Archivo del blog

martes, 29 de noviembre de 2016

ENERGÍA ELÉCTRICA - UN AÑO PERDIDO
Con la ya usual metodología de “una motosierra en el quirófano” (destrozó lo que estaba en marcha, no mejoró nada y lo poco que hizo fue negativo), el gobierno neoliberal macrista, en medio de rimbombantes anuncios de “crisis energética” y de supuesta “lucha contra la corrupción”, dejó pasar prácticamente un año, sin implementar ninguna acción de fondo o ni siquiera obras menores de cierta significación, que hayan indicado un avance en infraestructura, en ninguna de las tres grandes áreas técnicas del servicio eléctrico: Generación – Transmisión – Distribución…con excepción del muy incentivado plan de “renovables”, que es una hipoteca descomunal que nos saldrá muy caro y frenará nuestro desarrollo…cuanto volvamos a tener un plan de gobierno que priorice el desarrollo y los Intereses Nacionales.
En el Sector de Generación no solo se perdió tiempo para comenzar nuevas obras, las que según la autoproclamada “emergencia energética” serían urgentísimas –y sin duda son estratégicamente muy importantes-, sino que además se pararon sin justificativos reales y concretos, varias obras de gran importancia energética, cuyos avances hubiesen dado un panorama mucho más despejado en el importante rubro de Generación, para los próximos años, e incluso para el actual en uno de esos casos.
Grotescas fueron las argumentaciones para paralizar Atucha 3 y las dos hidroeléctricas en Santa Cruz, cuyas construcciones habían comenzado y contaban con ventajosa financiación china; las que además provocaron un serio incidente diplomático con el principal socio comercial de Argentina. Además, como medida negativa claramente buscada por este gobierno adicto a los ajustes, al achicamiento y al subdesarrollo, más de 4.000 trabajadores directos resultaron afectados y/o despedidos, a consecuencia de esas paralizaciones de obras.
Semejantes brulotes de desgobierno inducido, solo fueron escamoteables al escarnio público que tan negativas medidas hubiesen provocado, en base al férreo blindaje mediático que le dan al neoliberalismo hoy gobernante, los medios concentrados dominados por los mismos poderes del oligopolio corporativo.
Semejante medida, pero en este caso sin consecuencias diplomáticas, es la injustificada demora –hasta hoy sin solución-, en el comienzo de generación de la Central Carbonífera de Río Turbio. Una turbina está instalada, y la otra paralizada en su instalación final, con lo cual se priva al Sistema Interconectado de 120 MW de Potencia disponibles pero no utilizados, y otros 120 MW que se haberse proseguido las tareas, estarían disponibles o en fecha muy cercana de terminación.
Como excusas para realizar esas paralizaciones de obras, que en sí
constituyen, por sus negativas implicancias, actos de traición a la patria, el gobierno neoliberal apeló –además de supuestos y nunca demostrados actos de “corrupción”- a las falaces argumentaciones del ecologismo cavernario, cuyo accionar es en Argentina encabezado por ONGs transnacionales británicas, a las que bajo la cobertura de un conservacionismo extremo, lo que les interesa es instalar el subdesarrollo crónico.
En la misma línea del absurdo, cabe la anulación del acuerdo con Rusia para financiar y construir la hidroeléctrica Chihuido 1 en Neuquén. En este caso Macri tensó la cuerda de las tratativas, exigiendo por dos veces una baja de la tasa de interés, lo cual motivó la cancelación de las tratativas por parte de Rusia. Además de buscar excusas para no hacer la obra, el burdo accionar de Macri muestra que el actual presidente argentino le da a las relaciones exteriores el mismo bajísimo nivel de formalidad que aplica en la actual política interna, mientras que un maestro del ajedrez geopolítico mundial, como Putin, tiene en claro que las relaciones exteriores no son burdas acciones payasescas ni de politiquería barata.
Agravando el panorama de “parate” total de inversiones en el Sector Eléctrico, las grandes usinas termoeléctricas, proyectadas como Ciclos Combinados, también fueron paralizadas, en este caso con el objetivo ya declarado de privatizarlas, o sea transferir sectores rentables a los “privados” amigos del poder…la misma “receta” que tan negativos resultados dio en los siniestros años ’90.
Se trata de las grandes usinas Brigadier López (Santa Fe), Guillermo Brown (Bahía Blanca), Ensenada de Barragán (La Plata) (*), en las cuales están funcionando dos grandes Turbinas de Gas en cada una, restando instalarse la respectiva Turbina de Vapor, para completar cada Ciclo Combinado.
Mientras no se instalen las Turbinas de Vapor (una por cada central), el vapor que emana a más de 500 grados centígrados de las Turbinas de Gas, se desperdicia venteándolo, siendo que con el equipamiento faltante, la generación total por cada Ciclo Combinado se incrementaría en 50 %, sin ningún consumo adicional de combustible.
La Potencia Instalada pendiente de concretar en las tres grandes usinas señaladas, es de 710 MW. Eso significa que se está desperdiciando la concreta posibilidad de generar 5.000 GWh/año adicionales, con cero consumo de combustible.
Dicho de otra forma, Argentina está perdiendo 1.150 millones de litros anuales de Gas Oil o combustible equivalente (en este caso gas natural), por demorar un conjunto de inversiones ridículamente reducidos si se lo compara con el “festival de nueva deuda externa” –a noviembre más de 50.000 millones de dólares- desatado en forma desenfrenada, el cual masivamente está orientado a ser fagocitado por las miríadas de especuladores que con la mayor prisa lo fugan al exterior…o lo dedican a la “timba financiera” implementada por el Banco Central, para luego de obtener suculentas ganancias, derivarlo a paraísos fiscales o cuentas en el exterior, operatoria de la cual el propio presidente y sus colaboradores podrían “dar cátedra”.
La Potencia Instalada total de las obras paralizadas o demoradas sin motivos reales, es la siguiente.
Centrales Hidroeléctricas N Kirchner y C. Cepernic 1.760 MW
Central Nuclear Atucha 3 800 MW
Central Carbonífera Río Turbio 240 MW
Central hidroeléctrica Chihuido 1 637 MW
Ciclos Combinados B. López, G. Brown, Ensenada 710 MW
Total de Potencia Instalada demorada o anulada 4.147 MW
Esa importante magnitud equivale al 12,26 % del total existente a setiembre de 2016 en toda Argentina, el cual ascendía a 33.832 MW (**).
Tal el deplorable accionar del actual gobierno neoliberal en el Sector de Generación; el cual se complementa con la promoción a ultranza de las “Energías Renovables Sesgadas” (eólicas, solares y otras), las cuales además de ser muy caras por KWh (tarifas dolarizadas, con costos ocultos en subsidios, exenciones impositivas, ventas aseguradas sin importar precios, y otras maniobras muy negativas), son energías intermitentes, por lo que NO SIRVEN COMO ENERGÍAS DE BASE. Este tema lo desarrollé en varios artículos precedentes, así como fue
analizado en notables trabajos de investigaciones realizados por el OETEC, dirigido por Federico Bernal.
Concierto de obras frenadas en once meses; mientras en los doce años precedentes, la Potencia Instalada aumentó 12.250 MW, casi 60 %, incluyendo obras estratégicas (Yacyretá y Atucha 2), que el “noventismo” (***) no pudo o no quiso terminar.
En el Sector de Transmisión (redes de alta y muy alta tensión), el “parate” del gobierno neoliberal macrista es prácticamente total, contrastando fuertemente con los 5.800 Km. de líneas de alta tensión, construidos en los doce años de gobierno de corte neokeynesiano, con lo cual excepto Tierra Del Fuego, se  interconectó a todas las provincias, se concretaron interconexiones transversales (NEA-NOA // Cuyo-Comahue) y se unificó el SADI (****) en un solo conjunto (antes existían dos sistemas no unidos entre si, el “Central” y el “Patagónico”).
En el Sector de Distribución (el que sin duda necesitaba mayores y muy rápidas inversiones, a la vez es preponderantemente manejado por capitales privados), en el cual claramente las subvenciones de los 12 años precedentes solo en mínima parte se destinaron a inversiones en líneas de distribución. Ahí está la clave principal de los cortes acaecidos y los que previsiblemente volverán a ocurrir
con los primeros calores fuertes. Pese a que son inversiones de relativa menor cuantía, y fácilmente divisibles en muchas obras pequeñas, realizables en muchos frentes simultáneos, poco y nada se hizo. Se declamó “crisis” pero no se accionó para mejorar sensiblemente las condiciones de infraestructura.
Otras acciones del Ministerio de Energía. Nadie puede afirmar que “nada se hizo”. Se adjudicaron a Shell siete de las ocho primeras compras de combustibles.
Vía Chile (que no produce) se compró gas a Shell, mucho más caro que el que pudo suministrarnos Bolivia, y muchísimo más caro que el gas nacional. En vez de YPF, ahora Shell provee combustible a Aerolíneas Argentinas. Los tarifazos de tipo salvaje, afectaron a la industria, los asalariados, los enfermos electrodependientes,
los clubes y asociaciones de barrio, las PYMES, etc., y en 2017 planean acentuarlos. YPF tuvo resultado negativo ¿paso previo a su forzosa reprivatización?, y el listado no se agota. “Eficiencia” de CEOs que pasaron sin escalas de empresas privadas del sector, a operar en el Ministerio de Energía. ¿Ley de ética…que es eso?
Faltaría consignar que entre otros muy confusos compatriotas, los
patrioteros de bandera apoyan fervorosamente todo lo actuado por el macrismo.
¿Error grosero o profunda colonización cultural en grado superlativo? ¿Puede algún auto declamado “patriota” apoyar semejantes desmanejos intencionales, contrarios al Interés Nacional?
(*) En rigor, esas usinas se ubican cerca de las ciudades mencionadas, en poblaciones aledañas.
(**) Boletín “Síntesis MEM – setiembre de 2016” de la CNEA).
(***) Neoliberalismo de los años ’90, cuyos ejecutores están integrados al gobierno actual.
(****) SADI = Sistema Argentino De Interconexión.
MGTR. CARLOS ANDRÉS ORTIZ
Analista de Temas Económicos y Geopolíticos

