Archivo del blog

miércoles, 31 de julio de 2013


LA ANACRÓNICA Y CLASISTA SOCIEDAD RURAL

 

         No es ninguna sorpresa la postura fuertemente reaccionaria que volvió a demostrar la SRA, clamando por la reinstauración del liberalismo económico a ultranza con un Estado Nacional ausente, o al menos muy dócil a los “mandatos” de la oligarquía agropecuaria, tal como lograron manejar casi a su antojo los hilos del poder en nuestro país, en la mayor parte de nuestra historia, desde mediados del siglo XIX.

En cada discurso inaugural de la exposición anual que se realiza en el predio de Palermo, el respectivo presidente de turno de la SRA “marca la cancha” y hace alarde del viejo poder que desde el mitrismo en adelante, acumuló esa asociación de grandes terratenientes rurales de la Pampa Húmeda, básicamente de los feudos rurales de la provincia de Buenos Aires.

Sempiternos quejosos de bolsillos llenos, de cuentas bancarias rebosantes, las excusas para montar el escenario con los reclamos de turno pueden variar, y siempre se agravan a tonos admonitorios cuando el respectivo gobierno nacional no se ajusta a pies juntillas a las “órdenes” políticas y los planteos económicos ultra liberales, fuertemente oligárquicos, antiindustrialistas y antipopulares, de los que hace gala desde sus orígenes la asociación de la patronal estanciera.

El eje pseudo doctrinario exhibido en este año 2013, más allá de la consabida catarata de quejas, insultos y demostraciones de exultante soberbia, ha sido afirmar que las retenciones a las exportaciones no existen en ningún lugar del mundo.

La exultante soberbia es propia de quienes se erigieron en dueños del poder político, tomado por asalto en épocas de Mitre y Sarmiento, y mantenido luego sin importar como, y sin hacerle asco a los perjuicios causados a la Argentina, cuyo destino y grandeza nunca les importó nada, mientras cuidaran sus estancias, manejadas como feudos intocables, y mientras no les toquen los bolsillos ni pongan tan siquiera en duda sus privilegios de clase devenida en casta del patriciado latifundista. Pero todo eso amerita un análisis separado, con las debidas bases históricas.

Referente a las retenciones, que gravan las rentas extraordinarias que generan determinadas producciones agrícolas, que poseen rindes y condiciones favorables excepcionales a nivel mundial, es un recurso presupuestario que es convertido en herramienta de desarrollo socio económico; y como tal, ha sido y es aplicado en diversos países del mundo. Por caso, en los países social y políticamente organizados, las rentas extraordinarias de actividades puntuales, son aplicadas a esos fines. Por ejemplo, Noruega, que se vio ampliamente beneficiada con la explotación de petróleo y gas de la cuenca del Atlántico Norte, utiliza buena parte de esas ganancias extraordinarias para preparar a su economía a desarrollar otras actividades para cuando esos recursos no renovables se agoten.

Para los que sueñan con el paraíso del “gran país del norte” (entre los cuales está la vieja oligarquía vacuna -hoy también sojera y cerealera-), es bueno informarles que el portentoso desarrollo tecnológico e industrial que se forjó desde la segunda mitad del siglo XIX, tuvo como basamento inicial la correcta utilización de parte de las rentas extraordinarias de su también excepcional capacidad productiva agropecuaria. Esa fue la gran lucha del presidente Alexander Hamilton, con la extraordinaria colaboración del economista alemán (nacionalizado norteamericano) Friedrich List; y esa lucha por cual sería el modelo de desarrollo a adoptar, fue el desencadenante principal de la guerra civil. ¡Pero claro, allá ganó el norte industrialista, acá en las guerras civiles terminaron ganando los unitarios, antiindustrialistas y cerradamente conservadores, de los cuales el núcleo duro es la Sociedad Rural Argentina, con arcaicos prejuicios cargados de egoísmo de clase y centralismo geográfico!

Existen muchos más ejemplos a escala mundial (como la Rusia de Putin, resurgida como el Ave Fénix, utilizando para ello las rentas extraordinarias de sus abundantes hidrocarburos). Por supuesto, que en todos los casos señalados (y muchos más) se priorizó el Interés Nacional, anulando las presiones de los grupos oligárquicos y retardatarios que todo país tiene, así sea en potencia.

Es muy claro que el eje de las subversivas protestas encabezadas por la oligarquía rural, no tiene que ver realmente por “penurias” económicas, ni con “trabas” a la producción. Las sucesivas cosechas records (aún a pesar de determinadas fugas –contrabandos- de partes de las producciones, que seguramente estarán implementando en nuestras muy porosas fronteras), los aumentos en los volúmenes de ventas de muy costosas camionetas (marcando records con aumentos de producción y ventas que superan el 20 % anual), las enormes ventas de maquinarias agrícolas, y los generosos saldos adicionales que les permiten realizar –a los “pobres” ruralistas- incluso cuantiosas inversiones en sectores como el inmobiliario (Rosario en una muestra de ello, con torres que crecen como hongos, muchas de las cuales fueron financiadas por las excepcionales rentas de la llamada “pampa gringa”); y por supuesto otros indicadores de opulencia, como los viajes al exterior, etc.

Y si las existencias de ganado vacuno no aumentan como el potencial argentino podría hacerlo, los orígenes de ese amesetamiento seguramente podrán rastrearse desde los muy egoístas planteos del entonces ministro (y a la vez funcionario de frigoríficos británicos), el recurrente funcionario Federico Pinedo, quien en plena década infame (1930-1943) afirmaba lo más orondo que “la solución al problema ganadero es mantener la población argentina en 10 millones de habitantes, para mantener la relación de cuatro vacas por habitante”. ¡Ningún criterio geopolítico de grandeza nacional, ningún esfuerzo por aumentar las existencias de ganado, ni de pensar en expandir las producciones a nuevas fronteras geográficas de nuestro dilatado país, ni a nuevas fronteras productivas y tecnológicas…solo el egoísmo ultraconservador, de estilo dieciochesco!

Son de recordar las certeras reflexiones de ese gran argentino que fue Arturo Jauretche: “cuando la oligarquía antinacional critica, es que vamos bien; pero cuidado cuando alaba…eso indica que la cosa va muy mal”.

Hoy la oligarquía critica, con creciente furia y resentimiento…es un muy buen signo.

 

 

C.P.N. CARLOS ANDRÉS ORTIZ

Investigador de temas económicos y geopolíticos

jueves, 25 de julio de 2013


SOCIALISMO - ESA PALABRITA MÁGICA

Algún avezado analista, posiblemente el lingüista Noam Chomsky, mencionó el poderoso efecto de las “palabras talismanes”, que son aquellas investidas –no siempre justificadamente- de un halo de credibilidad  y contundencia, de forma tal que su sola mención torna casi inapelable las frases o conceptos en la que se las inserta.

Eso sucede precisamente con la palabra “socialista”, y asociado a eso el concepto que representa. Supuestamente, “socialista” es un concepto superior, prima facie “creíble”, una verdadera palabra “mágica” para los comunicadores sociales, y ni hablar en círculos “progres” o similares.

