Archivo del blog

jueves, 19 de octubre de 2017

GEOPOLÍTICA DE LAS DESAPARICIONES
Puede parecer una incoherencia el título, pero no lo es.
La violencia institucionalizada por el Estado difícilmente sea casual, más bien es causal o herramienta de intentos de “disciplinamiento” social, para ahogar toda resistencia a políticas económicas excluyentes, oligárquicas, clasistas y/o marcadamente antinacionales.
Esas características precisamente tiene el neoliberalismo noventista recargado, aplicado por el actual gobierno argentino, como lo demuestran palmariamente los hechos, aunque el “aderezamiento” comunicacional siga confundiendo a muchos, incluso a afectados directos de las (des) políticas sociales y económicas actuales.
Como las medidas aplicadas sin solución de continuidad, que incluyen operaciones impresentables de todo tipo (negocios varios de “famiglia” y amigos del poder, que gozan del blindaje mediático y judicial “dócil y/o adicto” (1) ); presiones y persecuciones con amenazas o acciones concretas de encarcelamiento en juicios que parecerían prearmados con notable vengatividad (como los orquestados contra Boudou, De Vido, la propia CFK, Milagro Sala y otros (a quienes las evidencias parecen indicar que se los persigue por sus aciertos y no por sus errores (2) ); sobre jueces, periodistas y otras personalidades destacadas que no se muestran “dóciles”; la destrucción socio económica y tecnológica generalizada, acciones de entrega de soberanía (que muchos militares encandilados por los indultos parecen desconocer), subordinación explícita a potencias atlantistas y sus socios, endeudamiento sideral y desbocado, etc.; la apertura comercial indiscriminada e industricida; las crecientes pobreza, marginación social y desocupación; etc.; con todo ello el descontento va “in crescendo”, lo cual puede tornar inmanejable la situación general para el establishment neoliberal alineado con los poderes financieros transnacionales y las Potencias Atlantistas.
Ergo, el “modelo” neoliberal, solo cierra con represión… represión dura y sin cortapisas. Para eso se importaron equipamientos represivos, y según trascendió, se recurrió a asesores israelíes para técnicas anti disturbios y otras (así como en el “proceso” se recurrió a la “experiencia” francesa aplicada para reprimir brutalmente en Argelia).
En varios operativos ferozmente represivos, contra docentes en huelga por los miserables salarios y las agresiones a la Escuela Pública, contra obreros despedidos en fábricas cerradas o en proceso de achicamiento, contra pacíficos manifestantes de multitudinarias marchas o concentraciones de protesta, en todos ellos se pudo ver la saña y el odio inculcado a las fuerzas de seguridad (sean uniformadas o en operaciones encubiertas de civil), contra los “civilachos”, reflotando el nocivo espíritu de casta inculcado por la doctrina de la seguridad nacional, durante el nefasto “proceso” (1976-1983).
Por algo, la impresentable ministra Patricia Bullrich Luro Pueyrredón, entre otras aberraciones conceptuales varias, dijo “necesitamos a Gendarmería”, siendo implícitamente claro que a esa fuerza de seguridad y a otras, las necesitan para reprimir cuando, donde y como les sea ordenado, incluyendo en eso apaleos varios, arrestos “por si acaso” y eventualmente desapariciones “accidentales”, como la perpetrada contra el activista Maldonado.
Para que queden en claro las políticas de amedrentamiento masivo, en plena ejecución, son de recordar recientes operativos policiales, de Gendarmería (y posiblemente de Prefectura), entrando armados y con chalecos antibalas en escuelas, Facultades de Universidades Nacionales, en desalojos violentos de manifestantes en fábricas, así como en la vía pública.
Y no han sido casuales los operativos de Gendarmería, violando la autonomía universitaria, perpetrados en sedes Universitarias, para interrumpir o amedrentar cuando se trataba el tema de la desaparición forzosa de Maldonado, como ocurrió por ejemplo en “La Siberia” de la Universidad Nacional de Rosario (nombre popular de la sede de varias Facultades e Institutos Superiores, ubicada cerca del Parque Urquiza de esa ciudad).
Tampoco son casuales los persistentes y casi desesperados intentos de involucrar a las Fuerzas Armadas en operativos represivos (enmascarados como “de mantenimiento del orden público”), que intenta implementar el gobierno nacional). Iniciativa que posiblemente cuenta con el visto bueno de varios altos oficiales retirados muy vinculados al “proceso”, y por ende, adherentes fervorosos de la nefasta doctrina de la seguridad nacional, que como tales siguen “anclados en los años ‘70” y “persiguiendo zurditos”, mientras la realidad geopolítica mundial hoy discurre por otros caminos muy diferentes, y no se dan cuenta o fingen no ver que volvemos a subordinarnos a las potencias neocolonialistas del siglo XXI, incluso bajo graves riesgos de desarticulación nacional total.
Aunque muchos no lo perciban, esas desapariciones forzadas y otros operativos masivos de amedrentamiento y represión, tienen fuertes connotaciones geopolíticas, pues buscan evitar toda resistencia a la brutal involución socio económica en marcha en Argentina (que nos empuja a una vuelta forzosa al país – estancia que fuimos en el siglo XIX, sin industrias ni tecnologías propias, y con fuerte exclusión social y política). Eso implica además la desarticulación total de los bloques regionales que nos conducían a consolidar la Patria Grande y con ello estar acorde a la realidad vigente de grandes bloques geopolíticos que marcan el siglo XXI, tornando inviables las vigencias reales de naciones aisladas de sus contextos geográficos regionales.
Esas represiones –aunque los represores ni lo imaginen, pues sus limitados razonamientos no les permiten analizarlo-, implican la subordinación permanente al bloque de las Potencias Atlantistas (EEUU, Canadá, UE, Comunidad Británica, Japón y aliados menores, como Israel); nos aleja de los bloques de poder no subordinados a los atlantistas (por algo se congelaron de hecho los acuerdos estratégicos con China y Rusia, los acercamientos a India y otros similares); y contra toda lógica nos involucra en un conflicto que no es nuestro y del cual debemos mantenernos neutrales, como los viejos odios y guerras del Medio Oriente.
Para complicar más el panorama de disolución nacional que claramente nos amenaza, en una reedición antiargentina del Plan Morgenthau, el insidioso accionar de zapa británico-anglosajón, mediante ONGs “indigenistas”, “ecologistas” y otras, promueve nuestra balcanización y nuestro anclaje al subdesarrollo crónico, este último bajo la pantalla del ultra conservacionismo, en posturas fervorosa e irracionalmente “compradas” por sectores cooptados de las “progresías” tan llenas de ideologías disolventes como carentes de todo concepto de Defensa de lo Nacional. A las oligarquías apátridas, mientras puedan hacer sus pingües negocios y fugas de capitales, nada de eso les importa. Los clasemedieros desinformados, ni lo imaginan. Los intelectuales acomodaticios “miran para otro lado”. Los militares –no son todos, afortunadamente- llenos de confusiones severas, como creerse “nacionalistas – liberales” (todo un oxímoron) y aplaudidores de la desindustrialización y desarticulación tecnológica y social, siguen en el limbo de la profunda colonización cultural.
(1) Panamá Papers, coimas de Odebrecht, Correo Argentino, Avianca, operaciones de dólar futuro, endeudamiento sideral de LEBACs, endeudamiento externo descomunal, que incluye operaciones con Bancos de los que algunos de los funcionarios actuales eran parte; manejo de Energía por ministro vinculado a Shell, que incluyen compras de gas vía Chile más caro que el gas que puede producirse acá o comprarse en Bolivia; grandes obras públicas adjudicadas a empresas vinculadas a amigos o familiares; operatorias de “energías renovables” pactadas en leoninas condiciones perjudiciales al Estado y a los consumidores argentinos; etc.
(2) Boudou por el “pecado” de estatizar las AFJP y fortalecer con ello al ANSES; De Vido por reestatizar parcialmente a YPF, impulsar el Plan Nuclear, terminar Yacyretá y concretar un vasto plan de obras públicas; Cristina FK por personificar la principal y más contundente oposición política al neoliberalismo hoy en ejercicio de poco menos que la suma del poder público; Milagro Sala por racismo explícito y por molestar al poder excluyente del gobernador Morales y dar mejores condiciones de vida al pueblo jujeño común y excluido. Todo lo cual no implica un “cheque en blanco” a ninguno de los nombrados ni a nadie en particular.
MGTR. CARLOS ANDRÉS ORTIZ
Analista de Temas Económicos y Geopolíticos