miércoles, 23 de noviembre de 2016

ABERRACIONES SOCIO ECONÓMICAS Y GEOPOLÍTICAS DE CAMBIEMOS
Son tantas las acciones socio económicas y de antigeopolítica con características de inadmisibles aberraciones, perpetradas en tan solo once meses, que el listado aquí analizado peca de muy breve e incompleto. Como el bloqueo mediático es férreo en los “grandes medios”, y solo circula con cierta masividad en los medios electrónicos alternativos, el común de la gente ni se entera. Analicemos los casos posiblemente más relevantes…o alevosos.
- Jugosos subsidios para “los amigos”, migajas para el resto.
Amigo del presidente argentino, el presidente de la muy oligárquica y antiindustrialista Sociedad Rural Argentina, entidad visceralmente elitista, políticamente ultra conservadora y ultra liberal en lo económico, el empresario Luis Miguel Etchevehere, recibió un subsidio no reintegrable de casi $ 1.000.000=, como resarcimiento por las recientes inundaciones acaecidas en Buenos Aires, monto liquidado con inusitada rapidez. Eso suscitó mucho malestar en diversos sectores del agro y perjudicados por otras inundaciones. Por ejemplo, los subsidios a damnificados de Entre Ríos, solo se habrían pagado parcialmente, en montos muy reducidos y con muchas demoras. Las promocionadas obras para prevenir inundaciones parecen haber quedado solo en las declamaciones. (*) En otro orden, según fuentes muy bien informadas, el Estado Nacional aun adeuda 750 millones de pesos del FET (**) a los aproximadamente 14.000 productores registrados de Misiones, de un total que rondaría los 17.000 productores. ¡Distinta vara de medición, que le dicen! (***)
- La escandalosa condonación de deudas a generadoras eléctricas, varias de ellas de amigos y socios de Macri, por un monto de $19.000 millones, habría sido dejada sin efecto, ante la muy negativa repercusión pública que suscitó esa medida. (****) Sigue el amiguismo oligárquico, mientras que a los consumidores de servicios públicos se los ahoga con aumentos. Dentro de esas condonaciones, estuvo una al amigo dilecto ¿y socio? de Macri, Nicolás ”Nicki” Caputo, por 429 millones de pesos.
- Los aumentos de dietas a legisladores nacionales, que se iban a llevar a $142.000 mensuales, fueron dejados sin efecto, por el masivo rechazo popular, dado el monto y el contexto general. ¡Una burla a la gente, y los legisladores del oficialista “Cambiemos” insistieron con el proyecto! Incluso, Pinedo –senador emblemático de la oligarquía neoliberal- dijo públicamente que con $ 83.000 “no le alcanza por la inflación”. ¿Qué deja para los jubilados y trabajadores comunes, con magros cobros y pobres aumentos?
- Las remuneraciones de jueces tuvieron importantes incrementos, muy por encima de los otorgados a trabajadores comunes y muy por encima de la inflación ¿acciones para reforzar un Poder Judicial con muchos estamentos “adictos” a los dictados macristas?
- Los sueldos de las FFAA y FFSS tuvieron un significativo aumento, que según trascendió, seria del 100 %. Nadie se opone a que tengan salarios dignos, pero más bien parecería que se implementó para que a muchos les “tranquilice las conciencias” ante las operaciones de pérdida de soberanía que muchos “retirados” insisten en “no darse cuenta”, o para que otros estén “motivados” para apalear civiles sin remordimientos, tal como muchos se expresaron en Internet.
- Planes sociales muy importantes y con fuerte contenido inclusivo, como FINES (terminación de estudios primarios y secundarios), y Argentina Sonríe (arreglos bucales integrales a sectores carenciados), fueron desactivados y anulados, con excusas nunca demostradas de “corrupción” o “falta de transparencia”. Si esos hubiesen sido los reales motivos, se podrían haber implementado ajustes y correcciones, pero en realidad prima el criterio de exclusión social descarnada, con la idea de “reducir costos” sin tener en cuenta que eran verdaderas inversiones para mejorar la calidad de vida de mucha gente social y económicamente excluida. Hubo otros casos de cese abrupto de acciones sociales muy importantes, destruidas de un plumazo – con el pretexto de “corrupción” que los clasemedieros no pensantes “compran” con tanta facilidad, como el Plan Qunita, que es una versión muy mejorada para atender a recién nacidos, de similares acciones desarrolladas en otros países, incluso del Primer Mundo.
- La paralización total del Proyecto ARSAT, que contaba con el satélite ARSAT 3 en avanzado grado de construcción y el ARSAT 4 en sus comienzos, es una inadmisible y burda acción tendiente a primarizar la economía argentina y cortar de cuajo el desarrollo tecnológico propio en un área de muy sensible importancia estratégica. Se expulsó con trámites vejatorios a científicos contratados, mientras se puso el organismo bajo la conducción de un abogado sin conocimientos en la tecnología satelital, yerno del operador radical – macrista Aguad, e incluso trascendió que se subordinó a Francia (aliado estratégico de Gran Bretaña), todo el proyecto. Peor aun, trascendió que el senador Federico Pinedo es accionista de una empresa privada que resulta competidora del Proyecto ARSAT. La Oficina Anticorrupción (hoy una simple operadora del macrismo), no realiza ninguna acción al respecto, pese a los abundantes elementos de juicio y abrumadoras pruebas de falta de ética y corrupción agravadas como acciones de traición a la patria.
- La “denuncia mediática” de Clarín contra 52 Universidades Nacionales, sin pruebas concretas, motivó la rápida “obediencia” del Fiscal Marijuan, que la transformó en denuncias judiciales, con réplicas en otros comunicadores sociales afines al neoliberalismo rampante, como Lanata. Este último fue refutado con fundamentos, por la Universidad Nacional de La Plata. Todo esto tiene todas las características de una embestida de los capitostes ultra privatistas, que desde siempre quieren arancelar las Universidades Nacionales, para de ese modo restringir el acceso a los sectores socio económicos medios y bajos de Argentina. ¡La gente que piensa y tiene fundamentos, es “incómoda” para todo gobierno oligárquico y antinacional!
- Los casos de nepotismo (acomodos de parientes, amigos e incluso amantes) del gobierno macrista son sencillamente escandalosos, siempre con sueldos altísimos, y en muchos casos con cargos “ad hoc” inventados, con estrambóticos nombres. ¡Y algunos operadores macristas “retirados” de las FFAA se regodeaban con las expulsiones de contratados, en muchos casos profesionales asignados a proyectos técnicos específicos!, expulsiones concretadas en forma vejatoria, impidiendo el acceso al lugar de trabajo y notificando en la entrada, baja las miradas burlonas del personal de guardia.
- El “festival financiero” armado por Sturzenegger desde el Banco Central, es un calco de similar operatoria ruín, perpetrada en los años ’90, que tuvo un altísimo costo fiscal, y que fue una de las causales de colapso financiero de 2001, que a su vez empujó a Argentina a la crisis terminal de 2001/2002.
- Las burdas acciones diplomáticas realizadas por el propio Macri y su canciller Malcorra, que favorecieron los intereses usurpadores de los británicos y nos están volviendo a poner de rodillas frente a los poderes financieros transnacionales y las potencias del G 7, solo tienen parangón con la sumisión explícita a Gran Bretaña expresada por legisladores nacionales y el propio vicepresidente de la Nación, “Julito” Roca (en los años ’30), y por el canciller Di Tella en el menemato, en ambos casos en el siglo XX. La malograda campaña personal de Malcorra para acceder a la Secretaría General de la  ONU, además de costar muchos millones al Estado Argentino, claramente supeditó los Intereses Nacionales al grosero intento de “congraciarse” con otros Estados, en busca de esquivos votos que nunca le llegaron.
- La renuncia de todos los derechos nacionales, favoreciendo a los fondos buitres, tuvo características de una claudicación incondicional, la que además de los 15.000 millones de dólares, las comisiones y honorarios pagados, abrieron la puerta a futuros reclamos, uno de ellos ya recientemente pagado. 
Algunos analistas estiman que los reclamos de otros acreedores pueden sumar la friolera de más de 200.000 millones de dólares.
- El reciente acuerdo secreto con Qatar, acepta la jurisdicción de la Justicia Británica, estableciendo el secreto de toda la operatoria, y definiendo que el Fondo de Inversión constituido en parte con dineros del ANSES, será manejado por un extranjero. Un escándalo mayúsculo, del cual recién se empiezan a conocer algunas de sus muchas aristas muy lesivas para la soberanía argentina.
El listado no se agota, lamentablemente. ¡Y pensar que algunos voceros de los “retirados – proceseros - macristas” dicen que votaron de ese modo “en defensa de la soberanía argentina”! ¿Tan grave puede llegar a ser la colonización mental de la que adolecen muchos de nuestros compatriotas.
(*) Análisis Digital – 27/10/2016.
(**) Fondo Especial del Tabaco.
(***) Misiones On Line – 23/11/2016.
(****) www.ambito.com – 14/11/2016. // www.cronista.com – 20/11/2016.
MGTR. CARLOS ANDRÉS ORTIZ
Analista de Temas Económicos y Geopolíticos

domingo, 20 de noviembre de 2016

¡DÍA DE LA SOBERANÍA NACIONAL!
Juan Manuel de Rosas, con todo el apoyo moral de José de San Martín, mandó enfrentar la escuadra agresora e invasora británica, en La Vuelta de Obligado. No seria el único combate. Les costó caro a los invasores. Luego se pasearían por nuestros ríos, como dueños de casa, cuando el traidor Urquiza y los unitarios, establecieran la pérdida de soberanía que es "la libre navegación de los ríos". Los unitarios hicieron "olvidar" esa gesta heroica y nacional. Los federales y sus continuadores, la sacaron del olvido. Perón y los Kirchner la conmemoraron, Macri, los noventistas, los "fusiladores" del '55, los radicales -excepto Yrigoyen- y los proceseros, la sepultaron en el olvido y la denigración.
C A O