Por ello, cuando se menciona a algún gobierno “socialista” o a algún político ídem, implícitamente para muchos comentaristas o comunicadores sociales, se los está invistiendo de un aura de “progresismo”, de credibilidad, y/o varias adjetivaciones positivas implícitas.

Recuerdo por caso una conversación con un “revolucionario de café”, que al mencionar una calle de Rosario, a la sazón llamada Estévez Boero, me expresó con un tono de respetuoso reconocimiento “fue un socialista”, casi como si fuera un ser superior. Méritos concretos del homenajeado con esa calle, desconozco, pero si recuerdo su verborrágico e ignorante accionar, cuando al ocurrir una de las recurrentes inundaciones anteriores, ni bien arribado a Misiones, vociferó por radio y diarios “hay que terminarla con eso de las represas”…demostrando una supina ignorancia, o un espíritu acomodaticio para congraciarse con las opiniones por entonces “políticamente correctas”, …o por ambas cosas. Como dato de color, aquel “revolucionario de café” manifestaba gran entusiasmo para hacer pintadas… mientras no se hiciera en su propia casa paterna.

El caso es analizar las enormes –y falsas- expectativas que determinados opinantes y comunicadores sociales demuestran habitualmente, cuando se refieren a gobernantes de otros países, pertenecientes a partidos o coaliciones socialistas. De la misma forma, suelen trazar una fuerte línea divisoria entre esos candidatos, y los otros, completando esos discutibles análisis con clasificaciones muy anacrónicas entre “izquierdas” y “derechas”, las que en realidad operan como nocivos aportes a la confusión, como si unos fueran las grandes esperanzas casi inmaculadas (los definidos como “las izquierdas”), y otros los demonios personificados (las ”derechas”).

Claro está que esos mismos comentaristas, suelen hacerse los distraídos, cuando se trata de analizar las trapisondas e incluso los ataques de lesa humanidad, cometidos por países gobernados por “socialistas”, o en caso de gestiones oficiosas realizadas por dirigentes o ex dirigentes de similares rótulos, casi siempre provenientes de Europa.

Analicemos sintéticamente algunos casos de esos “socialistas de pico”-a veces rodeados del aura de filósofos (de discursos opuestos a sus acciones), que con sus accionares demostraron que simplemente han continuado o comenzado las políticas muchas veces agresivas, extorsivas e injustas, frecuentemente teñidas de sangre, realizadas por sus propios Estados.

·       Al muy socialista Francois Hollande no le importó ordenar acciones neocolonialistas de Francia en África, invadiendo de hecho e inmiscuyéndose alevosamente en Mali.

·       El mismo socialista Hollande, claramente en acuerdo o subordinación con EEUU y la OTAN, hizo que su país sea parte de aquellos cuatro que impidieron el vuelo del avión presidencial de Bolivia, en una alevosa acción de menoscabo al país hermano, a la UNASUR, y de desprecio a normas internacionales muy claras al respecto. Otros “socialistas” europeos no parecieron condenar tan abusiva y despreciable acción neocolonialista de agresión a la investidura presidencial y la soberanía de nuestro vecino y hermano de placenta histórica (por algo en la Historia Academicista –cómplice de los intereses antinacionales- se omite que el Alto Perú fue parte de las Provincias Unidas del Río de la Plata, y que sus provincias fueron ratificantes del acta de la Independencia de 1816; pero ese ya es otro tema…que los “socialistas” vernáculos usualmente “olvidan”).

·       Los socialistas europeos de diversos países, fueron cómplices y copartícipes del saqueo de las riquezas y de las compras a precios viles, de las Empresas del Estado de nuestros países de Íbero América, consumados en forma alevosa en las décadas del ’80 y del ’90. Incluso “El Felipillo” González –muy socialista él- vino a hacer lobby en Argentina a favor de las corporaciones españolas, cuando soplaron fuertes vientos de reestatizaciones, después de la crisis terminal de 2001-2002. Similares presiones realizaron –codo a codo con otros políticos “no socialistas”- diversos componentes del establishment europeo neoimperial.

·       En España el socialismo pasó a ser simple parte de la partidocracia imperante, sin aportar ninguna idea ni iniciativa para salir del corset neoliberal que está causando tanto daño.

·       A los socialistas europeos no les hizo asco “mirar para otro lado” en las brutales acciones de invasiones e intervenciones militares en Iraq, en Libia, ahora en Siria, perpetradas por la OTAN y sus principales potencias militares.

·       No puede omitirse que algunos “filósofos” británicos, grandes declamadores de las libertades (en abstracto) y por ende proclamadores del ultra liberalismo económico, amén de declamadores de “lo social” fueron empresarios que se enriquecieron con el infame tráfico de esclavos…¿hay contradicciones mayores?

·       De hecho, no se conoce (o lo hicieron muy “suavemente”) que hayan existido grandes protestas de otros socialistas europeos (por caso los nórdicos), referentes a esas agresiones de lesa humanidad perpetradas por la OTAN y/o sus miembros más relevantes.

·       Por nuestros pagos, hay mucha tela para cortar. Historiadores como Jorge Abelardo Ramos, José María Rosa y Arturo Jauretche, entre otros, señalaron con abundancia de elementos de análisis las sumatorias de contradicciones y de posturas reaccionarias, que en muchos casos marcaron el accionar socialista en Argentina. El socialismo original, con las figuras de Juan B. Justo y Nicolás Repetto, adhirió a los esquemas del liberalismo económico, con lo cual jugó de hecho como complemento dócil de los esquemas antiindustrialistas y antinacionales de la oligarquía ultra conservadora, que frenó el desarrollo argentino y ubicó a nuestro país en el rol de colonia económica de Gran Bretaña. Ramos incluso fue más allá en sus investigaciones históricas, afirmando que el socialismo original tuvo fuertes tintes racistas, pues se ocupó de los inmigrantes y sus hijos, olvidándose de los criollos, pueblos originarios y otros sectores muy marginados y sobre todo alejados de la Pampa Húmeda. Durante el Yrigoyenismo, el socialismo se ubicó sistemáticamente en la vereda opositora, siempre predicando lo social pero actuando contra lo nacional y popular. En la década infame (la del ’30 del siglo XX), el socialismo formó parte de la claque de la partidocracia implementadora del fraude sistemático como método de gobierno, y cuesta encontrarlo entre los opositores al Pacto Roca – Runciman y otras acciones de entrega de la soberanía, consumadas ignominiosamente en esos años. Después, en 1944/45 se alineó detrás del embajador norteamericano Spruille Braden, quien impúdica y descaradamente alentó la conformación de la Unión Democrática, como intento de impedir el triunfo del peronismo. En aquella década del primer peronismo (1946/1955), el socialismo se sumó a los más duros opositores (ultra conservadores, Sociedad Rural Argentina, comunistas, etc.), sin importarle lo concreto que era la vigencia de las leyes sociales, propuestas muchas de ellas antes por los socialistas, pero puestas en vigencia por el peronismo...declamando lo social y operando en contra. Con el golpe de Estado de 1955 no solo lo avalaron e impulsaron, sino que con toda saña fueron instigadores ideológicos de las persecuciones y de los alevosos fusilamientos de 1956, avalando además las derogaciones de las legislaciones sociales…las mismas que dijeron antes querer aplicar, y por cierto no se opusieron a la destrucción económica que causaron las medidas ultra liberales de esos años. Analizando los terribles años del “proceso”, cuesta encontrar desde el socialismo alguna postura de oposición concreta, así sea muy mesurada, salvo error u omisión.

