Archivo del blog

sábado, 26 de septiembre de 2015

LOS QOMS - DUDAS Y CERTEZAS Tema complejo el de los pueblos ancestrales americanos, dudosamente llamados “originarios”, pues “originario” de América no hay nadie, dado que la ciencia demostró que esas etnias prexistentes a los primeros europeos que llegaron a este continente, vinieron desde Asia. Menos “originarios” son los araucanos/mapuches, que ingresaron como invasores a nuestro territorio en el siglo XIX, exterminando a tehuelches y huarpes que habitaban en la región del Comahue y aledaños. ¡Claro que verdades como esta no la cuentan los promotores del indigenismo cavernario –anarquistas, marxistas, trostkos y otros “progres”-, que de hecho operan buscando la disolución nacional argentina! Y es un tema al que se lo hizo complejo adrede, pues la exacerbación del “indigenismo” como tema tabú y factor de disociación cultural, fue instalado sin ninguna pizca de inocencia, por acciones de pinzas ejecutadas por bien rentadas ONGs extranjeras y sus “filiales” argentinas, más las acciones de zapa de distorsionadores de la historia (como Osvaldo Bayer), y las pléyades de sociólogos, antropólogos y similares, que instalaron y difundieron en diversos ámbitos universitarios el “pensamiento políticamente correcto” de la victimización de los pueblos preexistentes, adosado a la distorsión demonizada del accionar español en nuestras tierras; todo lo cual fue rápidamente repetido al hartazgo por comunicadores sociales oportunistas, o de muy chatas capacidades de análisis crítico, cuando no directamente mercenarios. Con sutileza, ese hoy “pensamiento indigenista correcto” fue impuesto por diversas ONGs europeas y norteamericanas, siendo muy claro que desde los años ’80 del siglo XX, la figura de las ONGs fue creada, difundida y financiada como poderosa herramienta de las guerras blandas de sometimiento cultural, insidiosamente impulsadas por las potencias tradicionales del G 7, y sus socios/subordinados principales. La finalidad muy clara, es crear la condiciones de quiebre social y cultural profundo e irremediable, instalando prefabricados odios pseudo raciales muy profundos, que sirvan posteriormente de excusas perfectas para acciones de disolución nacional, las que sin duda podrán incluir intervenciones armadas extranjeras, con “fines humanitarios”. La usual táctica hipócrita de “democratizar y pacificar a los bombazos”, aplicada por las potencias neocolonialistas, en numerosos países en las últimas tres o cuatro décadas. Curiosamente –o no, según se considere, pues abona a la confusión conceptual-, varias de las etnias de los pueblos prexistentes, son llamadas en formas diferentes. Los muy promocionados “mapuches”, eran conocidos como araucanos (de Arauco, Chile, de donde provienen como invasores y exterminadores de otros pueblos preexistentes de la Patagonia Argentina); los “wichis” eran los matacos; a los guaraníes de Misiones hoy se los llama “mbya” (que serían una de las ramas de la geográficamente extendida etnia guaraní), los tobas hoy son conocidos como “qoms” (palabra impronunciable en castellano correcto, para aumentar la confusión). En todos los casos, en vez de procurar integrarlos, cierto martilleo “indigenista” busca perpetuar o incluso crear unas especies de ghetos, a los que se adosa una amplificada victimización, que tiende a inculcar “culpas” en el resto de la sociedad. Es una maniobra persistente, cuidadosamente instrumentada con notable perversión, que busca crear divisiones insanables en la población argentina. Va a contramano de la integración, que naturalmente por mestizaje y por inclusión social espontánea, se dio en toda nuestra Iberoamérica, incluyendo también en los países que por procesos inmigratorios tienen mayorías de poblaciones de orígenes europeos, como Argentina, Uruguay y Costa Rica. Muchos temas para evaluar respecto al “indigenismo”. La violencia y agresividad creciente de los activistas araucanos/ “mapuches”, azuzados por una provocadora europea eslava ¿originaria…? de apellido Bullorovsky; los matacos/wichis con caciques que hablan inglés a la perfección y que –según referencias- constituyen la mayor concentración de conversos a la Iglesia Anglicana en Argentina…¿casual?; una acentuación de la separación cultural de los guaraníes en Misiones, a trasmano de silenciosas tareas de asistencia e integración efectiva, como la que fuera realizada por el Padre Marquardt años atrás; los muy marginados tobas/qoms, mayoritariamente autodesplazados de medios rurales de Formosa y Chaco, y radicados en cordones urbanos de Resistencia y sobre todo de Rosario, junto a criollos y gringos empobrecidos, en general lamentables resabios de los años ’90 y precedentes que