viernes, 18 de noviembre de 2016

GEOPOLÍTICA: EL NEOLIBERALISMO OPERA CONTRA LOS INTERESES NACIONALES
Objetivamente analizadas, todas las acciones e iniciativas realizadas o en curso de ejecución en estos primeros once meses de gobierno, que directa o indirectamente tienen fuertes connotaciones geopolíticas, tienen una clara orientación contraria a los Intereses Nacionales; e inclusive casi todas ellas, sino todas, son muy funcionales a la potencia agresora usurpadora territorial y amenazante permanente de otros espacios geográficos argentinos, así como también son favorables en mayor o menor medida a los intereses geopolíticos de las potencias neocolonialistas del siglo XXI (además de G.B., EEUU y Francia), cuyo brazo armado es la OTAN. Es un gobierno de corte crudamente neoliberal.
Tal es la variedad y gravedad de las acciones depredatorias realizadas o en curso de ejecución, claramente lesivas a los Intereses Nacionales, que en el breve contexto de un artículo no podrían señalarse todas.
Para un mejor orden expositivo, se agrupan por sectores.
Operaciones que inducen la pérdida de La Patagonia.
Es bien sabido que la escasa población debilita la posición geopolítica argentina en nuestros territorios australes continentales y de Tierra Del Fuego. A la vez, la diversificación y desarrollo económico constituye sin duda uno de los factores del “poder blando” que Argentina necesita fortalecer en toda esa vasta y poco poblada porción de nuestro país. Todas las acciones realizadas tienden a entorpecer la radicación de pobladores, expulsar a muchos de los afincados y a frenar el desarrollo económico en La Patagonia.
- Interrupción y posible cancelación, o al menos achicamiento sin motivos técnicamente bien fundados, del Complejo Hidroeléctrico Néstor Kirchner – Jorge Cepernic. Las obras ya habían comenzado, contando con una muy favorable financiación de China, y para pararlas, se apeló a falaces argumentaciones (que hasta provocaron la firme protesta de China). Más de 2.000 trabajadores directos calificados perdieron o no comenzaron su trabajo. Sumando los trabajos indirectos que siempre son consecuencia positiva de ese tipo de grandes obras, puede estimarse en 10.000 los puestos de trabajo perdidos, muchos de los cuales si las obras se hubieran concretado en tiempo y forma, se habrían asentado permanentemente en Santa Cruz. Por otra parte, los embalses hubiesen sido muy útiles para asegurar agua a las poblaciones, realizar regadíos y facilitar radicaciones industriales, amén de ser nuevos atractivos turísticos. Todo ello hubiera facilitado la radicación de más pobladores, hoy anulado.
La postura del gobierno neoliberal es coincidente con los “mandatos” de las ONGs pseudos ecologistas británicas Greenpeace y WWF Fundación Vida Silvestre, varios de cuyos miembros están hoy en el gobierno y/o el Estado Nacional. ONGs que buscan el subdesarrollo crónico de Argentina.
- Siguiendo los dictados de esas ONGs británicas, desde el comienzo de su gestión, Macri se dedicó a denostar la Central Carbonífera de Río Turbio, cuya finalización fue paralizada y aparentemente se la reduciría al 50 % del proyecto original; siempre con las remanidas excusas de “la corrupción” (mismos argumentos utilizados por la oligarquía contra Yrigoyen, Perón y Frondizi, con los mismos objetivos de destruir todos los avances que nos saquen del modelo de país estancia manejado por los anglosajones). Incluso llegó más allá, argumentando huecamente que “el carbón de Chile es de mejor calidad”, siendo que es de la misma formación geológica. Sin la mina y sin la usina, Río Turbio sería prontamente un pueblo fantasma, siendo que hoy es muy importante para afirmar la soberanía argentina en el extremo sur oeste continental. Claramente son acciones tendientes a despoblar La Patagonia.
- Costó muchos años, esfuerzo y dinero, montar la industria electrónica de Tierra del Fuego, instalada casi toda en Río Grande, principal población del sector argentino de ese territorio insular austral. En base a esa industria, la población de Tierra del Fuego aumentó considerablemente, así como su Producto Bruto Provincial. Es claramente de prioritario interés geopolítico  argentino mantener esa rama industrial –así sea parcialmente de ensamblado-, pues es un sector tecnológico de avanzada, y además su ubicación no es casual, pues fue concebida para promover la radicación de población en aquel despoblado extremo austral nacional. Ahora, abruptamente (pero no causa sorpresa, pues desde el comienzo de esta desastrosa gestión se hizo con otras ramas industriales e incluso con producciones primarias), se le quita toda protección arancelaria desde enero de 2017. Ya hubo varios miles de despidos, y la sombra del vaciamiento  empresario y despoblación acentuada, sobrevuela ominosa a la hasta hace poco pujante ciudad de Río Grande.
- La Central Hidroeléctrica Chihuido, gran proyecto ubicado en el norte patagónico, al norte de Neuquén, contaba con ventajosa financiación rusa, y después de largas tratativas (prácticamente completadas en el gobierno nacional precedente, e innecesariamente prolongadas y complicadas por el macrismo), se había llegado a un acuerdo para comenzar prontamente la obra. Prácticamente buscando excusas para entorpecer la construcción, con su ya habitual torpeza diplomática (Macri parece creer que las relaciones internacionales se manejan en función de sus cortas miras de política de muy bajo vuelo local), por dos veces el presidente argentino solicitó a su par ruso la reducción de la tasa de interés. La primera vez Putin accedió, y a la segunda cortó las tratativas. Ahora Macri tiene la “excusa perfecta” para justificar la dilación de la obra por muchos meses, o incluso para postergarla indefinidamente. Todo a la medida de los dictados de las ONGs pseudo ecologistas británicas, y de las petroleras anglosajonas, ambos grupos de poderosos intereses extranjeros hoy en el gobierno; y de “su graciosa  majestad” y sus aliados atlantistas, que claramente buscan nuestra balcanización.
