiples témpanos gigantescos, que es hoy la
Economía Argentina.
Las trabas a nuestras exportaciones de biocombustibles, muy competitivas por
precio y calidad, comenzaron en España, claramente como una vengativa medida,
dolidos por la reestatización parcial de YPF, medida soberana que corrigió en parte
la venta a precio vil de nuestra petrolera estatal, consumada en los años ’90.
Rápidamente, bajo las mismas falaces acusaciones de “dumping” (o sea de
vender a precios subsidiados, lo cual es falso, pues sucede simplemente que
nuestros costos de producción de biocombustibles son mucho menores que los
EEUU y UE), las trabas a nuestras exportaciones nos cerraron –proteccionismo
mediante-, el acceso a nuestros principales mercados compradores.
Con un Estado Nacional activo y proteccionista de nuestros derechos como
país soberano, en el período gubernamental precedente, se hicieron fundados
reclamos, no solo a los países que nos cerraron sus mercados con falsas acusaciones
de dumping, sino a la OMC (Organización Mundial de Comercio), y por cierto se
obtuvieron resultados, que en ese campo son siempre trabajosos, enredados y casi
siempre concretables en el mediano plazo (más de un año).
Ahora en cambio, con “los campeones del libre cambio” de la CEOcracia
neoliberal en el poder, y con el cerrojo informativo casi total, casi nadie sabe que
Macri pretende minimizar el tema, diciendo que “es una cuestión entre privados”.
¡Mentira!, es un tema estratégica en el que el Estado Argentino, si tuviera dignidad,
patriotismo y sentido de Defensa de los Intereses Nacionales, debe intervenir
inmediatamente, incluso denunciando el caso a la OMC, lo cual incomodaría a esas
países que forman el bloque de poder de las Potencias Atlantistas, las mismas que
intentan imponer a cualquier costo el neoliberalismo salvaje, doctrina político
económica que busca desarticular y anular todo poder de decisión soberana en todo
el “resto” del mundo.
Algunas pocas publicaciones especializadas, pese a ser promotoras del actual
nocivo modelo económico, no pudieron dejar de mencionar que el actual contexto
de proteccionismo cerrado de EEUU y la UE, contrastando con la suicida apertura
total y ausencia de acciones del Estado Argentino, llevarán al colapso total, y
posiblemente a la extinción casi absoluta, del que fue uno de los rubros industriales
más dinámicos de nuestra economía.
Y eso claramente también perjudicará “al campo”, o sea a la oligarquía
campera vinculada al cuasi monocultivo sojero. Pero la ceguera estratégica de la
oligarquía tradicional es un mal muy arraigado en ese cerrado y excluyente sector
socio económico, desde siempre mucho más preocupado por cercenarles derechos
elementales a sus peones y a todo el pueblo argentino, que por tan siquiera ponerse
a analizar temas cruciales como este, que conciernen a los Intereses Nacionales.
Prueba irrefutable de eso –entre tantas otras por acciones perpetradas desde
1852 en adelante por la excluyente SRA (Sociedad Rural Argentina) y similares-, es
el silencio e inacción total en el tema, del Ministro Etchevehere, que parecería
mucho más preocupado por cobrar subsidios y “bonos” especiales, que por trabajar
en favor de los Intereses Estratégicos Argentinos y por nuestro pueblo todo, hoy
excluido y llevado a los empujones de tarifazos, bajas de salarios y jubilaciones
reales, a la desocupación masiva y creciente y miseria generalizada; bajo cuyo
contexto general claramente “sobramos” 25 millones de argentinos, sino más.
Para los desinformados y desmemoriados citados en el primer párrafo, se les
recuerda que Etchevehere cobró casi un millón de pesos en concepto de un subsidio
del Banco Nación, que debería haber sido para pequeños empresario rurales
afectados por las inundaciones, no para la oligarquía campera; y hace escasos días,
la SRA le pagó un “bono” por las supuestas “pérdidas” que le significó dejar su cargo
de presidente de la SRA, para pasar a ser Ministro del ramo.
¡Y casualmente, ese bono se pagó casi al tiempo que el mega sector sojero se
benefició con la quita total de retenciones a las exportaciones de soja!