sábado, 14 de octubre de 2017

LIBERALISMO TEÓRICO Y SU CHOQUE FRONTAL CON LA REALIDAD.
Palabrita linda y pseudo inocente, derivada etimológicamente de libertad; pero a diferencia de la “libertad” en abstracto, el liberalismo económico esconde arteramente la peor de las esclavitudes, la ley de la selva con toda crueldad, tanto en el ámbito socio económico interno de cada país, como en el geopolítico de las relaciones interestatales y sus ecuaciones de Poder Real.
La “liberación” de los precios de los combustibles…¿a quienes beneficia? A las corporaciones petroleras y gasíferas, extranjeras o manejadas por personeros de extranjeros. ¿A quienes perjudican? A los usuarios / consumidores argentinos.
El arancelamiento hospitalario, ya en marcha, “por economías presupuestarias”, ¿a quienes perjudica? A todo el pueblo argentino excluida la oligarquía y la clase media muy alta. ¡Pero es muy “acorde” al liberalismo “puro” preconizado por los voceros y tinterillos del establishment! Son los mismos a quienes les “horroriza” que el Estado intervenga, así sea para algo tan elemental como es la Salud Pública. Para los liberales dogmáticos, los pobres debieron ahorrar antes, para poder pagarse los tratamientos…¡y si no lo hicieron, “es culpa de ellos” (de los pobres y miserables en grado superlativo). Cero espíritu humanitario. ¡Total si se mueren, que importa! (pensamiento muy de oligarcas desalmados).
El arancelamiento de las escuelas y Universidades, por supuestos similares motivos, idénticas conclusiones que el caso anterior. Ya lo dijo uno de los CEÓcratas actuales ¿para que necesita saber matemática la hija de un peón rural, si no le hace falta? Hipocresía e insensibilidad social en grado superlativo. Y ya lo dijo el ruralista y hoy senador por Entre Ríos Alfredo De Angeli_ ““Hay que terminar con los guachitos pícaros que faltan a la cosecha por ir a la escuela”. Brutal comentario de exclusión social explícita y de soberbia de patronos rurales de tipo feudal, que no requiere mayores explicaciones.
“Libertad total para contratar empleados”, braman arrogantes los CEOcratas hoy henchidos de poder, y repiten como loros algunos clasemedieros, cuentapropistas y empleados públicos semi acomodados; y otros tantos patrioteros de bandera. Los CEOcratas ávidos de pagar monedas con sueldos de hambre, olvidan aquel simple razonamiento de Henry Ford, que pagaba bien a sus empleados, para que se transformen en compradores de sus propios automotores, claro que los CEOs locales apuestan a transformarnos en una colonia dócil productora de materias primas con costos salariales miserables, despreciando el mercado interno; los clasemedieros que creen equipararse con los oligarcas, queriendo tener peones, dependientes varios y domésticas a quienes echar a voluntad y que acepten trabajar por salarios bajísimos y sin poder de negociación; y patrioteros con ideas de casta privilegiada, olvidando que de esa forma pasan a ser material desechable operado por oligarcas que los miran con desprecio…y por poderes extranjeros a los que dijeron enfrentar.
Libertad para contratar trabajadores, que para estos significará de última libertad de elección entre salarios miserables o morirse de hambre.
La “liberalización” del tráfico fronterizo, está matando a nuestras industrias y a nuestros comercios. Pero algunos insisten en no darse cuenta.
El “libre cambio” que hoy practica Argentina, nos está destruyendo todo el Sector Industrial y frenando el desarrollo tecnológico. Eso implica miseria, desocupación creciente, y desjerarquización brutal de la economía argentina. Pero algunos “no se dan cuenta”.
Algunos predican la “pureza” del ideario liberal – privatista, mientras que ellos y sus familiares trabajan en el Estado, estudiaron en escuelas públicas, tienen asistencia social estatal – sindical, viven en casas hechas y financiadas por el Estado; y no se dan cuenta de sus profundas incoherencias. Digamos que con sus prédicas, se quieren pegar un tiro en el pie.
Ya lo dijo Perón, la economía nunca es libre, o la maneja el Estado o la manejan las corporaciones.
¡Pero algunos no se quieren dar cuenta!
MGTR. CARLOS ANDRÉS ORTIZ
Analista de Temas Económicos y Geopolíticos

viernes, 13 de octubre de 2017

HISPANIDAD
Para los “progres” que solo critican el rol de España en América, siguiendo la “historia negra” tan prolijamente difundida por personeros de los británicos, en mérito a la verdad y el rigor histórico, recomiendo analizar lo siguiente.
El cristianismo suplantó a numerosos cultos paganos, varios de los cuales incluían brutales sacrificios humanos. ¿Se ofrecerían los “progres” como víctimas de esos cultos, ya que tanto alaban las “religiones originarias”? Por otra parte, debatir sobre los principios morales y los altos valores del cristianismo, llevaría a una discusión interminable, dados los odios anti cristianos y particularmente anti católicos, de algunos agnósticos, ateos y anti teos militantes.
Los españoles nos dieron una religión en común, lo cual es un formidable factor de unidad.
Los españoles nos dieron una cultura en común, en lugar de la babel de lenguas y costumbres diversas que prexistían.
Nos dieron una historia en común, lo que no es poco.
No por casualidad el Informe Rockefeller (1969) dijo que los tres formidables factores de unión de Íbero América son: religión, lengua e historia en común. Y desde entonces EEUU y Gran Bretaña se dedicaron a degradarlos para desunirnos.
A diferencia de Inglaterra, Francia y Holanda, que se dedicaron a exterminar las poblaciones nativas preexistentes, aun pese a errores y excesos (que sin duda hubieron), España dio severas instrucciones a sus adelantados de integrarse con los pueblos indígenas, incluyendo recomendaciones a sus jefes de expediciones de desposar a las hijas de los caciques, y de esa integración surgió el mestizaje indígena-español, que hoy es mayoritario en las poblaciones de la casi totalidad de nuestras naciones, de las que solo en Argentina, Uruguay y Costa Rica, predominan poblaciones blancas. Garcilaso De La Vega, prominente americano hijo de español y nativa americana, es posiblemente uno de los casos más destacados de ese mestizaje indio-español.
En la época de los Habsburgos, los nativos de América fueron legalmente considerados súbditos de La Corona Española, en pie de igualdad con los nativos peninsulares. Si bien fue de una época posterior, ya en el período de Los Borbones, la relevante actuación de Dionisio Inca Yupanqui en su rol de diputado en la Cortes
de Cádiz, es otra prueba irrefutable de la integración social y política de los mestizos en las estructuras de aquella España colonial.
España creó Colegios Mayores, escuelas y Universidades en el Nuevo Mundo, instituciones en las que abrevaron amplios conocimientos muchos jóvenes relevantes de los virreinatos, incluyendo las grandes mentes lúcidas que alumbraron nuestras independencias. Nada de eso ocurrió en los territorios colonizados por los nórdicos europeos, quienes además por regla general fueron acentuadamente racistas y excluyentes de los pueblos nativos preexistentes.
En todos nuestros países, despotricar ferozmente en contra del supuesto “despotismo de los colonizadores españoles”, es al menos marcadamente sesgado e injusto, y mucho más aun en Argentina, país en el cual la amplia mayoría somos descendientes de europeos, integrados por regla general muy bien dentro de la variedad de orígenes que caracteriza a nuestra población, incluyendo por cierto a muchos argentinos con ancestros de sangre india e incluso negra, por lo general mezclados con europeos varios. Y en las últimas décadas se sumaron asiáticos de diversos países de orígenes, también asimilados o en curso de integración total en nuestra población y cultura.
Los “progres” fervorosos y por lo general no bien fundamentados, así como ciertos intelectuales con escaso sentido de lo Nacional, con sus prédicas de “racismo inverso” y separatismo rampante, instigadores de odios sin fin, son muchas veces sin saberlo, maleables y dóciles instrumentos de la balcanización que sutil e insidiosamente promueven las grandes potencias anglosajonas y los centros del poder financiero transnacional.
MGTR. CARLOS ANDRÉS ORTIZ
Analista de Temas Económicos y Geopolíticos