aun no se han sustraído de los niveles de pobreza, en algunos casos extrema (pobreza similar a otros asentamientos en villas de emergencia); situación muy lamentable que para solucionarse integralmente requiere no solo recursos económicos, sino tareas gigantescas de educadores, asistentes sociales, etc. Sin duda que es de elemental solidaridad humana, y porque no de cristianismo básico, implementar medidas de urgentes mejoras socio económicas, que deben prever inclusión social y cultural, facilitando el acceso a la escolaridad en todos sus niveles y también a la Universidad, a los pocos grupos indígenas aun no integrados social y culturalmente. Mantener y profundizar situaciones de aislamiento o separación, está en contra de toda lógica, y actúa perversamente instalando situaciones de disolución social y nacional. Uno de los tantos hechos “curiosos”, es advertir que la prefabricada “bandera” indigenista, es utilizada por esos grupos separatistas en reemplazo de la enseña patria argentina. Eso es inadmisible, siendo fogoneado no solo por las ONGs extranjeras y las locales vinculadas, sino también por ciertos “intelectuales” sociólogos y similares, contando además con el oportunismo político denigrantes de ciertas “izquierdas” apátridas y otros politiqueros de bajo vuelo y nulo patriotismo. Sería interesante constatar quienes financian los “congresos”, las movilizaciones y sus traslados y gastos adicionales; y por caso, la prolongada estadía de varios activistas instalados en la Avenida 9 de Julio, en pleno centro de Buenos Aires. ¿De que viven, y quien cubre mientras tanto las necesidades de sus grupos familiares? Otro aspecto interesante, es la clara “sobreactuación” de los autopromocionados caciques u otros dirigentes indigenistas, usando vinchas y otros atuendos que claramente son anacrónicos (fuera de época) y que hace mucho en sus propias comunidades habían caído en desuso. Parece una puesta en escena, un toque de color, que más que darle le quita visos de autenticidad a esas profusamente difundidas reuniones y asambleas. ¿Quiénes en verdad las convocan, quienes las financian, y cuales son sus reales fines últimos? Respecto a las lamentables muertes por desnutrición crónica, tuberculosis y otros males de la miseria de un niño toba/qom, y de algunos familiares del mismo, sin duda cabe coincidir que todo esfuerzo para que no se repitan debe ser hecho al máximo. Son lamentables casos aislados, pero que pueden encontrarse en muchas villas miseria de pobreza extrema, que no se reducen a poblaciones indígenas u originarias. Es un tema muy complejo, en el cual existen factores sociales, económicos, culturales, etc., sin duda de difícil solución, que duelen e hieren el sentimiento. Curiosamente, el cacique toba/qom que dirige el acampe en Buenos Aires, parece muy bien alimentado… Pero claramente, la situación de esa minoría indígena (o de pueblos prexistentes), que se mantiene aislada y padece necesidades básicas insatisfechas, es utilizada políticamente con fines que no tienen que ver con lo solidario, precisamente. Más bien esas utilizaciones de la foto del niño desnutrido y otras acciones de similar tenor de difusión, parecerían operar en línea con otro tipo de actitudes, como la del senador nacional Petcoff Naidenoff, que en un acto de muy dudoso patriotismo (o más bien de clara traición a la patria), fue al Congreso del Paraguay, ¡a denunciar a Argentina!, eso en su afán de oponerse a la instalación de la fábrica química Dioxitex (doble traición, pues se opone al desarrollo), y entorpecer la instalación de la pequeña central nuclear CAREM, demonizando y falseando peligros inexistentes, y con ello buscando a la vez frenar el exitoso y renacido Plan Nuclear Argentino. ¡Claro que para tan infames tareas, tuvo otros “socios”!, como el verborrágico y desaprensivo opinador al voleo, que demostró ser el actual obispo de Formosa, también asociado de hecho al fundamentalismo ultra ecologista. ¿Un obispo católico haciendo causa común con los neopaganos de la ecolatría? ¡Cosas veredes, Sancho! Muchos actores y pocas acciones, demostrando que el pobre niño muerto por la miseria crónica (que lleva décadas, y que claramente es socialmente mucho más acotada que en los siniestros años ‘90), a muchos solo interesaba como excusa politiquera de muy baja estofa. Las recomendaciones del Informe Rockefeller, de 1969, que definió al idioma, historia y religión en común, como los tres principales factores de unificación de Íbero América, y que por lo tanto deberían ser atacados por el poder imperial del “gran país del norte”; están siendo implementadas rigurosamente por el ultra indigenismo fogoneado por esas ONGs (como la británica Mapuche Nation), y por