En síntesis, eso de las “izquierdas” y “derechas” es básicamente hojarasca que tiende a las confusiones. Como dijo Jauretche, lo que importa es analizar quienes están a favor de Los Intereses Nacionales; y quienes juegan en contra, más allá de declamaciones y de rótulos supuestamente predeterminantes, que terminan siendo conceptos vacíos de contenido…como los “progresismos” socialistas y similares.

 

C.P.N. CARLOS ANDRÉS ORTIZ

Investigador de temas económicos y geopolíticos

sábado, 20 de julio de 2013


ACUERDO YPF CHEVRON - APUNTALANDO EL FUTURO CON ENERGÍA

 

Después de largas negociaciones y de sortear diversos obstáculos, tal como suele suceder en todos los acuerdos energéticos de gran envergadura, se rubricó el acuerdo de explotación de hidrocarburos no convencionales, entre la petrolera estatal YPF y la norteamericana Chevron, esta última una de las siete mayores petroleras del mundo.

Por supuesto que para un análisis exhaustivo, se debería conocer el texto y la “letra chica” de los acuerdos, pero sin perjuicio de ello, conociendo el contexto es factible obtener conclusiones valederas.

Después de la muy necesaria recuperación de YPF, las tareas por realizar son enormes, de una magnitud abrumadora, para recuperar los destrozos sistemáticos consumados por Repsol,  con la anuencia de todo el arco político que responde al neoliberalismo, y sus claques de ciertas “izquierdas” siempre funcionales al establishment.

De las urgentes tareas de reconstrucción y desarrollo del sector petrolero y gasífero, que hace un año quedaban por realizar urgentemente, como tremendas consecuencias negativas del desmadre ultra privatista del noventismo y sus predecesores, pueden señalarse algunas de las más evidentes.

·       Hubo que normalizar la provisión de combustibles, dado el desabastecimiento programado, claramente implementado como maniobras desestabilizadoras por Repsol y el lobby petrolero – privatista. Sin duda hubo una notable mejoría en esto.

·       Hay que volver a mejorar la calidad (octanaje) de las naftas y del gas oil. Seguramente eso requiere ajustes, y las inversiones en Luján de Cuyo apuntan a ello, así sea parcialmente para nuestro enorme país.

·       La total falta de inversiones de los “eficientes” privados, no construyó ninguna refinería nueva desde las malhadadas “privatizaciones”. La mencionada inversión en Luján de Cuyo, es un hecho muy positivo, que esperemos sea el primero de varios más.

Falta aumentar los volúmenes de producción de crudo, además de gas natural. A la vez reconstituir las reservas, literalmente saqueadas por la mencionada “eficiencia privada”, del modelo neoliberal, tan nefasto en todos los sentidos. Las últimas noticias indican que se revirtió la curva descendente de producción, lo cual es interesante, sobre todo partiendo del cuadro de desmantelamiento que evidentemente había implementado la petrolera nominalmente española, copartícipe del enorme negociado leoninamente perverso, que fue la venta a precio vil de nuestra petrolera de bandera.

Ubicándonos en el contexto de una demanda constantemente creciente, tanto por la reactivación económica, como por el notable aumento del parque automotriz, es destacable que el consumo está siendo correctamente abastecido.

Pero más allá de esos evidentes logros, y de la enorme importancia estratégica, económica y geopolítica, que es volver a tener el manejo de nuestra muy querida YPF, estaba quedando como una de las grandes materias pendientes, comenzar a poner en marcha la explotación del gigantesco yacimiento no convencional de Vaca Muerta.

La tecnología para extraer hidrocarburos no convencionales permite prever un auge de producción, hasta ahora liderado por EEUU, a tal punto que se prevé que ese país de ser uno de los mayores importadores, pasará a ser exportador de gas natural. Consecuentemente, las empresas norteamericanas están entre las líderes de esta tecnología de producción de hidrocarburos.

En nuestro país, poseedor de una de las mayores reservas no convencionales del mundo, los agoreros de siempre, los que callaron cómplices cuando se regalaron por migajas nuestras Empresas Estatales, y se desguazaron irracionalmente entes importantísimos, como Agua y Energía Eléctrica y nuestros ferrocarriles (cuyas ausencias padecemos), aducían “el mal clima de negocios” para las inversiones extranjeras, sobre todo en áreas capital intensivas como las hidrocarburíferas, y aseguraban que no llegarían inversiones interesados en explotar el yacimiento de Vaca Muerta.

Ahora que la primera inversión se concretó -lo cual es un verdadero hito positivo-, aquellos mismos agoreros, de prédicas ultra privatistas (incluyendo los terroristas mediáticos corporativos), viraron repentinamente a supuestas y nada creíbles posturas “nacionalistas”…¡parecería que todo vale con tal de enlodar logros y seguir intentando confundir a los argentinos! Y como es usual en la política argentina, los voceros del marxismo y otros pseudos “progresismos” han salido a hacer causa común con los ultra - liberales, todos ellos oportunistas y siempre  antinacionales.

Tampoco puede sorprender que el ecologismo fundamentalista, con letras dictadas desde transnacionales digitadas desde Gran Bretaña (Greenpeace y WWF – Vida Silvestre), salga en otro tipo de operaciones de terrorismo mediático, a intentar evitar el autoabastecimiento hidrocarburífero y el desarrollo nacional que a mediano plazo podrá lograr la gigantesca cuenca no convencional neuquina; tal como ese fundamentalismo ecológico se opone sistemática y arteramente a otros proyectos valiosos y muy necesarios para terminar de salir del subdesarrollo y continuar desarrollándonos.

En la misma línea de “embarrar la cancha” están las acciones del muy perverso ultra indigenismo, fomentando odios absurdos y realizando tareas de zapa para fragmentarnos en varias republiquetas “originarias”, y a la vez para prefabricar infinitas oposiciones a diversos proyectos tendientes al Desarrollo Nacional. No por casualidad, más allá de algunos odiadores crónicos como Osvaldo Bayer y otros teóricos que manipulan la sociología como factor de disolución nacional, tras bambalinas también actúan ONGs británicas (como Mapuche Nation), y otras más que desde el mismo origen son promovidas y fogoneadas, como sutiles agentes de la desintegración social.

Ultra ecologistas y ultra indigenistas son los dos brazos de las mismas tenazas que pretenden ahogar toda posibilidad de engrandecimiento argentino, no sorprendiendo que actúen paralelamente, en este caso para abortar la necesaria explotación de los yacimientos no convencionales de petróleo y gas natural.