martes, 3 de octubre de 2017

CATALANES Y MAPUCHES - LA SOMBRA OMINOSA DEL IMPERIO BRITÁNICO
Separatismo catalán, separatismo mapuche; dos temas que para “progres” exaltados y para desinformados varios, parecerían dos procesos separados, muy “progresistas” y de exaltación casi sublime de los “derechos de los pueblos a su autodeterminación”.
Pero una mirada más profunda del tema, permite advertir que desde las sombras, se mueven ominosas, vengativas y traicioneramente amenazantes, las acciones de zapa del viejo y mañoso imperio británico, con sus socios atlantistas, y en particular la triada neocolonialista del siglo XXI, tema este último en el que me explayé en uno de mis últimos libros, disponible en formato digital en mi blog.
Y por cierto, existen notables paralelismos con los desmembramientos nacionales ya perpetrados o en curso pleno de ejecución, o vigentes como amenazas latentes, en Yugoeslavia (destrozada en siete pequeños Estados); Iraq (en serio riesgo de fragmentación); Libia (dividida por el tribalismo post Kaddafy); Siria (agredida y amenazada en riesgo de balcanización); en el Cuerno de África (diluyendo Estados nacionales en la estratégica vinculación del Mar Rojo con el Índico); Italia (con el invento racista de La Padania); Checoslovaquia (partida en dos); Rusia (que fue seriamente amenaza con fragmentarse en múltiples Estados separados, y amenazada seriamente en varias de sus extensas fronteras, riesgos que la férrea conducción nacionalista de Putin aventó); Bolivia (amenazada de secesión por la oligarquía santacruceña y otros actores); Brasil (en el que el sur blanco, rico e industrializado no quiere tener nada que ver con el norte negro, poco industrializado y pobre); y las destrucciones de los Estados que propicia el globalismo neoliberal no se agota en esos casos.
Mientras se acallan en los medios dominantes las voces separatistas de Escocia, anexada por la fuerza hace tres siglos a Inglaterra, pero manteniendo tozudamente su idioma y su impronta propia, en una relación de amor/odio vigente con el poder inglés. Y por supuesto, acallando el nacionalismo irlandés, aplastado en un baño de sangre cuando buscaron recuperar Irlanda del Norte, territorio usurpado por Inglaterra, para formar con los otros tres componentes la ensamblada Gran Bretaña. Solo Gales entró en la unión/subordinación, relativamente por acuerdo. ¡Pero de esas cosas no se habla en los grandes medios, dominados por los anglosajones y sus aliados!
En el caso de Cataluña, como en el de Basconia (los vascos), y en menor medida Galicia y otras regiones de España, el crudo secesionismo y el odio a España (de la cual forman parte), sin perjuicio de las particularidades culturales,
evidentemente ciertas “progresías” convenientemente fogoneadas por los medios dominantes, se sumaron a ambiciones políticas de poder “nacional” de corta y pequeña visión (equivalente a alcanzar la “presidencia” y otros cargos en una minúscula escala provincial), posiblemente agregados a otros factores diversos de dudosa entidad como para justificar el desguace nacional; y a todo ese combo crecientemente explosivo, posiblemente se le añadieron gruesas torpezas políticas del poder nacional español, sumido en el caos de la relativamente reciente “europeización” y las tenazas del neoliberalismo que le destruyen el tejido social y las capacidades de acción político – económicas. Esa “europeización” fue la que llevó a despreciar a Íbero América, afectando o cortando sólidos lazos culturales y afectivos con nuestros pueblos, e incluso poniendo en el olvido que fue Argentina (hoy parte de los “sudacas” que menosprecian los oligarcas y los tilingos de España) la que palió la hambruna y rompió la exclusión internacional a la que había sido condenada España por los anglosajones vencedores de la Segunda Guerra Mundial; entre otros múltiples lazos afectivos que eran muy sólidos. 
Es claramente visible, pero seguramente no advertido por “las progresías” ni por sectores mal informados de España y otros países, que en los medios masivos “serios” de difusión, solo tienen espacio para opinadores separatistas y para odiadores seriales varios; mientras se acallan las voces de los muchos españoles, incluidos catalanes, que quieren mantener la unidad de España. Y amañadamente machacan acerca del 90% de los votos separatistas, mientras casi ni mencionan la escasa participación del 42% de votantes.
Por supuesto, ni se menciona que el separatismo catalán (al igual que el vasco y otros), constituyen actos políticos asimilables a aberraciones jurídicas, al terrorismo y a acciones de traición a la patria, pues Cataluña forma parte de España desde 1492 cuando se creó y unificó el reino, o sea el Estado Español. Y por supuesto, la eventual secesión requeriría, en tal caso, el acuerdo de toda España.
Aducir inequidades económicas o presupuestarias, es bastardear y tratar con criterio mediocre un tema que en sí tiene principalísima connotación geopolítica.
Respecto a los vascos, de los enfervorizados separatistas de la península, y de la amplia dispersión de descendientes de vascos diseminados por el mundo, muy pocos advierten que la prefabricada bandera vasca de reciente creación, “curiosamente” tiene el mismo diseño que la de Gran Bretaña…con otros colores, por supuesto.
Queda en claro que el proyectado independentismo catalán, tiene otros condimentos muy diferentes al aura “liberador” que la “progresía” y los grupos neoliberales – oligárquicos pregonan; con ocultamientos maliciosos o de ignorancia cerril por parte de comunicadores y medios masivos de comunicación.
El promocionado caso de los mapuches en La Patagonia, así como otros casos larvados de indigenismo separatista promovidos, fogoneados y financiados por Gran Bretaña, tiene notables coincidencias geopolíticas con el separatismo catalán; así como condimentos propios, por caso el de los terratenientes europeos
y norteamericanos, que se apropian excluyentemente de vastas extensiones de nuestro despoblado sur continental. En mérito a la brevedad, el caso mapuche con sus muchas connotaciones merece analizarse separadamente.
MGTR. CARLOS ANDRÉS ORTIZ
Analista de Temas Económicos y Geopolíticos