las huestes de odiadores seriales de ciertas corrientes sociológicas, antropológicas y similares; que no casualmente promueven la “necesaria” primacía de las lenguas indígenas sobre el idioma castellano que a todos nos une; una historia separada y cargada de odios anti hispanos y de racismo anti caucásico (blanco), dejando en un limbo racial a las amplias mayorías de poblaciones mestizas que integran nuestros pueblos; y promueve activamente el resurgimiento de las casi extinguidas religiones o cultos chamánicos, atacando feroz y sistemáticamente al predominante catolicismo, pero no a las sectas y/o iglesias diversas que florecieron en las últimas décadas con abiertas o encubiertas financiaciones de “fundaciones” extranjeras, básicamente de EEUU y Canadá. Varios de esos cultos chamánicos incluían sacrificios humanos. ¿Se ofrecerán como víctimas propiciatorias, esos “progresistas” diversos que tan entusiastamente promueven el “retorno a las fuentes religiosas originarias”, de los pocos bolsones de etnias preexistentes, que no se integraron a nuestra cultura argentina? MGTR CARLOS ANDRÉS ORTIZ Analista de Temas Económicos y Geopolíticos

jueves, 17 de septiembre de 2015

URUGUAY RECHAZÓ LA ESCLAVITUD DEL LIBRE CAMBIO Parece un confuso juego de palabras, pero es una decisiva actitud, la asumida por Uruguay, ante las presiones y embates sostenidos por hacer claudicar ante los poderes financieros y económicos transnacionales, a la pequeña nación Del Plata. El tratado de “libre comercio” (en inglés llamado TISA) que sectores internos uruguayos “fenicios” (comerciantes que solo ven egoístas beneficios propios cortoplacistas, y omiten toda consideración estratégica y de largo plazo) y algunos crédulos del discurso liberal, buscaban hacer aprobar al como sea, afortunadamente fue rechazado por mayorías políticas que entendieron y reaccionaron a tiempo, ante el neoesclavismo institucionalizado que significan los acuerdos de “libre comercio”, que los poderes financieros y corporativos transnacionales –con los apoyos de las potencias tradicionales del G 7-, buscan implementar a escala mundial. La incorporación de Uruguay al TISA, sumado al acoso neoliberal sobre Brasil, las presiones del establishment ultra conservador de Argentina, y el nunca dejado de lado “libre cambio” del Paraguay (que en ese contexto crece, pero no se desarrolla), hubiese podido transformar en letra muerta al Mercosur, y hubiese afectado seriamente a la Unasur y potencialmente a la Celac. A la vez, las presiones disociadoras ejercidas sobre Sudamérica, que claramente tienen el objetivo de “volver a disciplinarnos” en el patio trasero de EEUU y la UE, significan un tiro por elevación, que intentan debilitar al BRICS (al afectar a uno de sus componentes), y también bajar el tono o convertir en depreciados convenios, a las alianzas estratégicas que Rusia y China anudaron con los principales países de nuestra región, y en particular Argentina y Brasil. Debe recordarse que el caballo de Troya del “libre comercio” es la eterna excusa que las potencias tradicionales (EEUU, Gran Bretaña, Francia, Japón y otros), pretenden utilizar para desmontar nuestros procesos de desarrollos tecnológicos autónomos, y volvernos nuevamente economías primarias, desindustrializadas e inconexamente desestructuradas; con lo cual volveríamos al decimonónico rol de simples proveedores dóciles de materias primas, y en receptores indefensos de las crisis económicas que la especulación financiera desenfrenada produce en el hoy algo alicaído “primer mundo”. Por supuesto, el concepto de “primer mundo” está muy relacionado con el G 7 (EEUU, Canadá, Gran Bretaña, Francia, Alemania, Italia, Japón) y otros aliados/subordinados a esas potencias tradicionales; y es un concepto que se contrapone al hoy poco utilizado del “tercer mundo”, eufemismo que quiere decir mundo subdesarrollado. Respecto a la hipocresía del concepto de “libre mercado”, es de recordar que la Unión Europea, mantiene sus férreas medidas proteccionistas que impiden el acceso de nuestras muy competitivas producciones de alimentos, así como respecto a nuestras producciones de biocombustibles, descaradamente clasificadas como incursas en procesos de dumping (precios subvencionados para exportar), lo cual es demostradamente falso. Y EEUU aplica similares criterios también para cerrar su mercado interno a nuestras carnes y otros alimentos que podemos producir más eficiente y económicamente que ellos. ¡Claras medidas de doble discurso, “librecambista” para inundarnos con sus exportaciones, pero restrictivos y proteccionistas en las áreas que les interesa subvencionar, como la agricultura “comunitaria” (Europea)! Debemos avanzar en medidas que favorezcan el desarrollo pleno de todos los socios del Mercosur, Unasur y Celac, como algo necesario, imprescindible; pero además como reaseguro que no nos insertarán nuevos caballos de Troya del disolvente “libre mercado”, con el que nos quiere volver a subordinar a los dictados de los globalizadores a ultranza, que bajo diversas excusas buscan diluir los poderes fácticos de nuestras naciones, y disolver nuestras necesarias alianzas regionales, instrumentos imprescindibles en el mundo de grandes bloques regionales que indudablemente muestra la geopolítica del siglo XXI. MGTER. CARLOS ANDRÉS ORTIZ ANALISTA DE TEMAS ECONÓMICOS Y GEOPOLÍTICOS