Cero de ética pública, clara operación –ya clásica del macrismo- de ministros
atendiendo de los dos lados del mostrador. Y otra poda a los ingresos del Estado
Nacional, quitando cargas impositivas a los poderosos, mientras a los jubilados se
les quitan brutal e impiadosamente, parte de sus miserables jubilaciones.
¡Pero los colonizados mentales no lo ven, y los patrioteros de bandera siguen
con las mismas concepciones mentales erróneas y lesivas a la soberanía, que los
caracterizaron desde “la fusiladora” (1955) en adelante, y en particular en el nefasto
“proceso” (1976), y ni se dan cuenta que se reeditan las medidas de los años ’90,
que nos llevan a pasos forzados hacia la disolución nacional!
Y en ese contexto, ciertas “progresías” tan llenas de doctrinas foráneas
marxistas o anarquistas, vuelven a demostrar estar faltos de doctrinas o principios
que –como debería ser- prioricen el Interés Nacional.
MGTR. CARLOS ANDRÉS ORTIZ
Analista de Temas Económicos y Geopolíticos

jueves, 21 de diciembre de 2017


ENERGÍA - ENTRE LA GEOPOLITICA EXCLUYENTE Y LAS MEDIOCRIDADES POLÍTICAS DE MUY BAJO VUELO
Solo los muy desinformados pueden alegar desconocimiento acerca de las muy fuertes connotaciones y sesgos geopolíticos –en nuestro caso francamente retrógrados-, que enmarcan el vuelco hacia el neoliberalismo rampante, que pretendiendo arrasar con toda oposición, se posicionó y expandió cuan corrosiva mancha ácida, extendiéndose en Sudamérica.
Y sin duda pretende corroer hasta los cimientos, borrando todo vestigio del Estado del Bienestar, e incluso toda noción de soberanía nacional, apelando para ello a la violencia explícita, la violencia judicial como dócil instrumento, al “disciplinamiento” económico, al accionar mercenario de cientos de trols agresivos en las redes sociales, a la violencia de comunicadores mercenarios y a las agresiones y exclusiones contra los comunicadores que osan atreverse a denunciar algunos de los muchos escandalosos hechos que día a día se suceden, así como la violencia organizada e incluso desenfrenada contra manifestaciones callejeras, a las que se “adosan” violentos bien entrenados y encapuchados, que evidenciarían ser muy afines a alguna que otra fuerza de seguridad, o al menos contar con su benevolencia con tiempo suficiente para perpetrar destrozos y agresiones.
De una política exterior independiente por parte de Argentina y Brasil, líderes indiscutidos de Sudamérica y puntales de la UNASUR, con positivos y muy fructíferos acuerdos estratégicos con Rusia y China, en los que se respetaba nuestra soberanía, y países con los cuales no tenemos conflictos geopolíticos; se practicó un giro abrupto, de 180 grados, de sumisión total, explícita y vergonzosa a las potencias atlantistas (EEUU-Canadá-Unión Europea) y sus aliados menores, como Israel; países agresores, que votaron en contra de Argentina por Malvinas, y que apoyan la base de la OTAN en Malvinas, además de pretender quitarnos la Antártida…o también parte del territorio continental, en el caso británico y sus operadores. El alineamiento con Israel es de particular gravedad, pues echa por tierra la equidistancia argentina en el ancestral conflicto del Medio Oriente y nos mete de bruces en un entorno de odios y agresiones con el cual nada tenemos que ver, pudiendo además enrarecer la muy buena convivencia entre argentinos de diversos orígenes y credos religiosos.
La actual sumisión servil a los atlantistas, “bajó el tenor” de los importantes acuerdos estratégicos con Rusia y China, a un nivel de mero formalismo hueco e inconducente, buscando excusas burdas o incluso impresentables, para congelar o incluso impedir cuatro obras energéticas de enorme importancia estratégica, y dilatar indefinidamente (para diluirlas en la nada) a otras tres importantísimas obras ya preacordadas, con financiaciones y condiciones muy ventajosas para nuestro país.
Esas obras, todas energéticas y en competencia directa con las termoeléctricas y sus “primas hermanas” las eólicas y solares “promocionadas” por la Shell hoy gobernante en Argentina (por eso las desactivaron o demoraron), son:
Con financiación china:
 Atucha 3, cuarta central nuclear ya empezada y amañadamente paralizada.