viernes, 29 de septiembre de 2017

LIBERALISMO - ESCLAVITUD DISFRAZADA DE LIBERTAD ABSOLUTA
La reciente “liberación” (palabrita que suena a simpática, escondiendo su intrínseca perversión en temas político – económicos) de los combustibles en Argentina, muestra descarnadamente el sentido real del concepto, tanto en ese caso puntual como en la generalidad de los temas económicos y políticos.
Esa “liberación” de precios, significa que el cerrado oligopolio productor y vendedor de combustibles de Argentina, podrá disponer a su antojo y conveniencia del mercado consumidor de naftas y gas oil, maximizando sus utilidades, al tener como prisioneros económicos a todos los consumidores directos e indirectos de combustibles, o sea a todo el pueblo argentino; pudiendo exprimirnos sin límite ni control alguno, y lógicamente sin importarles un ápice el desarrollo socio económico nacional. El Estado, manejado por el personero de Shell puesto a Ministro de Energía, ausente con aviso.
¡Esa es la mejor explicación práctica del significado real de las “liberaciones” de precios, que significan la esclavitud económica para las amplias mayorías de nuestro pueblo, llevado a los empujones y engaños a un cuadro de miseria abyecta y exclusión total!
Similar razonamiento, muy bien fundamentado, cabe realizar respecto a la “flexibilización laboral”, la cual mediante la anulación de todas las leyes de protección a los asalariados y la anulación lisa y llana de toda consideración social y humana, pretende “liberalizar” las contrataciones laborales, de forma tal que cada trabajador “libremente” negocie su salario con su patrón, de forma tal de poder “elegir” entre un salario miserable o morirse de hambre como desocupado crónico.
Es lo que con toda premura implementó el gobierno del usurpador del Poder Ejecutivo en Brasil, Michel Temer (que accedió al poder mediante un golpe de Estado mediático-legislativo), con los apoyos de la oligarquía del vecino país y los poderes plutocráticos de las potencias neocolonialistas, las mismas que fogonean imponer al como sea la globalización salvaje,
¡Y es lo mismo que en Argentina busca imponer, con toda su claque de periodistas al tanto por cuanto y sus vasallos políticos menores (como la deshilachada UCR), el neoliberalismo gobernante y que pretende erigirse en monopolio político imperante!
Otro de los tantos ejemplos de perniciosidad liberal, es la muy promocionada “libertad de comercio”, aplicada a rajatabla hoy en Argentina, logrando rápidos resultados claramente buscados…de cierres masivos de fábricas, de comercios (sobre todo en provincias fronterizas) colapsados, de aumento de la desocupación y de la miseria estructural, además de destrozar la balanza comercial aumentado acentuadamente el déficit del comercio exterior, lo cual acentúa el aumento descomunal de la deuda externa.
El “endiosamiento” de la “libertad” resignando soberanía, nos viene de lejos, de los unitarios entreguistas de los albores de nuestra patria, de la “libre navegación de los ríos” perpetrada como consecuencia de Caseros, por la cual los barcos extranjeros pasaron a navegar nuestros ríos interiores “como Juan en su casa” como su fueran aguas internacionales, y hasta los británicos se dieron el lujo de enviar una cañonera (surta en Montevideo), para “patotear” en Rosario a fines del siglo XIX, ante un conflicto suscitado entre Santa Fe y un Banco británico con sucursal en aquella ciudad.
Ya lo dijo Perón hace largas décadas: “los mercados nunca son ‘libres’, o los maneja el Estado o lo manejan las corporaciones”; y en el caso argentino, muy actual, las corporaciones extranjeras, como sucedió en largos años de nuestra azarosa y vergonzosa historia de sumisión explícita a la potencia imperial de turno, al igual que lo padecido por los países hermanos de nuestra región.
MGTR. CARLOS ANDRÉS ORTIZ
Analista de Temas Económicos y Geopolíticos

martes, 26 de septiembre de 2017

PROVOCANDO PROVINCIAS INVIABLES
En la terrible década del ’90, que desembocó en la crisis terminal de 2001/2002, Cavallo y otros popes de la economía neoliberal apátrida, entre muchas falsedades ideológicas repetidas cuan dogmas sagrados indiscutibles, entre un puñado machacado persistentemente, dos de ellos tienen que ver con el desprecio al país profundo, al federalismo y al amor a la patria.
En vez de “economías provinciales”, fabricaron el difuso concepto de “economías regionales” como sutil forma de “ningunear” (*) a las provincias excluidas del núcleo duro central de la Pampa Húmeda, también llamado por los voceros del establishment “la pampa gringa”, denominación tampoco inocente, pues lleva implícita el racismo rampante que buscan instalar los medios masivos de la incomunicación y las tergiversaciones…pero este es un tema que podrá tratarse en otro artículo.
Otro de los neologismos instalados en aquellos años del neoliberalismo rampante, es el de “provincias inviables”, el cual no por casualidad está volviendo a mencionarse en los presentes años de neoliberalismo recargado padecido hoy.
Este concepto es de una perversidad muy refinada, pues es brutalmente excluyente, dado que para la retorcida lógica de la oligarquía CEOcrática (**), lo único que cuenta es el retorcido y deshumanizado criterio de rentabilidad, que pretenden trasplantar desde su visión oligopólica – empresaria ultra liberal, al manejo del Estado, al cual gobiernan como si fueran los dueños, mientras que los ciudadanos de a pie pareceríamos la versión anacrónica de los nuevos siervos de la gleba, atados al poder y caprichos de los amos (neo) medievales.
Además ese concepto es la reedición del más cerrado y apátrida unitarismo, centrado en la desproporcionada ciudad-puerto y la rica provincia de Buenos Aires, y socarronamente despectivo de todo el interior, con las únicas excepciones parciales de Santa Fe y Córdoba. Es evidente que la CEOcracia ultra liberal, es la heredera directa de los rivadavianos, de los mitristas y sarmientistas, achicadores del territorio, carentes de toda noción de Grandeza Nacional, y excluyente sin tapujos ni vergüenza de las grandes mayorías nacionales.
Pero lo peor es la “inviabilidad” de las “provincias marginales”, que está siendo provocada, fomentada e instalada por el propio unitarismo neoliberal hoy puesto en esta especie de suma del poder público al cual autoasumió, para anular todo conato de fundamentada oposición a su gobierno.
Las principales acciones y omisiones que reinstalan la pobreza, la desindustrialización forzosa, la desocupación masiva, la exclusión social y la futura ingobernabilidad de las provincias “menores” de Argentina, son estas:
 Achicamiento de las coparticipaciones (distribución de los impuestos nacionales) a casi todas, mientras se opera para aumentar la coparticipación de la provincia de Buenos Aires…precisamente la más rica, y curiosamente la más endeudada de todas, ante el “festival de toma de deudas” de “Heidi” Vidal; quien procede acorde al pensamiento de la vicepresidente Michetti, quien entre otras “frases célebres” dijo “es bueno endeudarse” (SIC).
 “Sugerencias” y presiones para que las provincias eliminen el Impuesto Sobre los Ingresos Brutos, que es la principal fuente de ingresos genuinos de la mayoría de las provincias, además de las coparticipaciones.
 “Invitaciones” y sutiles facilidades para que las provincias se endeuden en dólares en el exterior, configurando un cuadro de situación que cada vez se parece más a los prolegómenos de la hecatombe de 2001.
 Casi nulas obras públicas del promocionado y falaz Plan Belgrano, otra de las algazaras propagandísticas del neoliberalismo imperante.
 Anulaciones de diversos servicios ferroviarios, lo cual nos vuelve totalmente dependientes del muy caro transporte automotor para las cargas, y mata la alternativa más económica y federal para el transporte de pasajeros.
 Exclusión sin justificativos lógicos, de Misiones y Corrientes del Gasoducto del NEA, privándonos del importante servicio de gas natural; exclusión perpetrada ante la total pasividad de sectores gremiales, empresariales, políticos, intelectuales y pueblo en general de esas dos provincias. ¿Acostumbramiento al subdesarrollo crónico, ignorancia, pasividad extrema o resignación sin vuelta?
 Inacción total para construir los imprescindibles puentes carreteros nuevos que remplacen a los derrumbados ante la desidia oficial nacional y provincial, en la Ruta Nacional Nro. 12, a ambos lados de Corrientes Capital.
 Inacción total para reimplementar el muy económico transporte fluvial, que abarataría costos directamente a siete provincias, e indirectamente a varias más. Silencio total de empresarios, gobernantes, …y de ecologistas, que parecen no ver los enormes ahorros ambientales que significarían las gigantescas economías de combustible de las barcazas de carga, respecto al muy costoso y gastador transporte carretero. Además del descongestionamiento de rutas y con ello evitar las frecuentes colisiones que tantas vidas y mutilaciones permanentes cuesta, dolorosamente.
 Inacción total del gobierno nacional, ante las sangrías económicas que causa el hoy totalmente deficitario comercio fronterizo, evidenciando una total insensibilidad frente a la miseria que provoca a todo el país, y en particular a las provincias fronterizas. Muy tibios o inexistentes reclamos de sectores políticos, empresarios y gremiales, ante el tremendo cuadro de situación, que no parece tener fin ni piso de profundización.
 Problemas sociales, educativos, sanitarios y humanos de todo tipo, que causan las bajas sensibles de los salarios reales, de por si bajos en las provincias menos desarrolladas, de las quitas de subsidios a discapacitados, de subejecuciones y limitaciones presupuestarias para salud pública, educación, y entes previsionales como el PAMI; a todo lo cual se agregarían bajas programadas en las retribuciones a jubilados y pensionados. Un calco de 2001.
 Blindaje mediático casi total, que oculta y/o minimiza este dantesco cuadro de catástrofes generalizadas, provocadas por la dogmática aplicación del más crudo neoliberalismo. Todo ello mientras las ganancias siderales de las operaciones especulativas y de los grandes grupos concentrados no parecen tener techo ni limitaciones algunas.
 Instalación de la “lógica” neoliberal, según la cual “lo inviable” debe ser desechado, lo cual avalaría la mutilación territorial argentina, tal como lo habría sugerido –según trascendió y fue repudiado por Veteranos de Guerra Fueguinos- el actual vicepresidente del Banco Central Lucas Llach, y seguramente otros del sector gobernante lo expresaron, en ámbitos más reservados.
Detrás de todo esto se puede percibir, ominosa pero semi oculta para personas no informadas o muy colonizadas mentales, las amenazas no solo a la hoy menguada soberanía nacional, sino también a la integridad de nuestra nación, la cual aparece crecientemente amenazada por el peligro cierto de balcanización y o destrucción total, a consecuencia de la remozada aplicación de una nueva versión del ominoso Plan Morgenthau, ideado décadas atrás por los mega poderes plutocráticos transnacionales.
¿Exageraciones o suposiciones sin fundamento? Eso lo pueden decir los desinformados crónicos, los operadores de esas medidas destructivas, o los muy colonizados mentales; como clasemedieros sin rumbo, progres fuera de foco, o muy confusos patrioteros de bandera, entre otros.
(*) Ningunear, argentinismo que implica quitarle entidad o importancia a algún pensamiento, persona o institución.
(**) CEOcracia, gobierno de los “CEOs”, o cabezas dirigentes de grandes grupos corporativos.
MGTR. CARLOS ANDRÉS ORTIZ
Analista de Temas Económicos y Geopolíticos