sábado, 12 de septiembre de 2015

MAPUCHES E INDIGENISTAS - AGENTES DE LA DISOLUCIÓN NACIONAL Verdaderos actos de brutales agresiones a la soberanía nacional, son los que están siendo perpetrados por los grupos “indigenistas”, abiertamente promovidos, promocionados y seguramente financiados desde los centros del poder mundial tradicional, y más precisamente desde la Unión Europea (UE) con foco principalísimo en Gran Bretaña. Para mayor precisión, definimos como “poder mundial tradicional” el formado por el triángulo de las naciones que hasta hace poco detentaban el oligopolio del poder económico mundial, que fueran autodenominadas bajo la impronta de la Comisión Trilateral (Norteamérica –EEUU y Canadá-, la UE, y Japón), conjunto de los cuales las que fueron principales potencias económicas constituyeron el hoy casi soslayado G 7 (Grupo de los Siete), formado por EEUU, Canadá, Japón, Alemania, Francia, Gran Bretaña e Italia. Grupo cuyo poder antes casi omnímodo, se erosionó en función de sus crisis económicas y otras profundas divergencias, además debido a la creciente importancia de las nuevas potencias emergentes. Si alguna duda pudiera quedar acerca de la fuerte influencia de la UE y de EEUU en esas ONGs transnacionales, cabe recordar que las casas matrices y las directivas de diversas ONGs, insidiosamente activas en nuestro país, se encuentran en Europa. El caso más grosero es el de Mapuche Nation, con sede en Bristol, y con todos sus integrantes menos su “presidente” mapuche, son británicos; y descaradamente promueven acciones de claro corte subversivo y secesionista, en la Patagonia Argentina y Chilena. ¡Burdas acciones de intromisiones en cuestiones internas de nuestros dos países, realizadas por súbditos británicos, seguramente operando como agentes semi encubiertos del Foreign Office y de su brazo de inteligencia e infiltración en el exterior, que es el MI 6! También operan otros mercenarios de la comunicación, y/o activistas a destajo acorde a sus disolventes ideologías anarquistas, trotskistas o similares, como sucede con el distorsionador de la historia y sembrador de odios irreconciliables, el argentino-germano Osvaldo Bayer, que con base operativa en Alemania, y lamentablemente con amplios espacios en la TV pública cultural oficial (Canal Encuentro), promueve el odio y el divisionismo de la población argentina, predicando el indigenismo a ultranza, sembrador de odios y distorsionador de la Historia Argentina, presentando a varias agresivas tribus pampeanas y patagónicas del siglo XIX, poco menos que como “carmelitas descalzas”, ocultando las matanzas y aberraciones cometidas por los malones. Y para ello, ataca maliciosamente la memoria y el accionar del artífice de la Argentina moderna, el dos veces Presidente Julio Argentino Roca, a quien le debemos nuestra soberanía en La Patagonia, en el Gran Chaco y en Misiones. Antes de esos accionares insidiosos y disolventes del ultra indigenismo, el pueblo argentino, se caracterizó básicamente por ser fraternalmente libre de perniciosos prejuicios raciales o culturales. La activista principal de las violentas y ya claramente secesionistas acciones de los “mapuches”, es Carol Bullorovsky, quien adoptó el falso nombre de Relmu Ñanku; que dice no hablar castellano, pero la vincha que tiene como parte del atuendo “originario” no logra esconder su fisonomía y claros orígenes europeos eslavos…¿Mapuche, o una mercenaria que opera para la disolución argentina, al servicio británico-europeo? Según trascendió, esa mercenaria europea habría agredido a una funcionaria argentina, durante un operativo pacífico realizado en la zona del Comahue (nordeste de la Patagonia Argentina). Además se perpetraron incendios contra capillas católicas, destrucciones de vehículos de profesionales y empresas que trabajan en la región, y recientemente (agosto/setiembre de 2015), impidieron trabajar a la petrolera estatal YPF, con lo cual paralizaron la producción de gas y petróleo, insumos estratégicos para la actividad social y económica de Argentina. ¿Esos no son actos atentatorios