- La enrevesadamente antinacional política económica, facilita la importación de combustibles, con lo cual afecta la actividad petrolera y gasífera argentina, con la petrolera estatal como principal perjudicada. La Patagonia es fuerte productora de hidrocarburos, con lo cual, ante la caída de la actividad, se están provocando despidos. Debilidad económica, desarraigo y éxodo poblacional son las consecuencias directas de esos intencionales desmanejos.
- Las crecientes agresiones y provocaciones de los sectores separatistas “mapuches”, que cuentan con apoyo y financiación de Gran Bretaña (según fuertes indicios, muy claros), solo tienen como contrapartida la inacción total del gobierno nacional. Esa inacción es funcional a las acciones segregacionistas de los sectores ultra indigenistas, apoyados no solo por los británicos, sino por la UE y EEUU.
Ataques al desarrollo tecnológico argentino.
El desarrollo tecnológico propio, es el gran factor que conduce a superar el subdesarrollo. No sorprende que un gobierno que pretende retrotraernos a la economía pastoril y primaria del siglo XIX, ataque con saña feroz a todo lo relacionado con el desarrollo tecnológico nacional, tal como se resume.
- Absurda paralización de la Central Nuclear Atucha III, sin justificativo real.
Además de despedir a más de 2.000 trabajadores altamente calificados, el lucro cesante por la dilación de la obra, es cuantioso (*). Y el daño a la prosecución del Plan Nuclear, estratégicamente muy perjudicial.
- Paralización total del Proyecto Arsat, cancelación de los proyectos en ejecución Arsat 3 y 4, y subordinación (según transcendió) a Francia de todo el proyecto, hoy manejado por un abogado sin antecedentes en el tema.
- Paralización total del Proyecto Tronador, vector para colocar nuestros satélites en órbita. Supuestamente se ordenó desguazar todo.
- Paralización de las construcciones de radares por el INVAP. Puede deducirse por el silencio total del tema.
- Paralización de proyectos de Fabricaciones Militares, institución que supo ser señera en el desarrollo industrial argentino. No solo la producción de vagones de carga fue frenada, sino según trascendió también la de elementos de defensa, como chalecos antibala y drones de usos civiles y militares, elementos ambos que ahora presurosamente la Ministra Bulrich quiere importar de Israel.
- Paralización de FADEA (ex Fábrica Militar de Aviones) y de varios proyectos en curso. En la misma línea, en vez de repotenciar los eficientes y probados Pucará, silenciosamente trascendió que se los planea desactivar, importando en su reemplazo algunos aviones brasileños y/o norteamericanos.
- Desfinanciación abrupta del CONICET, y claros desestímulos a toda la actividad científica, volviendo a promover el éxodo de cerebros altamente calificados.
- Desfinanciación del emblemático INTA.
- Desfinanciación de las Universidades Nacionales, proceso más acentuado en las que no están ubicadas en la “zona central” (grandes ciudades de la Pampa Húmeda); además de desatar un proceso de persecución judicial previa instigación mediática, rápidamente acatada (según marcan los hechos).
Acciones tendientes a extranjerizar entes estatales muy importantes.
- Claras operaciones en tal sentido, “preparando el terreno” para desfinanciar y luego reextranjerizar los fondos previsionales (ANSES), YPF y Aerolíneas Argentinas. Ya lo están haciendo con las grandes generadoras eléctricas, con la excusa de completar los ciclos combinados (turbinas de vapor adicionadas a las turbinas de gas).
Reendeudamiento, ejecutado a ritmo desenfrenado, y en tres frentes.
- A un ritmo mucho más acelerado que en el infame “proceso” (**) y que en la siniestra década del ’90, el reendeudamiento irracional nos está subordinando a los poderes plutocráticos transnacionales, con los tremendos costos geopolíticos, sociales y económicos consecuentes. Sin que casi nadie lo perciba, la patología endeudadora ataca en tres frentes al mismo tiempo: el convencional (endeudamiento en divisas del Tesoro Nacional, solo para pagar los desmanejos mayúsculos y la brutal especulación financiera con fugas de divisas); la “timba financiera” dolarizada, implementada por el Banco Central, alentando a los capitales golondrinas; los leoninos contratos de promoción a ultranza de las “energías renovables sesgadas”, con tarifas dolarizadas y con fórmulas polinómicas que prevén incrementos de las mismas.
Achicamiento y primarización de la economía.
- Destrucción económica generalizada, con gravísima afectación al sector industrial, perpetrada por mecanismos de pinzas múltiples: apertura comercial irrestricta; achicamiento del mercado interno por la caída del PBI y brutal concentración de la riqueza en manos de la oligarquía campera, de las grandes mineras, del sector financiero, y de los especuladores varios; encarecimiento de la financiación, priorizando la especulación desenfrenada por sobre la producción; sobrevaluación del peso, por la elevada inflación y el evidente retraso cambiario. Una economía débil y enferma, como siempre es consecuencia de medidas neoliberales, implica carecer de toda noción de fortaleza geopolítica.
Miseria y exclusión socio económica generalizada.
- Ese cuadro de debilidad social en rápida acentuación, debilita el frente interno y torna irrelevante cualquier planteo geopolítico soberano que se pretenda desarrollar.
El listado no se agota en esto.
(*)Artículos publicados en http://caoenergia.blogspot.com.ar/ :
Motivos Semi Ocultos de la Postergación de Obras Energéticas //
Energía - Achicamientos Disfrazados de Economía y Eficiencia //
Aranguren y la Máquina de Impedir //
El Lucro Cesante Hidroeléctrico.
(**) Proceso de Reorganización Nacional – Golpe de Estado cívico militar neoliberal – oligárquico – 1976-1983.
MGTR. CARLOS ANDRÉS ORTIZ
Analista de Temas Económicos y Geopolíticos