Como la Historia Argentina enseña, ya en 1954 Perón había avanzado en acuerdos con la petrolera California, para asegurar a YPF el autoabastecimiento, en ventajosas condiciones para nuestro país. No por casualidad, el golpe de Estado de 1955, promovido por Gran Bretaña y luego festejado por el propio Churchill, abortó el proyecto, manteniéndonos atados a la dependencia del petróleo importado.

Tan nefastos como los siempre antinacionales liberales dogmáticos, y tan peligrosos y perversos como los fundamentalistas del ecologismo y del indigenismo, son ciertos curiosos “nacionalistas” que no ven más allá de sus prejuicios y de sus cegueras conceptuales.

Pese a todos esos opositores, ¡bienvenido sea el pronto comienzo de las tareas de explotación de Vaca Muerta, que por los hechos, demuestra estar totalmente viva y rebosante de los hidrocarburos que tanta falta nos hacen!

El tema no se agota aquí.

 

 

C.P.N. CARLOS ANDRÉS ORTIZ

Investigador de temas económicos y geopolíticos

domingo, 14 de julio de 2013


SUMAS QUE RESTAN

En temas complejos, o de múltiples aristas, siempre conviene tener presentes las opiniones de los grandes del Pensamiento Nacional, quienes son los faros que orientan los caminos de las definiciones criteriosas y bien fundamentadas.

Jauretche fue un ejemplo de total decencia intelectual y personal, que no conoció de dobleces ni posturas acomodaticias. Y en esa línea de conducta, en la segunda presidencia de Perón llegó a tener serias discrepancias, que lo hicieron dar un paso al costado, pero sin caer en las miserabilidades de quienes por desavenencias circunstanciales o por escaso criterio, pasaron a jugar de opositores, como por ejemplo Julio Irazusta, que de gran referente del revisionismo histórico y puntal del Pensamiento Nacional, incomprensiblemente defeccionó en su madurez, pasando a apoyar a los pro británicos de la revolución fusiladora de 1955.

Las desavenencias de Jauretche con Perón no le impidieron la grandeza de emprender una valiente, encomiable e inclaudicable defensa doctrinaria del Pensamiento Nacional, ante las mentiras y distorsiones del liberalismo antinacional de los golpistas y sus instigadores civiles; y esas desavenencias en buena parte tenían que ver con el absurdo culto a la personalidad y otros excesos similares, emprendidos por la cohorte de “alcahuetes y arribistas mediocres” (tales los conceptos de Don Arturo), que rodeaban a Perón desde la muerte de Eva.

Excesos como llamar “Presidente Perón” o “Eva Perón” a calles, avenidas, e incluso a dos de las nuevas provincias, fueron claros casos de sumas que restan, entre otras varias del mismo tipo, que solo terminaron sirviendo para ocultar los múltiples logros positivos de aquellos diez años de gobierno; excesos que terminaron sirviendo de excusas a quienes perpetraron el golpe y sus retrógradas medidas, que no por buenas para Argentina terminaron siendo festejadas por Winston Churchill y sus pares de Los Lores.

¡Claro está que a los anglófilos que desde acá se escandalizaban del culto a la personalidad que sin duda erróneamente practicó ese entorno mediocre de la Segunda Presidencia Peronista, nunca les pareció digno de medir con la misma severa vara, a las múltiples y muy chocantes muestras de genuflexo culto a la personalidad de la realeza británica, que el anacrónico sistema monárquico – imperial impone a sus súbditos, con el rostro de la reina (-sí, la actual-) en los billetes de libras esterlinas, en los aeropuertos, museos y en cuanto lugar público pueda imaginarse!

Pero allá ellos los europeos monárquicos con sus rituales medioevales y sus sociedades estratificadamente clasistas, más allá de las bondades del Estado Benefactor que con tanta dedicación parecen hoy empeñados en destruir.

El caso es que por estos pagos, más allá de la buena voluntad que seguramente inspiró a quienes por la igualdad de oportunidades al interior que permitió el Fútbol Para Todos, al pretender imponer el nombre de La Presidente a un estadio de fútbol; menos mal que la rápida reacción de Cristina impidió que se avanzara en una iniciativa que básicamente generaba innecesarias rispideces; y que hubiese servido de otra excusa prefabricada para quienes quieren volver a imponernos el neoliberalismo salvaje del noventismo; ese del Estado ausente, de la economía en caída libre, del tejido social quebrado  y en disolución, de las emigraciones forzosas, del país en desocupación crónica y creciente…aunque “cierta” clase media se empeñe en no darse cuenta, e inconscientemente apoye a quienes quieren reeditar aquel infierno que nos llevó de bruces a la crisis terminal de 2001.

Sería bueno entender que más allá de las casi innumerables concreciones positivas, que nos permiten hoy estar en un país muy diferente y mejor que aquel de la desesperanza crónica noventista, existen otras varias “sumas que restan”, de las cuales me permito señalar algunas, que por cierto es necesario corregir sin vacilaciones.

·       La prédica del anarquista O. Bayer, con sus indisimulados odios a las Fuerzas Armadas (instituciones imprescindibles para cualquier país organizado), y con su negativa promoción del racismo invertido, que es el indigenismo a ultranza que practica…con tanto apoyo de Gran Bretaña y otras potencias colonialistas.

·       Las rebuscadas interpretaciones marxistas de nuestra realidad y nuestra historia, de un sin duda inteligente pero dogmático J.P.Feinmann, con prédicas corrosivas que incluso se oponen a la Política Económica Heterodoxa, con aspectos desarrollistas y en nada marxista, que de hecho se está ejecutando.

·       Vinculado con los anteriores, los feroces y hasta malintencionados ataques a la memoria de Julio Argentino Roca; sin duda uno de los grandes presidentes de Argentina –más allá de los condicionamientos de la época y de errores de los que nadie está exento-, y sobre todo el mérito de haber sido el responsable principal del ocaso definitivo del muy nefasto y ultra unitario mitrismo, con el cual erróneamente se coaligaron algunas figuras de trascendencia, como Leandro Alem, además de personajes y figurones de la oligarquía vacuna.

·       Algunos “progresistas” muy mal informados, que creen positivo apoyar al ultra ecologismo (que nos quiere anclar al subdesarrollo crónico) y al ultra indigenismo (que busca ser funcional al proyecto de completa balcanización, que claramente buscan las potencias coloniales).

·       Los que sin saber nada del tema, llevados por lo “políticamente correcto” atacan irracionalmente a la minería, los cultivos de soja, el desarrollo nuclear, la hidroelectricidad, las industrias y cuanta actividad está traccionando positivamente a la economía argentina…chocando con las acciones económicas proclives al imprescindible desarrollo socio económico, que es un objetivo claro de la heterodoxia económica, que es la que impulsó el indudable formidable desarrollo concretado en los precedentes diez años.