contra nuestra soberanía, y de clara traición a la patria? ¿Qué es eso de enarbolar una “bandera” mapuche, siendo que en nuestro territorio la única enseña válida es la Argentina? ¿Y la promoción, fomentada por “progresistas” varios, de la prefabricada bandera indígena, chillonamente multicolor, no constituye claramente otra acción de tipo disolvente, agresiva contra la argentinidad? Por supuesto, existen otras ONGs transnacionales, o “argentinas” financiadas desde el extranjero, que con la falsa cobertura del “ecologismo”, “derecho humanismo”, o los “estudios sociales y económicos”, promueven el subdesarrollo crónico bajo la falsa premisa del “conservacionismo” in extremis; de destrucciones del tejido social bajo la cobertura de inasibles “derechos humanos”; o promueven el retorno al neoliberalismo salvaje al estilo de los nefastos años ’90, bajo apelaciones de “libre mercado” y otras patrañas similares. ¡Nos quieren en el redil de los dóciles subordinados a las potencias del G 7, y enfrentados a los pueblos hermanos de nuestros bloques regionales del Mercosur, de la Unasur y la Celac! Y claramente, quieren que volvamos a ser tributarios esclavos de los poderes financieros transnacionales, de los cuales los buitres son solo la cara más visible y detestable. MGTER. CARLOS ANDRÉS ORTIZ ANALISTA DE TEMAS ECONÓMICOS Y GEOPOLÍTICOS

viernes, 11 de septiembre de 2015

ENTREVISTA EN SPUTNIK - MOSCÚ Opinión: "La adhesión de Argentina a los BRICS fortalecería el grupo" QUÉ PASA 18:02 10.09.2015(actualizada a las 19:03 11.09.2015) URL corto 2800 Así lo dijo Carlos Andés Ortiz, analista argentino de temas económicos y geopolíticos. Indicó que si los BRICS se convierten en los BRICSA “sería sumamente positivo” pues Argentina “tiene bastante influencia” en Latinoamérica, no integra bloques occidentales y “no tiene ningún problema estratégico” con las cinco mayores potencias emergentes. 00:00 / 00:00 Entretanto, la mandataria Cristina Fernández de Kirchner pidió al expresidente brasileño Luis Inácio Lula da Silva que ejerza su influencia para que Argentina llegue a ser el sexto miembro del bloque. Lea más en http://mundo.sputniknews.com/radio_que_pasa/20150910/1051330192.html#ixzz3lSOTmUC2 El audio al pie. http://sptnkne.ws/HN6

martes, 8 de septiembre de 2015

RÍO TURBIO - GREENPEACE MIENTE AL SERVICIO DEL IMPERIO Tal como es una constante en esa ONG transnacional británica del ecologismo fundamentalista, que esgrime la ecología como excusa “perfecta” para operar por el subdesarrollo crónico; GP (Greenpeace) vuelve a mentir groseramente, volviendo a atacar una gran iniciativa de desarrollo federal como es la Central Carbonífera de Río Turbio. En este caso, como en otros, el muy conservador y pro británico diario La Nación, opera como órgano amplificador de Greenpeace, en su edición del 04/09/2015, habiendo atacado antes a las hidroeléctricas patagónicas en construcción. Usuales acciones de desacreditación, de obras de gran importancia estratégica. Ya GP la había atacado durante el proceso de construcción, con mentirosos argumentos, como el muy sensiblero que arteramente afirmaba que “afectará los glaciares”, lo cual es otra burda mentira, dada la considerable distancia que separa Río Turbio de los glaciares más cercanos, y que los vientos van en contra, o sea que alejan los pocos residuos que puedan llegar a la atmósfera. También mentían con sus apocalípticas visiones de los residuos, asimilando la moderna planta instalada –de última generación- con anticuadas usinas carentes de todos los filtros y otros adelantos, que prácticamente anulan las gruesas plumas negras de las emisiones de usinas carboníferas de viejas tecnologías. En su momento los activistas de Greenpeace orquestaron una manifestación que iría al pie de la mina (junto a la cual está la moderna usina)…pero “prudentemente” solo llegaron hasta Río Gallegos, y desistieron de viajar los últimos 300 Km. hasta Río Turbio; seguramente con la “prudencia” que inspiran los rudos y esforzados trabajadores mineros y los que montaban la usina, que no los recibirían con los brazos abiertos, a esos “niños bien” de la zona norte de Buenos Aires y otros perejiles manipulables, que buscaban atentar contra sus fuentes de trabajo. En su momento esa rama minera fue impulsada bajo la estratégica visión de Perón en 1947, para disminuir la dependencia de combustibles importados; y ese estratégico rol sigue vigente; más aun en Río Turbio, hito de la soberanía nacional en el extremo sur continental. Ahora, volviendo a hacer causa común con los sectores políticos más retrógrados y antinacionales (de ese liberalismo doctrinal del país-estancia siempre opuesto a todo desarrollo integral), el vocero de