martes, 15 de noviembre de 2016

https://mundo.sputniknews.com/radio_que_pasa/201611141064838815-Argentina-Rusia-Chihuido-central-China-Macri-Putin-Shell/

¿Está en peligro la cooperación energética entre Argentina y Rusia?

QUÉ PASA 18:15 14.11.2016URL corto 0 14611 Argentina rechazaría la financiación rusa para la construcción de la central hidroeléctrica de Chihuido I, según distintos medios de comunicación. Se informa que Buenos Aires se inclina por contar con un préstamo por parte de China, puesto que Pekín ofrece una menor tasa de interés. 00:00 / 00:00 Estas informaciones contrastan con las recientes declaraciones de la canciller argentina, Susana Malcorra, ofrecidas tras su reunión en Moscú con el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov. Entre otras cosas, la diplomática aseveró que siguen en pie los ambiciosos proyectos conjuntos, en particular la edificación de Chihuido I, así como la construcción del sexto bloque de la central nuclear de Atucha. De acuerdo al argentino Carlos Andrés Ortiz, analista económico y geopolítico, la demora en la construcción de Chihuido I resulta muy cara para Argentina, ya que el país sudamericano tendrá que extender la compra de hidrocarburos para su abastecimiento energético. En este contexto, nuestro interlocutor no descarta que detrás de la paralización de la obra, valuada en unos 2.000 millones de euros, puedan estar los intereses de petroleras como Shell, algunos de cuyos exdirectivos integran el actual Gobierno argentino. También se mostró alarmado ante la posibilidad de que se vean afectados otros proyectos estratégicos bilaterales. ... 11 Etiquetas: central hidroeléctrica, Vladímir Putin, Mauricio Macri, China, Rusia, Argentina

Más: https://mundo.sputniknews.com/radio_que_pasa/201611141064838815-Argentina-Rusia-Chihuido-central-China-Macri-Putin-Shell/