·       Otros “progres”, que practican el “deporte” de denostar injuriosamente al catolicismo, sin advertir no solo las ofensas a la Fe mayoritaria de la población argentina y latinoamericana, sino también la formidable ligazón cultural que ese hecho construyó en nuestros pueblos, y los profundos sentimientos de amor, igualdad y solidaridad implícitos; por cierto muy distintos al egoísmo e incluso racismo explícito de varias vertientes del calvinismo fuertemente materialista anglosajón.

·       El listado no se agota.

 

C.P.N. CARLOS ANDRÉS ORTIZ

Docente e Investigador de Temas Económicos y Geopolíticos

UN VULGAR BOCA - RIVER O POLÍTICA CON VISIÓN DE GRANDEZA

 

Las discusiones suscitadas en Facebook pueden ser temas interesantes a analizar y debatir.

Algunos discuten como si se tratara de un Boca – River, con posiciones pretendidamente irreductibles, que se basan solo en la adhesión a un partido o sector político, desde ese reduccionismo se abroquelan, y frecuentemente ante la extrema pobreza de argumentos y carencia de fundamentos, optan por dar vivas a “su” sector político, o recurren a la bajeza de los insultos, demostrativos de la falta de capacidad para sustentar sus posturas, las cuales por lo general suelen ser meramente emotivas, aunque sean irracionales e insustentables.

Analizando algunos comentarios iniciados por el ex gobernador de Misiones Ricardo Barrios Arrechea, las respuestas expuestas dejan mucha tela para cortar.

En primer lugar, parto del aprecio sincero y del respeto a Cacho Barrios Arrechea, y a su período de gobierno, el cual tuvo grandes aciertos, otros no tan significativos, temas que al fin resultaron inocuos, y también errores, algunos significativos. Ningún ser humano deja de cometer errores, ese no es el quid del tema. Lo significativo es que –claramente- el gobierno de Barrios Arrechea fue del tipo de un Estado Activo, como gestor e impulsor de cambios en la realidad socio-económica provincial. Recalco, Estado Activo, que es la antítesis del neoliberalismo salvaje, ese del Estado bobo, inexistente, que deja su lugar al “mercado”, que en buen castizo significa LAS CORPORACIONES ECONÓMICAS y sus múltiples ramificaciones.

Por ello resultó un error garrafal, seguramente cometido a sabiendas para “no sacar los pies del plato” de las estructuras partidarias actuales, que el bueno de Don Cacho salga afirmando, lo más orondo, que “no es responsabilidad del Estado promocionar la producción de automotores en Argentina”, contestando con ello alguna respuesta mía, en la cual señalé las enormes diferencias entre el decadente alfonsinato (100.000 unidades anuales y en declive) y las más de 800.000 y en aumento actuales. Eso tomando un indicador de producción, de los muchos que pueden mostrarse.

Claramente por no desacreditar el accionar de los impresentables “conductores” del radicalismo de los últimos años (o décadas), que mediocremente aplicaron políticas de Estado ausente; Don Cacho afirma exactamente lo contrario a lo que hizo –en algunos casos con gran coraje cívico- cuando gobernó Misiones, actuando decididamente en varios ámbitos de la realidad provincial, y el caso más patente de ese coraje cívico fue comenzar la gran obra pública que es la Central Hidroeléctrica de Urugua-Í. ¿Y ahora “el Cacho” se muestra afín al Estado bobo que propugnan sus “líderes” nacionales?

Respecto del alfonsinato, es más que evidente que el radicalismo está desesperadamente ansioso por mostrar a un “prócer” reciente, y para ello intenta exaltar de modo tergiversado y erróneo, la muy deshilachada imagen de “Alfonso el viejo”.

En realidad, después de Yrigoyen, poco y nada para mostrar en el centenario partido, dentro de mediocridades y componendas, a excepción de la indudable honestidad de Illia o algo más…¡muy poco para los últimos 80 años! Si hasta Frondizi debió “emigrar” políticamente, pues las “roscas” internas no daban lugar a su indudable inteligencia y capacidad de estadista.

Ya expuse antes por que al accionar de ese personaje histórico –Alfonsín- le corresponde el calificativo de infame traidor a la Patria, característica disimulada por su buena pero vacía verba, su cara bonachona, y las enormes esperanzas que suscitó –en los muchos que le creyeron- y que defraudó claramente. Y más allá de algunos retoques cosméticos por presentar supuestos “grandes éxitos políticos”, lo político no está escindido de lo económico, ni de lo social. Todo se vincula fuertemente, y en todo ello hizo agua claramente, el pretendido (por sus seguidores) “aspirante a prócer”. Algunas de sus lacras son las siguientes.

·       Destrozó a la instrucción pública, con la muy nefasta reforma educativa, que vació de contenidos esenciales a la escuela pública primaria y secundaria. Por demérito de esos “renovados” planes de instrucción pública –con escasa o nula formación en lengua, matemática, historia y geografía-; hoy tenemos muchos egresados secundarios (algunos incluso ejerciendo la docencia) que no saben redactar una nota, que no tienen lecto comprensión, que les cuesta horrores calcular un porcentaje o dividir, que no tienen ni idea de la historia mundial y argentina, y que no conocen cuales son las provincias argentinas, ni saben ubicar nuestra provincia en un mapa argentino (todo esto sin una pizca de exageración).

·       Preparó el terreno para el desguace laboral que luego consumaron el menemato y el delarruato, con la “flexibilidad laboral” y otras medidas similares.

·       No supo, o no pudo, o no tuvo el coraje para sacar al país de la telaraña que nos mantuvo atados al nefasto neoliberalismo económico, con lo cual la hiperinflación fue incontrolable, la sumisión al FMI una oprobiosa realidad, la desindustrialización siguió acentuándose, la desocupación aumentó y se hizo crónica, la emigración masiva se agravó, el PBI cayó casi 10 %, dejó que las Empresas del Estado sigan manejadas por personeros del liberalismo salvaje (interesados en la destrucción y desprestigio de esas Empresas Estatales) y sumió en la inacción a los entes tecnológicos nacionales.

·       Puso al sector energético en manos de personeros del neoliberalismo extremo, ultra privatistas y termoeléctricos confesos, favorables a “preparar las condiciones” para las privatizaciones salvajes y acentuar la dependencia de los hidrocarburos en lo relativo a la generación eléctrica. Mostró notoria inacción y falta de ideas, para intentar solucionar la crisis eléctrica acaecida a fines de su gobierno. No puede omitirse que desde hace un tiempo, esos mismos personeros del neoliberalismo que manejaron con tan funestos resultados el Sector Energético en tiempos del alfonsinato, menemato y delarruato, se muestran como supuestos “salvadores de la Patria” y pretenden “dictar cátedra” acerca de como manejar el mismo Sector Energético que ellos contribuyeron a destrozar.