Greenpeace Martín Prieto, vuelve a mentir, al afirmar en una enrevesada frase: “…en lugar de cambiar y avanzar hacia las energías renovables, el Gobierno Nacional sigue profundizando esa dependencia. El carbón es la peor opción energética, la más contaminante, la más costosa y la que más contribuye a acentuar el cambio climático. La usina de carbón de Río Turbio es una decisión desacertada en lo energético, lo económico, y lo ambiental. Con ese mismo dinero se podría producir el doble de energía eólica, energía renovable, limpia y segura”. Analicemos: - “Avanzar hacia energías renovables”. El panfletario informe “Escenarios Energéticos Argentina 2030”, invento de GP y otros entes promotores a ultranza de eólicas y solares, está lleno de groseras falsedades técnicas, verdades a medias y falsos planteamientos, que en rigor busca inundarnos al como sea con eólicas y solares, sin considerar sus altísimos costos y sus insalvables limitaciones técnicas. Eso lo analicé en mi libro “Los Profetas del Caos”, divulgado en caoenergia.blogspot.com.ar. El mismo planteo fundamentalista, fue remozado en otro panfletario informe, que ahora avanza hasta 2035, siempre con exigencias imperativas, “ordenadas” por varias transnacionales del ecologismo ultra, con los soportes de vendedores de esos equipos y otros técnicos vinculados a esa corriente “ecológico-energética”. Es decir, panfletos nada técnicos, impulsados por operadores interesados y vinculados con las comercializaciones de eólicas y solares. ¿Neutros y técnicos? Sin duda no, sesgados y de flojísimos argumentos técnicos. Incluso pretenden la incoherencia técnica de una matriz totalmente “renovable” (léase eólica y solar), siendo que esas tecnologías no sirven como usinas de base. ¡Una aberración! Pero acorde al “pensamiento correcto” dictado desde Europa, que busca nuestro subdesarrollo crónico, en nombre del “conservacionismo” salvaje y delirante. - “Cambiar y avanzar hacia energías renovables” ¿Acaso el falaz “experto energético” de la transnacional británica puede desconocer que las ‘renovables’ que sugestivamente promociona a ultranza, no sirven como energía de base, pues son generadoras intermitentes, que como tales –sin usinas de base como estabilizadoras- tornarían un caos inmanejable al sistema eléctrico?, ¿y por qué no explica como solucionar los muy altos costos reales por kWh de las “renovables”, para las que por algo exigen implementar onerosos subsidios?, ¿acaso desconoce los altos costos que aquejan a España, Dinamarca y Alemania, que incoherentemente sucumbieron a las presiones extremas de los activistas y/o mercenarios ‘verdes’?, ¿o acaso Alemania, por seguir el falaz discurso “verde” no pasó a ser patológicamente dependiente del gas ruso, del carbón polaco – estadounidense, y de la electricidad generada por sus socios comunitarios, con todos los problemas geopolíticos que eso produce? - “El gobierno nacional profundiza esa dependencia”. Falso, pues la dependencia negativa que tenemos es respecto al gas y al petróleo; mientras que el carbón permite ampliar coherentemente la diversificación de nuestra matriz eléctrica. Además, generar al pie de la mina, elimina costos económicos y ambientales de transporte; da trabajo genuino y bien pago en una región en la cual necesitamos afincar más población, y cumple un gran rol geopolítico, al consolidar la presencia argentina en el sur patagónico, presionado por viejas pero vigentes ambiciones expansionistas chilenas, y amenazado por el enclave militar británico de Malvinas. - “El carbón es la peor opción energética, la más contaminante, la más costosa y la que más contribuye a acentuar el cambio climático”. Falso y tendencioso. Si bien el carbón es el combustible fósil más contaminante, con las nuevas tecnologías eso se reduce en muy alto porcentaje. Y con las cenizas acumuladas, se producirán ladrillos, contribuyendo a crear más fuentes de trabajo en aquel confín patrio. No es la opción más costosa, por algo las grandes potencias tienen fuerte incidencia carbonífera en sus matrices eléctricas (lo cual no sucede en Argentina, donde el consumo de carbón seguirá siendo irrelevante). Por otra parte, los costos reales por kWh son mucho menores en las usinas carboníferas, que en las muy costosas por kWh y complicadas eólicas y solares. Todas las publicaciones técnicas lo demuestran contundentemente, al contrario de las omisiones o tergiversaciones de los panfletos de las ONGs del fundamentalismo ambientalista. - “. La usina de carbón de Río Turbio es una decisión desacertada en lo energético, lo económico, y lo ambiental”. Falso. Es una muy acertada decisión energética, pues inyecta potencia firme de base en el extremo austral del Sistema