viernes, 22 de septiembre de 2017

SOBRAMOS 25 MILLONES DE ARGENTINOS
Para el retrógrado programa económico del neoliberalismo recargado, hoy ejerciendo casi la suma del poder público, que nos lleva a los empujones al feudalismo oligárquico al estilo del que en siglo XIX implementó “el régimen” mitrista; oligárquico, ultra liberal y subordinado a Gran Bretaña, vigente desde 1862 a 1916; apenas hay lugar para 20 millones de argentinos, por lo que claramente “sobramos” 25 millones de argentinos.
Y claramente busca ejercer sin límites la suma del poder público, persiguiendo a jueces y funcionarios judiciales que no les son “dóciles” o a lo sumo sutilmente subordinados, en casos “sensibles” como las múltiples causas judiciales que involucran al presidente, sus ministros y otros colaboradores (en esos casos parece funcionar la “justicia express” con rápidos sobreseimientos y descarte de pruebas contundentes y cruciales); instalando la censura periodística con diversos grados de sutileza, llegando a límites mayores en el caso de Roberto Navarro (cuyos brillantes trabajos de investigaciones muy bien fundamentadas evidentemente molestaron al establishment); con presiones sobre funcionarios inducidos a renunciar prematuramente pese a tener mandatos vigentes con cobertura constitucional o legal (como Echegaray en la AFIP y Vanoli en el Banco Central); con supuestos legisladores opositores que avalaron todos los desguaces y endeudamientos; con dirigentes de la CGT que parecen dóciles complacientes que avalan las medidas destructivas y excluyentes; con la cerrada cobertura mediática de los medios de difusión concentrados; con el claro y evidente pacto de retirados proceseros (*) de las FFAA con el neoliberalismo CEOcrático, al cual apoyan retirados e incluso seguramente buena parte del personal en actividad (lo cual evidencian en las redes mediáticas y en expresiones diversas, reconocido incluso por analistas políticos como Rosendo Fraga), que a cambio de los indultos, subas de salarios y ciertas “reivindicaciones” sectoriales, lamentablemente el grueso de los uniformados evidencian aplaudir o a lo sumo ignorar el desguace industrial, tecnológico, el empobrecimiento masivo, y las acciones vergonzosas de resignación de soberanía y de subordinación expresa a las Potencias Atlantistas (las de la OTAN y asociadas). La concepción de “patriotismo” de esos uniformados, parece agotarse en el himno y la bandera, lamentablemente; con escasos
conocimientos históricos que no pasan más allá de las tergiversaciones del mitrismo, y evidentemente con muy pobres o nulos entendimientos de Geopolítica, pues muestran palmariamente seguir encerrados en perimidos esquemas de los años ’70, “persiguiendo zurditos” mientras hoy la realidad pasa por otros carriles muy diferentes.
En ese plan político – económico, implementado por el establishment local, subordinado a los poderes financieros y colonialistas transnacionales, a duras penas y con bajísimos salarios precarizados, apenas hay lugar para 20 millones de argentinos, de los cuales al 85/90 % pretenden llevar a los empujones a niveles salariales de infra consumo, ni siquiera de subsistencia, con la falaz excusa de la “competitividad” de la economía argentina.
Refuerzan esas políticas, los “consejos” del FMI y entes similares, además de ciertos pedidos o “recomendaciones” de “empresarios exitosos”, los que alegan sesgadamente que es la única alternativa para hacer “crecer el empleo y la economía” (¡¿?!), pregonando en los hechos una vuelta a la semiesclavitud de los asalariados como imperaba en Argentina en el siglo XIX y como hoy está vigente en muchos países del mundo en los que los derechos de los trabajadores son pisoteados o directamente inexistentes.
Y ese modelo de concreto genocidio económico, con endeudamiento brutal cuyos intereses impedirán financiar los mínimos requerimientos de salud y educación pública, con millones de parias desocupados y excluidos, y sin perspectiva alguna de futuro digno ni menos aun de soberanía nacional, solo cierra con fuerte represión. Represión para la cual reflotaron larvados odios a “civilachos revoltosos y (supuestamente) vagos” –sin pensar que esos “revoltosos” son maestros con sueldos miserables, médicos de hospitales públicos precarizados y bastardeados, o trabajadores convertidos en desocupados crónicos-; odios y cerrazones mentales profundos, en su momento instalados en el “proceso” mediante sutiles pero severos cursos de adoctrinamiento dictados con formatos de la Escuela de las Américas, para que se acepte sin límites la doctrina de la seguridad nacional, dejando sin efecto la Doctrina de la Defensa Nacional, y con ello pisoteando de hecho toda noción real de soberanía nacional, reduciéndola a formalismos de himno y bandera huecos de contenido.
Muy pocos argentinos parecen tomar conciencia que todo evidencia la acelerada implementación de un nuevo Plan Morgenthau, a la medida de Argentina, no solo para condenarnos al subdesarrollo crónico, sino también para concretar la balcanización que por poco lograron con la crisis de 2001/2002, la cual evidencian querer repetir, en versión corregida y aumentada. Balcanización que a la vez, de perpetrarse, sepultará toda posibilidad de concretar el viejo anhelo de la Patria Grande, pendiente desde nuestras independencias formales en el siglo XIX;
Patria Grande que es el único camino viable en el mundo de Grandes Bloques Geopolíticos, ya claramente imperante en el siglo XXI.
(*) “Proceseros”= partidarios y/o copartícipes del gobierno cívico militar que usurpó el poder en 1976, para implementar el neoliberalismo salvaje.
MGTR. CARLOS ANDRÉS ORTIZ
Analista de Temas Económicos y Geopolíticos