 Las dos grandes hidroeléctricas en el Río Santa Cruz, empezadas y paralizadas, buscándose su achicamiento, ante lo impresentable de su cancelación, habida cuenta de las fuertes objeciones de China.
Con financiación rusa:
 Chihuido I, importante hidroeléctrica compensadora aguas arriba de Cerros Colorados, con financiación rusa acordada. Macri por dos veces pidió “baja de intereses” que ya eran reducidos, hartando a Putin. Obra por empezar, paralizada.
Además:
 Dos centrales nucleares más acordadas con China, y otra con Rusia, hoy en el limbo de lo pospuesto indefinidamente, paso previo a sus cancelaciones. Con eso se aborta el ambicioso crecimiento del Sector Nuclear y el avance a la tecnología de usinas con uranio enriquecido sin agua pesada. Todo eso acorde a los fuertes retrocesos tecnológicos perpetrados contra nuestro país, por nuestro propio gobierno CEOcrático neoliberal, apátrida por definición.
 También se frenó por achicamiento presupuestario, el proyecto totalmente argentino, de la Central Nuclear Modular CAREM, otro golpe al Sector Nuclear, orgullo de la ciencia argentina, pero ese es otro tema.
Todo lo precedente, es funcional a la acentuación de la patológica dependencia de los combustibles fósiles, a la medida de los intereses oligopólicos de Shell (hoy aberrantemente manejando el Ministerio de Energía mediante un personero pro británico) y de otras petroleras transnacionales, acentuando la debilidad estratégica de Argentina.
Como es habitual, las ONGs ultraecologistas británicas, como Greenpeace y WWF Fundación Vida Silvestre, y otras extranjeras y “locales” vinculadas, aplauden a rabiar esas negativas acciones, habida cuenta que su accionar en realidad opera para empantanarnos en el subdesarrollo crónico.
Esas y otras ONGs ultraecologistas vinculadas, hicieron persistentes y feroces campañas de desprestigio de hidroeléctricas y nucleares, para justificar y promover mediante falsedades y gruesas inexactitudes, las más llamadas “energías renovables”, básicamente eólicas y solares; las cuales no solo son muy caras por KWh, sino que producen energía de muy baja calidad (son intermitentes, no aptas como centrales de base), y necesitan los respaldos de energías convencionales, las que usualmente son usinas termoeléctricas, las cuales deben operar como reservas calientes (o sea funcionando en vacío, quemando combustibles, funcional a las petroleras y gasíferas), todo eso con tarifas caras e indexadas, dolarizadas, muchas ventajas prebendarias, todo armado como gigantesco negocio financiero contra el país y como traba brutal contra nuestro desarrollo industrial.
Pero otros hechos sutilmente vinculados, pasaron casi desapercibidos. La persecución contra Cristóbal López y su socio, más allá de la elusión o demora en depositar impuestos en la que su empresa incurrió, se encuadraría dentro del “disciplinamiento” mediante prisiones preventivas, que desde Milagro Sala en adelante, practica esta CEOcracia que cada vez más se asemeja el siniestro “proceso”.
Si es por prisiones preventivas para impedir acciones de entorpecimiento judicial, sobran causas judiciales, algunas prescriptas por el mero paso del tiempo y la inacción judicial, y otras con “absoluciones express”, contra el propio Macri y su entorno de colaboradores directos (Arribas, Sturzenegger, Aguad, Aranguren, etc.). ¿Por qué la evidente doble vara del Poder Judicial?
Por otra parte, trascendió que la gigantesca empresa petrolera - gasífera rusa Lukoil, hizo firmes tratativas para adquirir el grupo empresario de Cristóbal López, operación con la cual se hubieran pagado todos los saldos pendientes con la AFIP; pero esa operación fue dificultada en grado extremo por impedimentos formales esgrimidos por el Poder Judicial y posiblemente por la propia AFIP.
Con eso, se lleva a la quiebra al grupo empresario, se silenciará al canal C5N, básicamente denunciante serial de las muchas irregularidades del macrismo, y se condenará al despido a miles de trabajadores, acentuando la creciente desocupación, que evidencia ser un objetivo claro de este gobierno neoliberal, que busca bajar salarios en base a las presiones del desempleo y la miseria instalados como triste realidad.