Interconectado, estabilizando el voltaje, lo cual siempre es técnicamente necesario. En lo económico, además de producir energía a menor precio por kWh que las conflictivas “renovables”, será energía de más calidad, y el poderoso efecto multiplicador económico en Río Turbio será considerable, e importante en toda Santa Cruz, al optimizar la provisión de electricidad. En lo ambiental, los ultraecologistas y los promotores-vendedores de “ventiladores” y paneles solares, ocultan prolijamente los muchos costos ambientales encubiertos de las “renovables”, cuyo detalle requeriría al menos otro artículo de similar extensión. Por otra parte, y no es un tema menor, la usina carbonífera de Río Turbio, y las grandes hidroeléctricas en el Río Santa Cruz, proveerán la imprescindible energía de base, que estabilizará las intermitencias de los parques eólicos proyectados en la Patagonia Austral, los que de otra forma requerirían muchas usinas a gas, funcionando como reservas calientes –o sea quemando gas constantemente-, con lo cual acentuarían la nociva dependencia del gas natural como combustible, que tiene el parque de generación argentino. No es casual que las ONGs “ambientalistas” británicas, busquen destruir el Plan Nuclear Argentino –puntal tecnológico de nuestro desarrollo-, embrollar nuestro sistema eléctrico con energías muy caras y llenas de limitaciones técnicas, y debilitar la presencia nacional en la estratégica Patagonia; pues una Argentina desarrollada y poderosa les es intolerable. Y para eso cuentan además con las acciones de zapa de Mapuche Nation y otros activistas del desguace nacional, bajo la cobertura del indigenismo ultra, también promovido por Gran Bretaña y sus socios de la UE y la OTAN. En tan infames tareas, colaboran los sectores político-económicos neoliberales; los “izquierdistas” siempre funcionales a aquellos (los mitro-marxistas, los trostkos y los anarquistas apátridas); varios “progresistas” fuera de foco; mercenarios de la comunicación: y unos cuantos muy confusos “retirados” patrioteros de bandera, que anclados en la anacrónica guerra fría, se niegan a abrir sus mentes y razonar con coherencia. Como se ve, nada inocente y nada fundado técnicamente, el constante accionar disolvente y antiargentino de la muy británica Greenpeace, operadora del agresivo imperio en sus constantes ataques de “guerras blandas” contra nuestro país. CARLOS ANDRÉS ORTIZ MAGISTER EN GESTIÓN DE LA ENERGÍA ANALISTA DE TEMAS ECONÓMICOS Y GEOPOLÍTICOS

jueves, 3 de septiembre de 2015

EUROPA PRUEBA SU PROPIA MEDICINA La Europa “comunitaria”, con los liderazgos de Gran Bretaña, Francia y Alemania; más Japón y la dupla EEUU-Canadá; formaron la triada del poder mundial (Norteamérica-UE-Japón), que en las últimas décadas del siglo XX marcó el rumbo de la geopolítica mundial e impuso políticas económicas con fuerte sesgo financiero-especulativo a casi todo el resto del mundo; todo ello bajo los dictados de políticas recesivas impuestas con mano dura por la dupla Banco Mundial - FMI. Ese poder mundial tradicional, estaba nucleado en la Comisión Trilateral, y como organismo de consulta y decisión, formó el Grupo de los 7, o G 7. Impulsaba (impulsa aun) e imponía al mundo el liberalismo extremo, llamado neoliberalismo salvaje, pero con claro doble discurso, no lo practicaba, al menos con la misma crudeza, en los países de ese exclusivo “club” de poder. Como notable giro histórico, las potencias que obligaron al resto del mundo a subordinarse a perversas “recetas” recesivas neoliberales, dictadas por el poder financiero transnacional, padecen hoy los efectos nocivos de los mismos poderes financieros especulativos, que pasaron a ser preponderantes en sus economías, con lo cual la crisis especulativa financiera de las hipotecas basuras, originada en EEUU, se propagó rápidamente a Europa, produciendo profundos descalabros generales que están lejos de ser solucionados, e incluso acentúan problemas prexistentes y amenazan con fracturar el bloque de la UE, que hasta ese momento parecía marchar a la consolidación a paso firme y bajo supuestos teóricamente igualitarios entre sus muchos y disímiles miembros. Bajo la tutela de la “Kaiser” Merkel y los apoyos de Francia y Gran Bretaña, la ”Troika” Europea (Comisión Europea, Banco Central Europeo y el FMI), “marca el paso” a Grecia y tiene en jaque a Portugal, Irlanda, España y otras naciones con economías del bloque en apuros. Pero los problemas se generalizan, y agudizan tensiones sociales, ante la propagación del “virus” neoliberal. ¡Están probando su propia medicina! Pero al estilo de Las Siete Plagas Bíblicas, las agresivas y en muchos casos crudamente racistas políticas de la Vieja Europa, aplicadas casi a