miércoles, 13 de septiembre de 2017

¡SON LOS MISMOS!
Todo un escrito...el difundido por un oficial retirado de alto rango del Ejército, el cual pese a su indiscutida caballerosidad y don de gentes, demuestra que, con aderezos actuales, sigue "anclado en los años '70", como generalicé en algún artículo de no hace mucho.
Las Instituciones Armadas y De Seguridad son muy importantes, imprescindibles, y como tales las Instituciones deben ser preservadas.
Ahora bien, habida cuenta que en varios períodos no muy lejanos de nuestra Historia Nacional, las cúpulas de esas Instituciones se sirvieron de las mismas para perpetrar tropelías de diversos tipos, incluso poniéndose de hecho al servicio del sempiterno agresor británico (claro que siempre envuelto "convenientemente" con grandilocuentes y huecas palabras de "patriotismo"); para sanar muy dolorosas heridas lo que corresponde y es asignatura pendiente, realizar un "mea culpa" público y con profunda convicción (no meros formalismos), acto que a la vez debería ser la evidencia palpable de un claro cambio de mentalidad, que consecuentemente deje de lado y para siempre la muy nefasta doctrina de la seguridad nacional, para volver a incorporar, remozada pero sólidamente, la Doctrina de la Defensa Nacional; la cual fue vilmente bastardeada por aquellos que por muy confusos o directamente por ser cipayos asumidos, priorizaron "defender al sistema" antes que defender a la Patria.
Esos confusos o cipayos, son los que continuamente priorizaron los dogmas del más crudo liberalismo económico (siendo con ello dóciles marionetas de los anglosajones y luego de las potencias atlantistas y el sistema bancario transnacional), en vez de defender los Intereses Nacionales. Son los mismos, que en vez de defender y acrecentar los legados de prohombres como el General Ingeniero Mosconi, el General Ingeniero Baldrich, el General Ingeniero Savio, el Brigadier Ingeniero y Doctor San Martín, los especialistas en Geopolítica Coronel Rodríguez Zía y General Guglialmelli y otros; en vez de eso se dedicaron a custodiar y alentar el accionar de los personeros de la dependencia y testaferros de intereses antinacionales, demostrando ser colonizados mentales, cuando no apátridas asumidos.
Son los mismos que con ferocidad propia de enajenados mentales, bombardearon y ametrallaron al pueblo en 1955; luego perpetraron el golpe de Estado que fue instigado e incluso pertrechado por los británicos; los mismos que perpetraron los fusilamientos de 1956, mientras ejecutaban un plan económico regresivo, endeudador y antiindustrial; los mismos que primero con presiones constantes, y luego con el golpe de Estado de 1962 buscaron desarticular esa Argentina tecnológica e industrial y el autoabastecimiento petrolero, todo lo cual con aciertos y errores fue realizado por el desarrollismo; los mismos que perpetraron el golpe de Estado de 1976, bajo cuyo amparo los poderes transnacionales con sus subordinados locales instalaron por la fuerza el neoliberalismo salvaje que tanto y tan profundo daño hizo al tejido social y a la estructura económica de Argentina, además de los gruesos desaciertos geopolíticos que nos ubicaron como subordinados explícitos de las potencias anglosajonas.
Son los mismos que como ignorantes de la Geopolítica, se prestaron al juego “sugerido” por el intelectual británico (en rigor canadiense radicado en GB) Harry S. Ferns, quien expresó que una guerra civil sería el único modo de desarticular completamente los grandes avances logrados por el peronismo, demostrando con su accionar ignorar que tanto la irracional guerrilla (que atacó y mató a ejecutivos y dirigentes industriales, además de dirigentes gremiales y oficiales de las FFAA, pero no agredió a la oligarquía campera y sus derivaciones, pues el objetivo real de la guerrilla era ser funcional al retorno a la vieja “Argentina sin chimeneas”, además de sembrar odios y caos); como las FFAA fueron azuzadas sutilmente por las potencias anglosajonas para instalar una virtual guerra civil, como “sugería” el intelectual británico mencionado.
Son los mismos que demostrando tanta soberbia como ignorancia total de la Historia Mundial y de la realidad geopolítica mundial, torpe y embrutecidamente se creyeron “aliados” de EEUU siendo que eran dóciles marionetas; suponiendo que esa potencia actuaría diplomáticamente a favor nuestro en la absurda Guerra del Atlántico Sur, en la cual contra toda lógica fue evidente que los altos mandos solo buscaron una “derrota decorosa”, al negarse a recibir ayudas rechazándolas por motivos ideológicos. ¡O sea, priorizaron “la lealtad al sistema” antes que las
urgencias del Interés Nacional! Desconocieron las claras enseñanzas sanmartinianas…¡y se dicen “patriotas”!
Son los mismos que apoyaron y apoyan al actual gobierno neoliberal, claramente apátrida y subordinado a las potencias atlantistas; el mismo gobierno que destruye y desfinancia los entes tecnológicos, la industria nacional, que nos endeuda brutal y peligrosamente, que entrega o prepara la entrega definitiva de soberanía en Malvinas, la Antártida Argentina, el Mar Argentino y la Patagonia Argentina; incluso colaborando activamente con varios de sus cuadros retirados en funciones relevantes de la CEOcracia neoliberal gobernante.
Son los mismos que ni se inmutan ante la paralización y extranjerización de ARSAT y la casi segura pérdida de una órbita geoestacionaria; ante las paralizaciones de obras de importancia estratégica (Atucha 3, hidroeléctricas en Santa Cruz, Central Carbonífera Río Turbio, Chihuido 1); ante los frenos evidentes al Plan Nuclear y a varios proyectos tecnológicos desarrollados por INVAP; ante la importación masiva de materiales y equipos para las Fuerzas de Seguridad, siendo que mucho de ello bien podría ser fabricado localmente, incluso a precios más reducidos.
Son los mismos que ni parecen conmoverse ante la pobreza, la miseria y la desocupación crecientes; mientras parecen “mirar para otro lado” cuando se reinstalan feroces políticas represivas contra trabajadores despedidos, docentes con salarios de hambre y otras muchas muy justificadas protestas.
Son los mismos que ahora pretenden achacar a Milagro Sala –claro, es morocha y con rasgos indígenas, además de molestar a los “poderes establecidos”- la culpa de la muerte por accidente de gendarmes que eran despachados a Jujuy para “mantener el orden” (así da a entender cierta enrevesada redacción), en vez de pensar en responsabilizar al gobernador jujeño y el gobierno nacional que instrumentaron los operativos represivos.
Son los mismos que agrandan la grieta entre unitarios y federales, luego liberales y nacionales; incluyendo en varios casos deplorables conceptos clasistas y racistas, además de fogonear la exaltación del “espíritu de cuerpo” de perimidas dirigencias de las FFAA que pretendieron instaurar pautas de castas privilegiadas; en vez de volver a las fuentes en las cuales las FFAA nutrían sus cuadros en el
pueblo, incorporándose en él en vez de instalar perniciosas divisiones entre “civilachos” y “milicotes”.
Son los mismos que rinden homenaje a un apátrida fusilador como Aramburu, mientras evidencian desconocer el Plan Morgenthau en marcha (las evidencias lo demuestran), mientras se abona el camino hacia la disolución nacional.
Son los mismos tan confusos como ciertas “progresías” muy fuera de foco, estas últimas con negativas premisas instaladas por ONGs británicas y otras extranjeras, “ecologistas”, “derecho – humanistas”, “indigenistas”, Fundaciones ultra liberales, y otros instrumentos de colonización cultural.
Muy preocupante cuadro de situación, más grave aun que lo sintéticamente descripto.
MGTR. CARLOS ANDRÉS ORTIZ
Analista de Temas Económicos y Geopolíticos