·       En forma arteramente cobarde y antinacional, frenó el desarrollo del Plan Nuclear, por clara imposición de sus mentores anglosajones, cuando oficialmente se enteró que la Comisión Nacional de Energía Atómica había logrado terminar las investigaciones para dominar el ciclo completo de la elaboración de combustibles nucleares. La privó de presupuesto, no solo para proseguir el desarrollo tecnológico con las investigaciones, sino que congeló las vacantes, con lo cual condenó a la desaparición a esta actividad en la cual Argentina es uno de los líderes mundiales. Recién en 2006 se revirtió esa infame realidad. De hecho, también paralizó la construcción de la Central Nuclear Atucha II, ocasionando enormes costos y descomunales lucros cesantes, por haber sido el causante inicial de la paralización de esa importante obra, por más de dos décadas.

·       De última, claramente “arrugó” frente a las presiones de los sectores cívico–militares procesistas, que tanto daño hicieron al país y a las propias Fuerzas Armadas.

·       Emprendió con perverso sigilo las infames tareas de desmalvinización de la sociedad, muy a la medida de las necesidades e imposiciones británicas.

·       Comenzó las tareas de desarticulación de las capacidades operativas reales de las Fuerzas Armadas, con lo cual puso al país en condiciones de total indefensión.

·       Según versiones creíbles, premió con la conducción de la Armada, a uno de los genocidas del cobarde bombardeo de Plaza de Mayo perpetrado en 1955, lo cual es creíble, pues antes otro de los genocidas (Miguel Ángel Zavala Ortiz, había sido Canciller de otro gobierno radical).

·       Hubo sonados casos de corrupción, hoy “olvidados” por muchos.

·       Fue partícipe necesario del muy infame Pacto de Olivos, que le dio oxígeno político al menemato, con lo cual consumó las brutales acciones de desguace de la economía argentina, con las terribles consecuencias sociales, políticas y estratégicas que por lógica devinieron de dichas muy negativas medidas.

·       El listado no se agota.

Respecto al accionar del ya veterano “retoño” de Raúl Ricardo, más allá de sus volteretas y cambios constantes, el hecho de haber impuesto como su candidato a vicepresidente, a un conocido economista del establishment neoliberal (copartícipe del muy infame noventismo), lo muestra de cuerpo entero…un simple flan político, que parece no saber adonde ir.

¿Quieren volver a reeditar las lacras del noventismo? ¿No pueden elaborar propuestas superadoras, coherentes y con criterio de Grandeza Nacional? ¿O solo muestran discursos mediocres, sin contenidos concretos?

En lugar de mostrarse como dignos herederos de Don Hipólito, parecerían coquetear con seguir las meandrosas actitudes de los “galeritas” alvearistas, cómplices y copartícipes de la década infame de los años ’30.

 

 

CARLOS ANDRÉS ORTIZ

Docente e Investigador de Temas Económicos y Geopolíticos

NITO, YACYRETÁ, Y LA IMPROVISADA DIRIGENCIA CORRENTINA

 

Nito Artaza es uno de los tantos casos de gentes del espectáculo, volcadas a la política. Como suele suceder en esos casos, a veces cuesta entender si opinan queriendo estar acordes a la enorme importancia de la función pública (como lo es por caso la alta responsabilidad de ser legislador nacional), o si se le filtran las veleidades e improvisaciones que seguramente son usuales sobre las tablas de los teatros, pero que dudosamente ameriten su ubicación en la Política (con mayúsculas).

En su muy discutible articulo referente a Yacyretá, publicado “casualmente” en Infobae (uno de los órganos de prensa fuertemente alineados con el ultra liberalismo económico de tipo “noventista”), pretendió fundamentar su postura crítica (o “correntinista”) disconforme con la Central Hidroeléctrica Yacyretá, y lamentablemente –para la alta función que realiza- solo demostró una preocupante falta de conocimientos –ignorancia total del tema- y una desmesura verborrágica que solo termina siendo un patético aporte a la confusión. Analicemos.

Ya el título es capcioso: “…una represa que rebasa”. Justamente, toda presa tiene un vaso, llenado el cual el agua se vierte por los vertederos…¿será que cree en “soluciones mágicas” como almacenar más agua que la que permite el vaso de la presa? ¿Acaso no sabe que todas las presas hidroeléctricas rebasan o vuelcan caudales aguas abajo, constante o esporàdicamente, menos las que no tienen agua?

Seguidamente se pregunta “por qué se generan estos desastres ambientales…causas naturales…y causas humanas”. ¿Siendo correntino, no sabe que nuestros grandes ríos mesopotámicos tienen crecientes esporádicas desde épocas inmemoriales? ¿A quien le querría atribuir la “culpa” si no existieran presas hidroeléctricas…a Tata Dios?

Se escandaliza por las consecuencias soportadas por la isla Apipé, la cual por sus terrenos muy bajos no pudo evitar –como siempre sucedió- una muy fuerte creciente. Ahora bien, existiendo una Red de Alerta Temprana (internacional), que avisa inmediatamente a todos los países y provincias aledaños a la Cuenca Del Plata, acerca de lluvias, escorrentías, crecientes provenientes de tramos superiores, etc., ¿por qué la provincia de Corrientes no tomó las debidas prevenciones, incluso evacuando a pobladores, ganados, etc.? ¿Se puso a averiguar –el verborrágico diputado- cual fue el accionar de los entes correntinos respectivos, o ante el desastre consumado, se dedicó a buscar un chivo expiatorio? Realmente cuesta suponer que una Central Binacional como Yacyretá, con personal entrenado y altamente capacitado, omita protocolos elementales para casos como este. Ahora bien, por los medios, todos sabíamos que estábamos en presencia de una gran masa de agua fluyendo corriente abajo, y ante casos como ese es usual que se vacíe parcialmente el vaso, para mitigar los efectos de la crecida…¿no lo sabían en Corrientes?

Después el legislador, la emprende con el discursito ecolátrico (modificación del medio ambiente y del hábitat de especies). ¡Chocolate por la noticia! Cabe decir que con honestidad, debería poner en la balanza el efecto ambiental y económico de ahorrar 5.000 millones de litros de gas oil por año (o combustibles equivalentes), de mejorar la navegación y de posibilitar otros usos positivos del agua. Ya que tiene tanta enjundia, ¿por qué el cómico devenido en legislador no impulsa la navegación fluvial argentina, que además de económica es muy beneficiosa al medio ambiente, y seria un factor de progreso de nuestra región?

Luego pasa a confundir groseramente la realidad, demostrando un supino desconocimiento (descartando la otra alternativa, que sería proceder de mala fe), pues le endilga a Yacyretá los problemas eléctricos que de larga data padece Corrientes, problemas que –es público y notorio- son consecuencia de la inacción o desidia o deficiente accionar de la empresa provincial DPEC, la cual no hizo en tiempo y forma las inversiones debidas en obras de Transmisión y Distribución, causas directas de los apagones y deficiencias serias del servicio eléctrico en distintas localidades de esa provincia. ¿Cómo desconoce algo tan elemental, el verborrágico legislador? Para que quede claro, las grandes usinas Generan, las empresas provinciales u otras empresas ad hoc, se encargan de la Transmisión y Distribución. Claro está que todo indica que la DPEC (empresa eléctrica del Estado de Corrientes), incluso supera a EMSA…en altísimos costos operativos,,,¡y eso es mucho decir!