lunes, 14 de noviembre de 2016

PRIORIDADES ECONÓMICAS U OBJETIVOS ESTRATÉGICOS
Intentar “entender” la economía sin comprender la realidad geopolítica, es como pretender conocer un país con solo recorrer un par de rutas sin entender su complejo contexto total e incluso su historia y su cultura.
Ese enfoque “purista” de los tecnócratas de la economía, es muy funcional a los poderosos intereses ocultos (los poderes detrás del trono, según definiciones dieciochescas o decimonónicas) que no quieren que se comprenda la realidad en toda su compleja esencia, y para ello presentan separadamente los hechos y las disciplinas que los estudian.
Por ello, en lugar de la “Economía Política”, las orientaciones tecnocráticas forzaron su transformación en mera “Economía” como saber supuestamente equiparable a las ciencias duras, con también supuestas “leyes” inflexibles, y con enfoques tan cargados de econometría y farragosos cálculos en “Power Point”, como carentes de una visión totalizadora e integrada con los múltiples factores que influyen en la realidad socio económica y geopolítica.
Son como los “Power Point” del personero de Shell en Energía, con los que intentó justificar los descomunales tarifazos en los servicios públicos, escondiendo burdamente que se trata de una política de concentración de la riqueza en las corporaciones energéticas –casi todas extranjeras- y en empobrecer intencionalmente al 90 % de los argentinos, sembrando desocupación forzosa y miseria generalizada.
Es la diferencia principal entre los economistas ortodoxos –liberales-, y los heterodoxos –keynesianos, con influencias de la Escuela Histórica de la Economía (con List como uno de los grandes referentes de esta última) y otras vertientes-, y otros grandes economistas, como el hoy inhallable Michal Kalecki; o como nuestro Aldo Ferrer, entre muchos más que rápidamente el establishment hace pasar al olvido.
Desde esa óptica integradora es necesario analizar la realidad mundial, los rápidos cambios ya verificados, otros que se perfilan con cierta nitidez, así como hacer futurología seria con proyecciones a al menos un par de décadas, sino más.
Ya bien entrados los años ’90, Samuel Huntington en su ya clásico libro “El Choque de Civilizaciones” evaluaba no solo un mundo sacudido más bien por enfrentamientos entre grandes grupos culturales y religiosos, sino que realizó proyecciones acerca de como estaría la disputa por el Poder Mundial desde estos años hacia el futuro del siglo XXI.
En sus análisis, tuvo aciertos y errores, como es usual suceda en opiniones de los futurólogos, por más serias que sean sus evaluaciones. Y mostró los intereses a los que sirvió siempre.
Entre los errores más significativos (o expresión de deseos subliminalmente expuestos) de Huntington, enfatizó la supremacía absoluta de EEUU, que suponía durar largas décadas o tal vez todo el siglo XXI, la cual se está desgastando rápidamente ante los rápidos avances de las Potencias Emergentes; el virtual monopolio de la fuerza militar a escala planetaria con su exclusiva capacidad de atacar en cualquier lugar del mundo casi a voluntad, que consideraba imposible de contrarrestar, el cual tuvo los abruptos “parates” en el frustrado expansionismo de la OTAN en Ucrania; en los duros golpes a los mercenarios fundamentalistas propinados por Rusia, Irán y las propias fuerzas sirias en Siria, así como las disuasiones a mayores ataques en ese país por parte de la amplia coalición “democrática” al mando de las potencias atlantistas (básicamente EEUU, Gran Bretaña y Francia, y sus aliados menores como Turquía, Israel, España y otros); y también los amagues de ataques “preventivos” a Venezuela por parte de EEUU y sus satélites, que tuvieron la respuesta disuasiva de bombarderos de largo alcance y buques militares de última tecnología enviados prestamente por Rusia en “viajes de buena voluntad” a la Patria de Chávez, en claro mensaje disuasivo.
También expuso Huntington (¿otra expresión de deseos?) que Rusia no se recuperaría y que a lo sumo tendría un papel poco más que secundario en el marco regional, incluso presuponiendo la balcanización, con elevado índice de probabilidad. ¡Y para eso trabajaron activamente las ONGs anglosajonas junto a los oligarcas rusos y otros traidores internos! Pero la jugada no les salió, y la Rusia de Putin resurgió con fuerza, estando hoy reconfigurado el cuadro de la guerra fría, esta vez básicamente desde lo geopolítico, y solo secundariamente desde dos modelos económicos - ideológicos bien distintos: el neoliberalismo globalizante postulado por los atlantistas (*); y el capitalismo de Estado, con sus diversas versiones china, rusa, india, etc.
Si bien Huntington advirtió el rápido desarrollo de los países de Asia oriental y del sur, supuso que a China le llevaría más décadas alcanzar a EEUU. ¿Otra expresión subliminal de deseos no cumplidos por la cruda realidad?
Para Íbero América (a la cual llama afrancesadamente Latinoamérica), supuso un rol menos que mediocre, lo cual contrastó con la creciente importancia regional a partir de los desarrollos de economías del tipo de capitalismo de Estado (con fuertes injerencias proactivos de los respectivos Estados Nacionales), como venía sucediendo antes de las reacciones pro oligárquicas perpetradas en Honduras, Paraguay, Argentina y Brasil; así como los violentos embates contra la Venezuela chavista “indócil” a los mandatos de los atlantistas y la Banca Transnacional. Claro que los notables avances logrados en lo económico, social, científico y geopolítico, están siendo rápidamente arrasados por los respectivos gobiernos
neoconservadores y neoliberales instalados en nuestros países bajo presiones anglosajonas, de la UE y del G 7 (**).
El tablero geopolítico mundial se mueve, como siempre sucedió, pero ahora lo hace muy rápidamente, con algunos sucesos a velocidad de vértigo.
El BRICS es una realidad poderosa e ineludible, aun pese a la actual “defección” de Brasil, recooptado por el neoliberalismo extremo.
La alianza atlantista y su prolongación asiática (EEUU-Canadá / UE / Japón), desató el infierno de la especulación financiera, originalmente “inoculado” al mundo excluido del antes selecto G 7; pero liberaron a los demonios del neoliberalismo y el contagio les está resultando tan o más destructivo que lo que planificaron o ejecutaron para el Tercer Mundo.
Las economías del G 7 están estancadas o crecen muy poco, mientras que sus finanzas nacionales están desorbitadamente endeudadas.
Mientras tanto, la antes humillada y colonizada Asia Oriental y del Sur, se desarrolla a muy buen ritmo, tejiendo acuerdos regionales que incluyen algunos vuelcos geopolíticos más que significativos, como el caso de Filipinas, que se acercó notablemente al área de influencia de China, y no es el único caso en esa dinámica región de Asia.
Sin entrar en un análisis global pormenorizado, que no es el objetivo de este escrito, cabe si evaluar como nos afectan los cambios que se dieron con claras influencias de las potencias atlantistas, en nuestra región de Íbero América y El Caribe, y en particular en Sudamérica.
El Mercosur, y sobre todo la Unasur y la Celac, resultaron entes regionales claramente disfuncionales a las sempiternas “tutelas” –en muchos casos ejercidas violenta y desembozadamente- primero por la Banca Transnacional y las corporaciones transnacionales (como las petroleras), por Gran Bretaña casi en exclusiva en la era victoriana, y luego también por EEUU, Francia y la UE directamente o por medio del brazo armado, la OTAN.
Ahora, con Macri, Temer, Cartes y otros gobernantes dóciles al látigo y la billetera de los atlantistas, se tira por la borda y se destrozan los esfuerzos por construir un núcleo de poder autónomo e independiente en nuestra región; se destroza la industria; los desarrollos tecnológicos propios; las concretas mejoras sociales; se vuelve a concentrar –impúdica y descaradamente- la riqueza en pocas manos facilitándose las fugas masivas de divisas, con los fugadores de divisas y los grandes evasores instalados en el poder formal, con la cobertura amplia y feroz de los mercenarios de la comunicación y los respaldos de sectores “funcionales” del Poder Judicial; y todo principio de soberanía es burlado, denostado y pisoteado, mientras los que deberían ser sus custodios naturales por excelencia –las FFAA y FFSS-, en muchos de sus cuadros retirados e incluso seguramente algunos en actividad, muestran severísimos grados de profundas confusiones doctrinales,cuando no una ignorancia cerril, desconociendo no solo la realidad, sino demostrando carencias acentuadas de nociones elementales de geopolítica y Defensa Nacional, con sus mentes estancadas en los años ’70.
Los acuerdos estratégicos con China y Rusia, que nos permitían mayores márgenes de maniobra en el tablero geopolítico mundial y nos hubiesen financiado obras de infraestructura muy importantes, además de los necesarios reequipamientos de nuestras Fuerzas Armadas, están siendo bastardeados, acorde a los mandatos claros de las potencias neocolonialistas (***) y la Banca especuladora transnacional. Eso no significaba romper relaciones con los atlantistas, pero sí implicaba defender nuestras prioridades estratégicas.
Los neoliberales hoy en el poder formal en Argentina, Brasil y otros países de nuestra vasta región Íbero Americana-Caribeña, dóciles ante los mandatos de los atlantistas, solo ven los “negocios” con egoístas y miopes criterios cortoplacistas.
Muy lejos de las visiones estratégicas de largo alcance, que en varios aspectos llegamos a implementar, y que hoy los “corporativos” en el poder están destruyendo aceleradamente.
(*) Atlantistas – Potencias “tradicionales” a ambos lados del Atlántico, básicamente EEUU, Gran Bretaña y Francia; a las que antes definí como neocolonialistas del siglo XXI.
(**) G 7 – Grupo de los Siete – Potencias Económicas Tradicionales, marcadas por el neoliberalismo, con el respaldo bélico de la OTAN.
(***) “Del Colonialismo Decimonónico al Neocolonialismo del Siglo XXI” http://caoenergia.blogspot.com.ar/
MGTR. CARLOS ANDRÉS ORTIZ
Analista de Temas Económicos y Geopolíticos