Pero a la vez, se estaría impidiendo el acceso del gigante petrolero ruso al jugoso mercado argentino de los combustibles, con el premio mayor de Vaca Muerta y otros grandes reservorios, hoy oligopólicamente manejado por Shell y con YPF en lento pero firme proceso de nuevo desguace, como en los años ’90.
Y este hecho marca el enfrentamiento entre las potencias atlantistas neoliberales, y sus claros rivales continentalistas y opuestos al neoliberalismo y la globalización salvaje; continentalismo del cual Rusia y China son los principales exponentes y casi los únicos poderes que impiden el avance arrollador neoliberal y las consecuentes destrucciones de los Estados Naciones, en todo el mundo.
Como dijo Thierry Meyssan, hoy las potencias agresoras no buscan el triunfo militar o la sumisión política de los Estados agredidos, buscan su destrucción total.
¡Y todo eso, es Geopolítica pura!
Mientras tanto, con lamentable ceguera conceptual, muchos políticos parecen no saber nada del tema; y muchos militares retirados argentinos, y tal vez varios en actividad influidos por aquellos, siguen mentalmente encerrados en los años ’70, no teniendo ni idea de la actual realidad geopolítica mundial. Y por presionar por indultos, no parece importarles la destrucción nacional, a la que los neoliberales argentinos, con sus complicidades, nos llevan a paso redoblado.
MGTR. CARLOS ANDRÉS ORTIZ
Analista de Temas Económicos y Geopolíticos

lunes, 18 de diciembre de 2017

Análisis de nuevas opiniones - Escasa oposición al neoliberalismo apátrida
Haciendo un nuevo análisis sintético de las varias nuevas opiniones expuestas, cabe precisar.
El respetado (en lo personal) Alto Oficial ( R ), ha dado sin duda un gran paso, pues del macrismo rampante y explícito de escritos anteriores, al último en el que evidencia pasar a comprender el gravísimo deterioro que INTENCIONALMENTE están perpetrando los CEÓcratas hoy “reinantes”, ya constituye un cambio importante de esclarecimiento.
Sin embargo, todo indica que aun no salió del enclaustramiento mental en el que están muchos retirados, que no salen de los años ’70, y evidencian no darse cuenta ni tener ni idea que la realidad geopolítica mundial actual es muy otra; y que si hay algún peligro y amenaza concreta, tiene otros orígenes, otros riesgos y otros hechos muy preocupantes, que están operando contra la soberanía e incluso contra la existencia del Estado Argentino.
Tampoco leí mayores preocupaciones, del evidentemente inteligente mencionado Coronel, respecto a los numerosos escándalos precedentes de los actuales gobernantes, ni por la irracional creciente deuda externa, sus desorbitados intereses, por la timba financiera de las LEBACs, por los déficits descomunales gemelos (comercial y fiscal), ni por la desindustrialización forzosa y el desguace de los entes tecnológicos, la miseria y la desocupación crecientes, conformando todo ello y más aun una nueva versión del Plan Morgenthau, que en su marco de inteligencia y cultura general, el citado Coronel no puede desconocer; pero pese a todo ello, recién ahora y muy en parte, empieza a oponerse a esta CEOcracia claramente antinacional.
Respecto a otra opinión, respecto a la necesidad de capacitación de los gobernantes, coincido, pero olvidó mencionar las dotes de PATRIOTISMO que siempre son imprescindibles, y hoy ausentes por completo en el actual gobierno.
Los enredados escritos de otro opinante, que visiblemente busca tener un estilo similar a los del precitado Oficial (incluso en su copiada frase final “es lo que pienso”), siempre avalando el neoliberalismo apátrida y antinacional, ahora “se prende” de la supuesta “amenaza a la democracia”, evidenciando que su concepción de “democracia” es esta creciente tiranía semi encubierta, mal vestida de pseudo democrática.
Otra persona aparentemente opinó, pero no me llegó el texto, pero si es como los precedentes del mismo que en su momento leí, ni vale la pena recibirlo.
Por otra parte, lo lógico es enviar esta opinión al listado completo que recibió la opinión inicial del Oficial ( R ). Si alguien se molesta por recibirlo, no es mi intención, y en todo caso quien se moleste, puede borrarlo sin leerlo.
Muy atentamente.
C A O