sábado, 9 de septiembre de 2017

CONSECUENCIAS DEL NEOLIBERALISMO
Descomunal y mayor endeudamiento de la historia argentina. Aumentó en más de 100.000 millones de dólares…hasta ahora (09/2017).
Espiral de endeudamiento sin freno y desbocada.
Los intereses de la descomunal deuda externa, ya son superiores a los presupuestos de Salud y Educación, sumados.
Fuga del 80 % del monto del nuevo endeudamiento (más de 80.000 millones de dólares). Mucho a paraísos fiscales como Panamá, Bahamas, Bermudas, etc.
Timba financiera de LEBACs creada e impulsada por el Banco Central, monto inmanejable que cuando se dolarice provocará otra corrida cambiaria.
Mayor déficit comercial de la historia en 2017, según las proyecciones de exportaciones e importaciones hasta fin de año.
Descomunal déficit fiscal, a consecuencia de exenciones de impuestos a ricos (“el campo”, la minería, Bancos, autos de alta gama importados, champagne y consumos suntuarios), y de gastos desbocados, entre otros rubros por masivas contrataciones de militantes como “ñoquis gourmet” con sueldos altísimos; sin olvidar la fallida campaña de Malcorra por el sillón de la ONU, con costosos viajes por todo el mundo, etc.
Inflación considerable, en un contexto de “planchado” artificial de la valuación del peso, lo cual provoca acentuada y creciente sobrevaluación de nuestra moneda, todo lo que abarata las importaciones y encarece las exportaciones.
Desastrosa situación en provincias de frontera, donde la gente local y los “turistas de compras” van masivamente al extranjero, ocasionando cierres de industrias, comercios y servicios en todo el país, y acentuadamente en las fronteras.
Los cierres de fábricas en Argentina ya habrían superado 50.000 en año y medio.
La pobreza afecta a 1.500.000 personas más, y la indigencia a 600.000 más. Hoy uno de cada tres argentinos es pobre, y el cuadro se agrava sin visos de mejoría.
La mayoría de los docentes cobran salarios por debajo de la línea de pobreza. 
El PAMI ya no cubre todos los medicamentos, lo cual deja muy vulnerables a los jubilados.
Las pensiones por discapacidad sufrieron fortísimos recortes, dejando “a la intemperie” a miles de argentinos carenciados y discapacitados.
Las obras públicas sufrieron un “parate” total, incluyendo dos grandes obras energéticas ya comenzadas, de altísimo valor estratégico, como la Central Nuclear Atucha 3 (hasta hoy paralizada), y las dos hidroeléctricas en Santa Cruz (ídem).
Los negociados de las “energías renovables” siguen viento en popa,
fomentando energías muy caras y de muy baja calidad, con tarifas dolarizadas e indexadas, con prioridad para comercializar aunque sean mucho más caras. 
Prácticamente todo el equipamiento es importado. Casi cero apoyo a la industria argentina.
Como semejante plan de destrucción socio económica solo cierra con una brutal represión, ya se está viendo el accionar de las fuerzas de seguridad, no solo en el caso de la desaparición forzosa de Maldonado (lo cual no significa avalar el accionar separatista y violento de los “mapuches”), sino también en durísimas represiones a docentes, trabajadores despedidos, y a intempestivas intervenciones armadas en escuelas, universidades; y las agresiones a locales de entidades sociales y políticas.
Vamos a toda marcha a un nuevo 2001, como paso previo a la disolución nacional.
Algunos siguen diciendo “cualquier cosa antes que el populismo”, como lo adoctrinaron los medios concentrados, y tal vez esos algunos ni sepan definir cual y que es el supuesto “demonio” del populismo…ni cuantos beneficios tuvieron ellos y el país en los escasos años de nuestra historia en que con aciertos y errores,
salimos del encorsetamiento del liberalismo rampante.
MGTR. CARLOS ANDRÉS ORTIZ
Analista de Temas Económicos y Geopolíticos

sábado, 2 de septiembre de 2017

UIA - FESTEJOS EN UN VELORIO
2 de setiembre, día de la Industria Argentina. Con dos días de anticipación, y en un entorno “controlado” para evitar previsibles manifestaciones “inconvenientes” de obreros despedidos y pueblo en general, el presidente Macri asistió a un deslucido acto organizado por la UIA en el Parque Industrial Pilar, acto que a la vez tuvo escasa participación en los medios, sobre todo en el múltiple entramado de “medios adictos y concentrados” que blindan el nada decoroso accionar del actual gobierno CEOcrático neoliberal.
Realmente, “festejar” el día de la industria, en un entorno de destrucción sistemática de la industria, realizada con premeditación y alevosía por los factores del poder transnacional adscriptos al neoliberalismo recargado, y claramente subordinados al bloque de poder atlantista globalizador, es una acción tan incoherente como armar un bochinchero festejo en el marco del velorio de un ser muy querido, más si el difunto ha sido asesinado a la vista de todos, por sicarios brutales y desalmados.
¿O es que acaso alguien medianamente informado, puede desconocer que con su habitual soberbia la vicepresidenta, en una de sus tantas desafortunadas opiniones públicas, expresó, conceptualmente: “basta, basta de industrias, marchamos a un modelo de economía primaria y de servicios”? En el mismo sentido, ante medios “adictos” y sin cuestionamientos “fuera de programa”, dijo “el modelo para nosotros es India”, expresado sin mayores e imposibles precisiones. Con todo respeto al milenario pueblo indio, ese es un país con profundas fracturas sociales, donde culturalmente aun sigue vigente el oprobioso sistema de castas; con grandes sectores sociales sumergidos en la pobreza.
Y todo permite indicar que lo que atrae a la Lic. Michetti es el régimen de bajos salarios y de escasa legislación social y de defensa del trabajador asalariado.
Si fuera alguien más informada, y no una simple repetidora de “clichés” huecos o faltos de sustento, la vicepresidenta debería saber que India es hoy una potencia industrial y un más que respetable productor de tecnologías propias.
También debería razonar –si no es pedirle demasiado- que India es un país superpoblado, que pronto será el país con mayor población del mundo y posiblemente con la mayor densidad poblacional, siendo que Argentina está en las antípodas; o sea que somos un país despoblado, con bajo crecimiento poblacional, y además éramos hasta 2015 un país con diferencias socio económicas relativamente poco acentuadas.
En el contexto de desindustrialización forzosa, en reedición corregida y aumentada, que supera largamente en negatividad los planes desindustrializantes de “la fusiladora” (1955-1958), de los golpistas antidesarrollistas (1962-1963, del infame “proceso” (1976-1983), y de los noventistas (1989-2001); que la Unión Industrial Argentina (UIA) haya apoyado explícitamente el actual modelo económico industricida, y que lo siga apoyando pese a los programadamente desastrosos resultados que se padecen día a día, evidencia la cortedad de miras de sus dirigencias, las que más que empresarios industriales muestran ser partes activas de las “oligarquías diversificadas”, tan bien definidas por el economista argentino Eduardo Basualdo.
Explícitamente, la actual UIA apoya activamente las políticas de precarización laboral (léase despidos indiscriminados institucionalizados a muy bajo costo), de “abaratamiento de los salarios” (léase reducciones drásticas del poder adquisitivo de los asalariados); y a cambio “ni se mosquean” (no les preocupan) los cierres masivos de cientos de PYMEs, la apertura arancelaria brutal e indiscriminada, el achicamiento sensible del mercado interno, la sobrevaluación prearmada del peso argentino (como requisito para armar la timba financiera y las masivas fugas de capitales), la desprotección económica total en zonas fronterizas que nos empobrece día a día, y otras lacras similares.
La UIA, en abierta complicidad con el gobierno neoliberal, busca el modelo socio económico vigente a nivel mundial en el siglo XIX, con trabajadores en situación de semiesclavitud y la contracara de minorías privilegiadas ahítas de riquezas y privilegios, con un sistema político excluyente monárquico o dictatorial; el cual en Argentina se instauró basado en el fraude y el poder omnímodo de las clases altas; institucionalizado por el mitrismo y sus continuadores del “régimen” oligárquico pro británico que manejó Argentina por el medio siglo largo desde 1862.
Aun en la Gran Bretaña victoriana y sus sucesores, las condiciones laborales eran deplorables, la miseria y la hacinación eran moneda corriente para los grandes sectores sociales excluidos de las mieles de la aristocracia.
Ese gran pensador y luchador que fue Friedrich List, crítico acerbo y muy bien fundamentado del liberalismo doctrinal vigente en el siglo XIX, expresó conceptualmente con sencilla contundencia “un país sin industria es como un hombre sin un brazo, está muy limitado para su desarrollo”.
List fue el impulsor de las industrializaciones y consecuentes desarrollos socio - económicos de su patria natal (la por entonces fragmentada Alemania), y su patria adoptiva, los EEUU; países en los que Otto von Bismarck y Alexander Hamilton respectivamente, pusieron en práctica sus ideas, llevando a sus patrias a la senda del desarrollo, saliendo de la trampa del “libre comercio” irrestricto y la subordinación a la industria británica, que proponían los centros de poder del viejo imperio y las respectivas oligarquías retrógradas germana y estadounidense.
Ese pacto implícito de las cúpulas de la UIA, que con tal de tener a los obreros en un marco legal y socio económico dos siglos atrasado aceptan el encorsetamiento severo de la industria argentina; se asemeja el pacto evidentemente vigente de sectores proceseros y de patrioteros de bandera, que con tal de imponer los indultos y de reeditar ciertos privilegios de supuestas castas, como lo impusieron en el “proceso”, con tal de eso ni se preocupan por la destrucción generalizada de la economía, el tejido social y la pérdida explícita de soberanía, en un marco de carencia de todo principio geopolítico propio y de una
 subordinación total a los dictados de la Banca transnacional y de las potencias atlantistas.
Unos se dicen industriales y apoyan la desindustrialización; otros se dicen patriotas y apoyan la destrucción total y la muy posible balcanización total y definitiva de nuestro país.
Pero en un caso el extremo egoísmo oligárquico, y en el otro la acentuada miopía conceptual y cerrazón mental, parecen impedir que tomen conciencia de lo negativo de sus posturas.
MGTR. CARLOS ANDRÉS ORTIZ
Analista de Temas Económicos y Geopolíticos.