lunes, 7 de noviembre de 2016

MOTIVOS SEMI OCULTOS DE LA POSTERGACIÓN DE OBRAS ENERGÉTICAS – LOS CASOS DE CHIHUIDO, LAS DOS HIDROELÉCTRICAS DE SANTA CRUZ, LA USINA DE RÍO TURBIO Y ATUCHA III
Apenas asumido el gobierno neoliberal de Macri, entre la catarata de DNU (decretos de necesidad y urgencia) con la que desde el primer día se dedicó a desarticular el andamiaje social y económico implementado en los doce años previos de políticas económicas neokynesianas, resaltaron con nitidez las abruptas paralizaciones de las obras ya comenzadas de Atucha III (central núcleo eléctrica), y las dos grandes hidroeléctricas patagónicas en el Río Santa Cruz (Néstor Kirchner y Jorge Cepernic). Las tres grandes obras energéticas, que habrían fortalecido el Sistema Interconectado Nacional y economizado enormes cantidades de valiosos hidrocarburos, contaban con financiación total en condiciones muy ventajosas, acordadas con China, y de haberse proseguido, se hubieran pagado solas con el producido de las mismas en pocos años.
Pero también se atacó a la Central Carbonífera de Río Turbio, obra muy avanzada que ya tenía casi lista para producir a uno de los dos grupos electrógenos que componen el proyecto. Y en este caso, la agresión a la economía patagónica fue mucho mayor, pues se expusieron endebles o irrisorios argumentos en contra de la “falta de calidad” del carbón de la mina homónima argentina, pretextándose la “ventaja” de importar carbón chileno…¡de la misma formación geológica!, ¿diferencia de calidad del carbón chileno?
Recientemente, después de una burda comedia de enredos diplomáticos –a los que parece tan proclive o tan afecto el actual gobierno argentino-, Rusia canceló los acuerdos en base a los cuales Argentina disponía de una muy accesible financiación con la cual se estaba a punto de comenzar la hidroeléctrica Chihuido, en Neuquén. Esta última arbitraria y/o muy torpe decisión del macrismo, provocó la airada protesta del neuquino legislador del Parlasur Ramón Ríoseco, quien expresó: “pedir a Rusia que baje la tasa fue una acción deliberada para que Chihuido no se haga”, quien lamentó la falta total de visión estratégica nacional que conlleva ese burdo accionar; el cual está en línea con los intereses vinculados con la generación termoeléctrica y las petroleras transnacionales.
En todos esos casos, el gobierno macrista hizo causa común con los falsos argumentos de las organizaciones ultraecologistas británicas (Greenpeace-WWF Fundación Vida Silvestre) y otras ONGs menores vinculadas; las cuales desde siempre atacan con ferocidad y en base a costosas campañas publicitarias, prácticamente a todo proyecto que conduzca al desarrollo socio económico argentino, bajo la excusa del conservacionismo a ultranza. También el macrismo cerró filas junto a promotores a ultranza de las “energías renovables”, sector que opera como extensión tanto de las petroleras/gasíferas anglosajonas como de las ONGs ultra ecologistas de similares orígenes.
No por casualidad, las ONGs “ecologistas” británicas y otras con bases en Europa o EEUU, atacan con feroces y falaces argumentos a todas las usinas que son competidoras de las que funcionan en base a petróleo o gas; pues hace mucho son claros los vínculos de las petroleras/gasíferas transnacionales con el movimiento ecológico fundamentalista. Incluso denunciadas esas orientaciones fundamentalistas por exmiembros de esas ONGs, como Patrick Moore.
El propio presidente argentino, en uno de sus habituales soliloquios en los cuales no admite preguntas ni repreguntas, afirmó osadamente que “existen 19 tecnologías más eficientes para producir energía eléctrica que las hidroeléctricas”…¡pero nunca las precisó! O sea que Macri copia la metodología de las declaraciones rimbombantes y huecas del ecologismo cavernario.
Más aun, Macri tiene en su gobierno a personajes vinculados a petroleras, vendedores de “renovables” y ONGs “ecologistas” británicas; como Aranguren (Shell), Juan Carlos Villalonga (Greenpeace), Sebastián Kind (empresario y promotor de eólicas y solares), e incluso la activista de Greenpeace Camila Speziale (la que fue usada por la ONG para agredir una plataforma petrolífera rusa en el Ártico) incorporada como funcionaria nacional. ¡La Geopolítica nunca ausente de lo temas petrolíferos y gasíferos!
Los costos por lucro cesante (por postergaciones en los respectivos funcionamiento de esas usinas, cuando no por sus cancelaciones definitivas) son siderales, y fueron calculados en varios artículos precedentes (1), expuestos en el blog caoenergia.blogspot.com.ar, a los cuales me remito en mérito a la brevedad.
Esas muy negativas decisiones de postergación o paralización total de obras energéticas, tienen otras aristas muy negativas, además del enorme daño al necesario crecimiento del parque de generación y a la necesidad de disminuir nuestra patológica dependencia de los combustibles fósiles.
Las paralizaciones o dilaciones de obras energéticas tan importantes, tienen el efecto de aumentar la desocupación y la precarización laboral, lacras sociales que son permanentes objetivos de todos los gobiernos neoliberales; y el de Macri no es la excepción, sino que además constituye un caso paradigmático de “neoliberalismo recargado”.
Además, todas las obras entorpecidas o canceladas, excepto Atucha III, están situadas en La Patagonia, por lo que el torpe o malintencionado accionar gubernamental neoliberal frustró importantes radicaciones de población –hubieran sido de gran importancia geopolítica-, que eran atraídas por las grandes obras a ser construidas y por el consecuente efecto multiplicador de las mismas, incluyendo en ello a nuevas actividades económicas que con lo perpetrado, se han frustrado, tal vez definitivamente.
Por algo Macri dijo, con su habitual tono irónico, que “no entiende de problemas de soberanía”…¡Gran Bretaña muy satisfecha de ello!
La Historia Económica y Energética Argentina prueba en forma contundente que todos los gobiernos liberales de Argentina siempre fueron funcionales, sino socios o cómplices, de los poderosos intereses petroleros transnacionales, y de su asociada directa, la generación termoeléctrica (2).
La historia se repite, y muchos tienen anteojeras mentales producidas por la profunda colonización cultural y el machacar constante de los mercenarios de la incomunicación masiva.
¡Tan grave es ese estado de cosas, que hasta muchos “retirados” de las FFAA y FFSS (3) aplauden entusiastamente las acciones de entrega –apenas mal encubiertas- de la soberanía argentina, que se perpetran a paso vivo!
Listado y Potencia Instalada de obras postergadas o entorpecidas o achicadas.
Hidroeléctricas Néstor Kirchner y Jorge Cepernic 1.760 MW.
Atucha III 800 MW
Hidroeléctrica Chihuido 637 MW
Carbonífera Río Turbio 240 MW
Total de obras dilatadas/postergadas/achicadas 3.437 MW
Potencia Instalada Total de Argentina – octubre/2016 33.832 MW
Porcentaje de Potencia Instalada de construcción entorpecida por el Ministerio de Energía de Aranguren (Shell) = 10,16 del total existente a octubre de 2016.
Decisiones de impedir/dilatar/entorpecer construcciones de usinas, nada compatibles con la falsa “crisis energética” declamada por el macrismo.
(1) “El Lucro Cesante Hidroeléctrico” // “Aranguren y la Máquina de Impedir – Acerca de las Hidroeléctricas de Santa Cruz y Otros Temas Energéticos” // “Energía-Achicamientos Disfrazados de Economía y Eficiencia.” Artículos disponibles en http://caoenergia.blogspot.com.ar/
(2) Libro “El Sector Eléctrico – Antecedentes, Situación Actual y Proyecciones a Dos Décadas” http://caoenergia.blogspot.com.ar/
(3) FFAA = Fuerzas Armadas // FFSS =Fuerzas de Seguridad, de Argentina.
MGTR. EN GESTIÓN DE LA ENERGÍA CARLOS ANDRÉS ORTIZ
Analista de Temas Económicos y Geopolíticos