Vuelve a demostrar un grado de ignorancia preocupante al afirmar que “para hacer frente a la crítica situación energética que enfrenta Corrientes la cota de la represa haya ascendido a 83 metros”, y sigue “funciona al límite de sus capacidades” para rematar “ya no contiene el líquido sino que lo rebasa”. ¡No Sr. Improvisado legislador, infórmese antes de opinar! La cota operativa normal de diseño es de 83 metros sobre el nivel del mar, y la elemental lógica técnica (que el legislador ignora y no se preocupó en instruirse antes de opinar tan “alegremente”) muestra que habitualmente Yacyretá opera a máxima capacidad, pues de otra forma parte del agua se pierde por los vertederos, en vez de generar valiosa energía. Y debería saber el osado opinante, que esta es una central hidroeléctrica de llanura, con diseño de presa de pasada, es decir con muy escasa capacidad de regular caudales. Dicho en castizo puro, agua que llega es agua que sigue, sea generando o perdiéndose por vertederos, pues muy poco puede almacenarse.

Distinto por caso de El Chocón, que está en un río de montaña (de caudales mucho menores que el enorme Paraná), pues aquella presa puede almacenar casi un año del caudal medio del Río Limay.

No se si algún charlatán pudo engatusar a los correntinos afirmando que Yacyretá podría regular caudales…pero dado el escasísimo nivel de comprensión y nulo nivel de conocimientos específicos demostrados por el improvisado legislador, es posible que esa peregrina afirmación (de supuesta capacidad de regulación de caudales) se deba a un malentendido asumido como cierto por el diputado Artaza.

Tan elemental es lo precedente, que por algo los vertederos y la obra están diseñados para soportar una creciente decamilenaria, calculada en 93.000 m3s, siendo que el caudal medio en ese punto del río es de 13.000 m3s (metros cúbicos por segundo). ¡Ojalá el diputado entienda las barrabasadas que tan poco responsablemente dijo!

Casi para rematar su poco feliz nota, se contradice luego: “sabíamos que iban a llegar inundaciones a Corrientes…”, ¿cómo, no era que la inundación lo tomó de sorpresa…?

Finalmente, en una mezcolanza en la que reclama regalías supuestamente adeudadas (cuesta creerle, dada su demostrada poca versación), vuelve a culpar a Yacyretá por las altas tarifas eléctricas en Corrientes, omitiendo las concretas responsabilidades de la DPEC y por ende de la dirigencia correntina, y culmina con un disparate tan burdo, que causa vergüenza ajena, al afirmar que “una represa que potencia las inundaciones”, y para colmo pretende condicionar la construcción de Garabí, que es una necesidad como poderoso factor de desarrollo del nordeste correntino, región que salvo el enclave de la dinámica ciudad de Virasoro, se caracteriza por el crónico estancamiento.

Con relación al revuelo mediático realizado por autoridades correntinas, centradas en la inundación en la Isla Apipé, cabe reiterar que resulta incomprensible que la provincia no haya tomado previsiones antes, siendo de público conocimiento el cuadro de creciente del río, y realmente cuesta creer que la EBY no haya notificado en tiempo y forma la apertura de las compuertas, precisamente para morigerar en algo la creciente. ¿No habrá sucedido eso en un feriado largo, en el cual nadie tomo nota, y al volver del mismo sin haberse tomado las debidas medidas anticipadamente, los funcionarios se encontraron con los hechos consumados?

Por otra parte, es de norma que las obras de defensa y saneamiento costero, se realizan desde la presa, hacia aguas arriba, es decir en el vaso que es la zona de influencia directa de la presa. Ahora Corrientes pretende que se hagan aguas abajo, contrariando lo usual en el tema. Y evidentemente, es viejo objetivo de la dirigencia correntina apropiarse de la conducción y la sede operativa de la EBY, las cual con toda lógica está instaladas en Posadas, por el doble motivo de ser la gran ciudad más cercana, y ser la capital de la provincia en la cual está la mayor parte del vaso de la presa.

Esos reclamos del conocido feudalismo político correntino, tienen un fuerte tufillo a una burda maniobra de política de muy bajo vuelo.

 

 

C.P.N. CARLOS ANDRÉS ORTIZ

Investigador de temas económicos y geopolíticos

MÁS MENTIRAS DE GREENPEACE

 

El Sector Nuclear Argentino es objeto de ataques constantes sumamente insidiosos, cargados de evidente mala fe, y con abundancia de mentiras, verdades a medias y groseras tergiversaciones, por parte del sistemático terrorismo ecolátrico practicado por Greenpeace.

El último de esos ataques provino del encargado de prensa de la transnacional ultra ecológica, Mauro Fernández (que en la nota no aclara el rol que cumple, ni tampoco referencia ninguna capacidad profesional que lo habilite para opinar en temas técnicamente tan complejos), en un notablemente mentiroso artículo publicado el 7 de julio de 2013 en Infobae. No por casualidad el medio elegido para publicar es ultra liberal y opera –claramente si se analiza la orientación de diario- como parte de la guerra psicológica de los sectores más reaccionarios y antinacionales del establishment.

El título del panfletario y mendaz escrito “Argentina y su debilidad nuclear” ya se presta a varias lecturas.  Por una parte es groseramente mentiroso y malintencionado, pues en realidad Argentina exhibe una notoria fortaleza tecnológica y fabril en el Sector Nuclear, no siendo un dato menor que estamos dentro de los diez países con mayor desarrollo tecnológico nuclear, y no precisamente en los últimos lugares de ese “top ten”.

Sin duda ese título muestra subliminalmente cual es la intención de Greenpeace, que nos quiere ver débiles y maltrechos en lo referente al desarrollo nuclear, siendo claro que esa ONG transnacional británica opera como correa de transmisión de los mandatos del MI6 (la central de inteligencia del viejo imperio), el cual pretende volvernos al retrógrado esquema de país – granja, esquema que cuando fue aplicado nos redujo al tristísimo papel de dócil colonia subordinada a los intereses y mandatos de “su real majestad”.

A los ingenuos o desinformados, que pueda parecerles exagerada la precedente afirmación, cabe recordar que la Rusia de Putin expulsó sin miramientos a más de 100 ONGs (entre ellas Greenpeace), acusadas de realizar tareas de espionaje y disolución social, también debe decirse que algunos socios fundadores de esa transnacional renunciaron a la misma denunciando públicamente el perfil fundamentalista que asumió, y que en varios países está seriamente desprestigiada (por caso Noruega), por sus engañosos procedimientos, mientras que en otros se la asimila a simples empresas comerciales, debiendo tributar impuestos (Canadá).