discreción sobre otros pueblos carentes de poder político-económico-militar con suficiente capacidad de disuasión, les están causando problemas de magnitudes considerables y de muy dificultosas soluciones integrales. Por largos siglos, y sobre todo en los años dieciochescos y decimonónicos, las potencias europeas ocuparon, fraccionaron pueblos y territorios, y en particular saquearon riquezas y esclavizaron poblaciones de África, de las extensiones Sud Saharianas; pero también subordinaron a los pueblos Nord Saharianos. La miseria institucionalizada en el sufrido continente, fragmentado y empobrecido por siglos de colonialismo, provoca en las últimas décadas un continuo éxodo de población que se radica en Europa Occidental, la cual no siempre se integra bien y puede llegar a fracturar cultural y socialmente a los hoy poblacionalmente avejentados países del viejo continente. Por supuesto, las acciones de colonialismo y neocolonialismo perpetradas a lo largo de la historia, y sobre todo desde el siglo XX en adelante, no se agotan en el enunciado precedente. Pero en los últimos años, las agresiones militares directas de claro corte colonialista, que parecían un mal recuerdo del siglo XIX, volvieron como el modus operandi de la OTAN, que es el brazo armado de la Unión Europea, pero en los hechos subordinado al “socio mayor” que es EEUU. Las agresiones directas de potencias de la OTAN en Yugoeslavia, Iraq, Libia, Afganistán, actualmente en Siria, desarticularon y en los hechos fragmentaron esos países, que antes de las “intervenciones humanitarias a los bombazos”, en varios casos habían logrado razonables niveles de desarrollo y buenas condiciones de vida, medidas en el entorno del subdesarrollo de los excluidos del G 7. En ese contexto, la clara instigación a la disolución de Yugoeslavia (¿como “castigo” por sus políticas autónomas no subordinadas?), que incluyeron bombardeos por parte de unidades de las fuerzas aéreas de la UE, avivaron primero viejos odios raciales y religiosos, para después consumar por la fuerza la disolución de la Patria de Tito en siete Estados fragmentados e irrelevantes, hoy separados por odios y divisiones muy difíciles de superar. La zona de Los Balcanes, históricamente inestable y conmocionada, perdió la estabilidad e incluso la cierta relevancia político-económica, lograda después de la Segunda Guerra Mundial. Hoy Los Balcanes y países aledaños de la Europa Oriental, son la porosa frontera por la cual ingresan, camino a Europa Occidental, buena parte de las corrientes migratorias procedentes de África del Norte y del Medio Oriente, que se suman a los albanos, búlgaros, rumanos y otros, que emigraron antes al occidente en busca de mejores oportunidades. Las crecientes corrientes migratorias compuestas por poblaciones desesperadas, en muchos casos pagan con la muerte en El Mediterráneo sus desesperados intentos de encontrar un lugar donde vivir, al haber sido expulsados por la guerra y la miseria que la OTAN y los “señores de la guerra” locales, instituyeron en sus países. Provenientes básicamente de las naciones brutalmente agredidas por la OTAN, esos emigrantes forzosos significan un drama social y humano vergonzoso, de dimensiones horrorosas, que conforman una lacra que es clara consecuencia de las previas agresiones políticas, económicas y militares que los miembros de la OTAN realizaron inmisericordemente, por motivos tan oscuros como el petróleo que hoy manejan a discreción en algunas de esas desarticuladas naciones agredidas; y por otros intereses vinculados con la disputa por el poder mundial. El drama humanitario de los desplazados, le está creando a la vez un problema político y social muy difícil de solucionar, a la UE y en particular a sus socios más ricos, al evidenciar la insensibilidad de sus gobiernos ante el drama de toda esa pobre gente. Y les plantea dos opciones negativas:  o cierran sus fronteras y con ello evidencian la total carencia de valores humanos de las élites del poder europeo;  o les permiten radicarse donde esos emigrantes quieren (básicamente Alemania y Francia), con lo cual seguramente les generarán costos económicos considerables, y peor aun, potenciales severos problemas de integración cultural y social, que agregarán conflictividad a la ya compleja realidad socio económica europea actual. Europa está cosechando los amargos frutos de la soberbia neocolonial. Tanta muerte y sufrimiento de esos pobres seres humanos, son una vergüenza para la humanidad, pero sobre todo para los poderosos que ordenaron perpetrar las agresiones que generaron el caos en los países de los cuales provienen los desplazados forzosos. MGTER. CARLOS ANDRÉS ORTIZ ANALISTA DE TEMAS ECONÓMICOS Y GEOPOLÍTICOS