viernes, 4 de noviembre de 2016

PROVOCAR LA CRISIS PARA JUSTIFICAR AJUSTES
Es operatoria de manual, por parte de los que instalan gobiernos neoliberales. Lo explican muy bien Naomí Klein, Viviani Forrester y Alfredo Zaiat (*), entre muchos otros autores, cuyos libros pasan a ser “ninguneados” sistemáticamente por el establishment. (**)
Si no están en el poder formal (el gobierno) provocan golpes de mercado (como el que padeció Alfonsín al fin de su mandato), o mediante personeros o mercenarios crean escenarios de conflictos callejeros u otras operaciones similares para desestabilizar políticamente, prefabricando un escenario de crisis política y/o económica, la cual es magnificada por los grandes medios de comunicación, que son socios o muy afines a los desestabilizadores.
Si llegan circunstancialmente al poder formal mediante elecciones, como sucedió en Argentina mediante tácticas de “periodismo de guerra” (tal como reconoció un periodista de Clarín, medio principal del más grande conglomerado mediático de nuestro país), pretextan con repetitivas acciones mediáticas la falaz existencia de una supuesta preexistente “crisis”, ocultando bajo montañas de palabrerío hueco y de insidiosas campañas mediáticas constantes, que los números duros de la realidad socio económica demuestran que de ningún modo estábamos en crisis ni mucho menos.
Si la crisis es provocada antes que los sectores reaccionarios ultraliberales tomen el poder formal (el gobierno nacional), el cuadro de situación es achacado en su totalidad al gobierno precedente, al cual el establishment detesta, por no haber sido dócil ejecutor de sus órdenes, traducidas en medidas “políticamente correctas”, ocultando que la crisis fue provocada por el propio establishment, para debilitar la posición política del gobierno “indócil”, y a la vez para generar el contexto de caos social, político y económico, en cuyo marco a los dueños del poder real se les hace fácil imponer medidas duras, draconianas y claramente destructivas, siempre presentadas como “ajustes necesarios”, lo cual es permanente justificado por los mercenarios de la comunicación y las pléyades de economistas “políticamente correctos” (neoliberales) y por jóvenes economistas ansiosos por “ganar puntos” para acceder a canonjías cedidas por las estructuras oligopólicas del poder real.
El caos lo prefabrican mediante corridas bancarias, cambiarias,
acaparamiento de mercaderías para producir faltantes, usinas de rumores insidiosos, cooptación de gremialistas corruptos y un sinfín de operaciones de similares bajas estofas. Todo eso para debilitar o voltear a gobiernos no alineados con el neoliberalismo.
En cambio, si llegan al gobierno mediante golpes palaciegos (como en Paraguay), o golpes pseudos institucionales (como en Brasil), o mediante campañas de terrorismo mediático (como en Argentina), rápidamente se dedican a destrozar sistemáticamente todas las instituciones y medidas adoptadas previamente, de orientación keynesiana, popular, social y nacional. El ajuste por el ajuste mismo es la herramienta de utilización obligatoria por parte de los personeros del neoliberalismo, más aun en su versión salvaje y totalmente deshumanizada.
Y el ajuste severo, de corte brutal, es pregonado y presentado como
“imprescindible”, para supuestamente sanear la economía, ocultando mediante sistemáticas campañas mediáticas masivas, que el caos económico lo producen los mismos personeros del neoliberalismo, para luego en ese contexto de caos generalizado, tener a la gente abrumada y desorientada, con el objetivo de imponer todo tipo de medidas brutales de achicamiento económico, exclusión social, empobrecimiento masivo con concentración de la riqueza en muy pocas manos, además de forzar la involución rápida al triste rol de colonia perdiéndose toda noción de soberanía y de dignidad nacional.
Una vez que se cae en el pozo del endeudamiento masivo e irracional, que se retroalimenta con intereses usurarios, el cuadro financiero se torna inmanejable, pues el achicamiento de la economía que es perpetrado por la batería de medidas “de ajuste” (en rigor de achicamiento y destrucción forzadas), que incluyen apertura aduanera irrestricta que destroza a la industria propia y genera más desocupación; total falta de control sobre las operaciones en divisas, favoreciendo la fuga de capitales; promoción de la especulación desenfrenada, con instrumentos como la “bicicleta financiera” famosa en los años ’90 y reeditada ahora de la mano del mismo perpetrador, hoy a cargo del Banco Central; “flexibilización laboral” –que en buen romance significa precarización total de los trabajadores, que quedan sujetos a la voluntad de la patronal y sobre todo de las corporaciones extranjeras-; destrucción de todo el aparato científico y tecnológico, bajo las excusas de “economías presupuestarias”; desjerarquización y desfinanción de las Universidades Nacionales, para forzar el arancelamiento y con ello la inaccesibilidad para los sectores medios y bajos de la población; subordinación total a los dictados geopolíticos de la Banca transnacional y de las potencias neocoloniales (EEUU, Gran Bretaña, Francia y la propia UE, además de Japón como socio necesario del saqueo institucionalizado corporativo), que incluyen resignación de soberanía y pérdida de la Identidad Nacional; y un abanico de otras medidas tan negativas como las mencionadas.
Para evitar toda oposición, los regímenes neoliberales se aseguran el acatamiento riguroso por vía prebendaria, extorsiva e incluso de violencia directa; de los otros factores de poder existentes, los cuales pasan a ser minimizados, cuando no totalmente cooptados para operar como cómplices del desguace nacional.
Ya lo padecimos los argentinos en el cuarto de siglo neoliberal (1976-2001) mucho más en acentuado en los años ’90; lo padece Grecia, cada vez más hundida en la miseria ocasionada por ajustes consecutivos; lo padece España pese al tamaño y diversificación de su economía, pues sus dirigencias son adoradoras del “dios mercado” y de “san ajuste”, con sus secuelas de estancamiento, desocupación y crisis socio económica; lo padecen Portugal, Italia, Islandia, y hoy los coletazos llegan a Gran Bretaña, Francia y la altiva Alemania de Merkel.
En el actual caso Argentino, se reeditan los serios riesgos de disolución nacional y/o de balcanización, alentado ello por los poderes financieros transnacionales y fogoneado desde adentro por el egoísmo corporativo de los CEOs puestos en funciones políticas que no entienden ni quieren entender, pues solo les interesan las ganancias rápidas y abultadas, así como las ventajas para los intereses corporativos a los que representan, siendo el caso más visible y escandaloso el de la dupla Shell – Aranguren, pero no es la excepción sino la regla y modus operandi de estos unitarios recalcitrantes modelo siglo XXI.
Claramente están dispuestos a superar las tropelías de Rivadavia y sus sucesores directos, del mitrismo y su régimen oligárquico-liberal, de la década infame de los años 30 del siglo XX, de los fusiladores del ’55 y sus continuadores, de los proceseros de Videla y sus secuaces, así como de los representantes del poder financiero transnacional que nos destrozaron en los recientes años ’90.
MGTR. CARLOS ANDRÉS ORTIZ
Analista de Temas Económicos y Geopolíticos
(*) Naomí Klein – La Doctrina del Shock // Viviane Forrester – El Horror Económico // Alfredo Zaiat – Amenazados, el miedo en la economía / Economía a contramano.
(**) Establishment – El Poder Establecido, equivalente a los poderes fácticos que operan en un país.