Si bien desde que muy tempranamente (en 1950) Argentina comenzó el desarrollo nuclear autónomo, ese importante grado de autonomía y de desarrollo tecnológico molestó a las potencias dominantes, fue a partir de la venta de un reactor de investigación a Australia (año 2000), cuando el imperio británico evidenció sentirse muy molesto, pues en la licitación final el propio ente estatal nuclear británico fue derrotado por nuestra empresa estatal INVAP, la cual es una derivación del señero y temprano accionar de la Comisión Nacional de Energía Atómica. No puede entonces sorprender la notable agresividad de Greenpeace contra el desarrollo nuclear argentino, apelando para esas arteras campañas a todo tipo de mentiras y distorsiones, operando básicamente con la clásica metodología del terrorismo mediático, infundiendo miedos en la población, en un tema complejo respecto al cual previamente se realizaron muchas acciones de desprestigio mediático muy malintencionado, y del cual por las complejidades técnicas la gente común no conoce mucho.

Miente alevosamente Greenpeace, al afirmar que la energía nuclear es “cara, sucia y peligrosa”, siendo que en realidad es económica, particularmente limpia y notablemente segura.

Claramente los estudios técnicos indican que la generación nuclear es la segunda tecnología más económica por KWh, después de la más barata que es la hidroeléctrica.

Es limpia, pues no emite ningún residuo a la atmósfera, ni al agua ni a la tierra, y existen probadas y muy seguras tecnologías para el almacenamiento definitivo del combustible gastado (las barras de zircaloy que envuelven al uranio ya utilizado), y fue precisamente Greenpeace, con su mendaz accionar terrorista mediático, la responsable que se haya archivado el proyecto del repositorio nuclear en Gastre, Chubut, cuidadosamente diseñado y en un área geológicamente muy estable…¡otra canallada de esos agentes del subdesarrollo crónico, que usan a la ecología fundamentalista como excusa para fomentar el subdesarrollo!

Es segura, dado que los accidentes ocurridos en todo el mundo, se cuentan con los dedos de una mano, y en todos ellos el terrorismo mediático de los agitadores ultra ecologistas, se encargó de exagerar, mentir e infundir miedos irracionales.

Claramente ocurrieron muchísimo menos accidentes e incidentes en centrales nucleares, que en los incontables acaecidos en las centrales termoeléctricas (de hecho estimuladas por esas ONGs pseudo ambientalistas), y también mucho menos que  los numerosos sucedidos en las eólicas (estos accidentes nunca son difundidos, como tampoco los rechazos que los “molinos de viento” provocan en diversas poblaciones europeas).

En forma aviesamente malintencionada, Greenpeace no menciona que el Sector Nuclear Argentino tiene elevadísimos niveles de seguridad, siendo en ello un ejemplo recurrentemente citado a nivel mundial. ¡Pero esa noticia “no vende” y es “políticamente incorrecta” a los fines del terrorismo ecolátrico!

Miente Greenpeace cuando menciona el caso de Fukushima, en el cual las muertes y reales perjuicios fueron ocasionados por el maremoto (tsunami) y NO por la propia central nuclear, mintiendo también respecto a los supuestos graves problemas de radiación, probadamente falsos según informes técnicos irrefutables.

Oculta Greenpeace los serios problemas que le causó a Japón la histeria antinuclear (fogoneada por las transnacionales del ecologismo cavernario), pues se vio obligado a importar cantidades siderales de gas natural, al punto que por eso debió soportar saldo negativo en su balanza comercial, por primera vez en más de cuatro décadas. Y oculta que la supuesta “gran solución” de las energías eólica y solar, por sus insalvables limitaciones técnicas, no fueron capaces de suplir a las nucleares, ni en Japón ni en Alemania, debiendo ambos países recurrir a la mucho más costosa y contaminante generación termoeléctrica, quemando descomunales cantidades adicionales de gas, petróleo y carbón…¡precisamente lo más opuesto a lo “ecológico”! ¿Por qué sistemáticamente ocultan y falsean informaciones, esos terroristas ecológicos de Greenpeace y otras ONGs similares?

Miente descaradamente cuando afirma que la Central Nuclear Embalse (Córdoba) es del mismo tipo que la de Chernobyl. Cualquiera que sabe el abc de la tecnología nuclear, conoce que las tres centrales argentinas siguen el modelo de las usinas “occidentales” (del área no comunista), algo más costosas pero muchísimo más seguras que las “orientales”, en su momento construidas apresuradamente en la ex URSS, desechando instalar sistemas de seguridad redundantes, como el domo de cemento armado. Hoy Rusia, ya desechado el sistema comunista, dio a la seguridad la preponderancia que no tenía en la Unión Soviética. Las centrales argentinas tienen tres sistemas de seguridad redundantes, de forma tal que un accidente de dimensiones catastróficas es virtualmente imposible. Todo esto es ocultado con notoria malicia por Greenpeace.

Miente, oculta informaciones y se ubica como enemiga del desarrollo nacional, cuando esa ONG pretende impedir que Argentina prosiga con su desarrollo nuclear, instalando dos nuevas centrales nucleares que nos son muy necesarias para apuntalar nuestro desarrollo, para reemplazar los consumos de gas natural, y para operar reforzando las centrales de base del SADI (Sistema Argentino de Interconexión), en una función que por sus serias limitaciones técnicas, las centrales eólicas y solares NO PUEDEN REALIZAR.

Miente descaradamente Greenpeace, cuando afirma que en Córdoba se instaló un nuevo reactor nuclear, siendo que en realidad se extendió la vida útil de la muy necesaria e importante Central Nuclear de Embalse.

Con metodología de vulgares patoteros, pretende cambiar nuestro sistema de gobierno Representativo, Republicano y Federal, subvirtiendo instituciones y los poderes establecidos, al querer imponer el abyecto sistema de “audiencias públicas obligatorias”, que no son más que estados asamblearios permanentes, fácilmente manipulables por parte de agitadores profesionales, con lo cual pretenden impedir toda acción tendiente al desarrollo y sembrar el caos y la discordia permanentes, tal como insidiosa y arteramente no hicieron al fogonear el absurdo conflicto de las pasteras, montado para malquistarnos con una nación hermana de placenta, tal como lo es Uruguay.

Miente también, como colofón, cuando como supuesta “solución” apela a un muy falseado informe, montado con la complicidad de varias ONGs, entes vinculados con la provisión de “molinos viento” y otros, informe que hace agua por los cuatro costados, y del cual me encargué de señalar sus numerosas falencias, gruesas contradicciones, y flagrantes mentiras, en mi último libro titulado “Los Profetas del Caos”. Ese informe, pomposamente llamado “Escenarios Energéticos Argentina 2030, pretende imponer al como sea las caras e ineficientes usinas eólicas y solares, omitiendo sus serias limitaciones que las hacen inútiles para operar como usinas de base. Con ello, ese tergiversado informe (también fogoneado por entes asociados a Greenpeace y WWF – Vida Silvestre), impulsa de hecho mayores consumos de gas natural, entre otras varias iniciativas sumamente perjudiciales a los Intereses Nacionales.

Deleznable como siempre, el accionar corrosivo y mentiroso de Greenpeace…pero muchos crédulos y desinformados siguen creyendo en sus prédicas tan espectaculares como faltas de sustento…acordes a los dictados y agendas que les dictan desde La Rubia Albión.

 

 

C.P.N. CARLOS ANDRÉS ORTIZ

Investigador de temas económicos y geopolíticos