miércoles, 30 de agosto de 2017

LOS MÚLTIPLES Y NO SIEMPRE VISIBLES TENTÁCULOS DEL VIEJO IMPERIO
Como breve síntesis, que será ampliada separadamente, se mencionan muchos de los múltiples tentáculos, no todos siempre visibles, con los cuales el viejo imperio británico influye y en muchos casos opera fuertemente sobre la realidad argentina.
- ONGs transnacionales, principalmente británicas, que predicando ecología, indigenismo, derechos humanos e incluso temas políticos y económicos, en realidad operan para dividir el tejido social argentino, instalar la aceptación del subdesarrollo crónico y de pautas culturales colonizantes y negativas.
- Grandes medios de comunicación subordinados a los poderes transnacionales, o que directamente forman parte de los mismos, que operan para manipular profunda y perversamente a la opinión pública. Y hay gente que cree en “la diversidad de opiniones” (de los medios que en esencia repiten el mismo mensaje), cuando no directamente creen todo…”porque se escuchó en la radio, o en la TV”, eso ya llegando a la estupidización total.
- Mensajes disolventes de acomodaticios varios sin moral ni bandera; de tinterillos “tipo alpargata” (cualquier lado les viene bien); de defecadores de tinta y de palabras que desde cuanto espacio o micrófono acceden ensucian mentes y conceptos; de académicos y academicistas de cargos prefabricados o con méritos implícitos concedidos por los centros de poder por ser funcionales a los mismos; etc.
- Operadores financieros apátridas, que actuando desde los dos lados del mostrador, endeudan brutalmente a Argentina, mientras seguramente embolsillan jugosas comisiones, que pasan a ser los treinta denarios de estos Judas del poder financiero, que entregan sin sentir culpa alguna, a la Patria que no quieren ni respetan.
- Es de vieja data el lamentable hecho que terratenientes que no viven en Argentina poseen grandes extensiones de tierras, en particular en La Patagonia; a lo cual en los últimos años se agregaron agresivas compras de magnates como los Benetton, Lewis, etc.; sobre todo a los que se les permitieron apoderarse de bienes estratégicos que deben ser de acceso y dominio público, como el Lago Escondido en Río Negro, esto último con el
apoyo explícito del presidente Macri, asiduo visitante de esa enorme propiedad, en sus frecuentes minivacaciones.
- Son conocidas, aunque poco difundidas, las fuertes influencias británicas para promover, provocar e incluso financiar y armar (proveer armas y/o municiones) a las perpetraciones de los muchos golpes de Estado liberales, antiindustrialistas, antipopulares y antinacionales, consumados por cúpulas militares ultra liberales, siempre con instigadores civiles, instigándolos a consumar las peores aberraciones, como los instigadores de los fusilamientos
de 1956. Eso sucedió en 1930, 1955, 1962 y 1976.
- Es deplorable la cortedad de miras, cuando no la burda y profunda
colonización mental, adolecida por patrioteros de bandera; esos confusos que a viva voz proclaman “patriotismo” mientras ni se mosquean ante los desguaces brutales de la economía y el tejido social nacional (y las entregas de soberanía), consumadas en “el proceso”, en los años ’90, y las en marcha aparentemente irrefrenables en consumación acelerada por parte de la actual CEOcracia ultra neoliberal. A esa mentalidad se la puede definir como la del “síndrome Gómez Centurión”, por solo entender (y a medias) la defensa de la soberanía por las armas, pero desconociendo la defensa del día a día en los frentes cultural, social, económico y geopolítico. Eso requiere pensar en forma crítica y por cuenta propia, y no parecen estar entrenados para ello.
- Patético pasan a ser los casos de los que se muestran con condecoraciones de la guerra del Atlántico Sur, y que se regocijan con los desguaces del Plan Satelital (ARSAT), ni les importa la desindustrialización forzosa, la desocupación masiva, el endeudamiento sideral, y otras lacras como esas.
- Iguales de patéticas son “las progresías” que predicando adhesiones a principios gramscianos, anarquistas y similares, o simplemente pseudo “humanistas”, operan en los hechos en contra del Interés Nacional.
Si bien la colonización económica es preocupante y muy nociva, los efectos más profundos los produce la colonización cultural, manipulando las mentes para provocar confusiones, ignorancia, instalación de dogmas falaces, y en el peor de los casos, la aceptación lisa y llana, de las pautas culturales colonizantes. En esos casos, los que descienden al rol de cerebros totalmente manipulados, incluyen conductas agresivas que se niegan a razonar y reconocer errores e incoherencias del pensamiento.
Esos niveles de irracional agresividad, son fácilmente perceptibles en fervorosos y conceptualmente huecos militantes de ONGs, con libretos dictados desde “La Rubia Albión”, de su socio principal “El Gran País del Norte”, o desde aliados / subordinados menores del viejo imperio anglosajón, como Holanda, España y otros. Similares niveles de agresividad son también frecuentes en otros sectores sociales, ubicados aparentemente incluso en las supuestas antípodas de aquellos.
Las sutiles presiones sobre las Fuerzas Armadas para desatar la irracionalidad mayúscula que fue “el proceso” (*), y a la vez las provisiones de armas y municiones para las guerrillas (al menos dos cargamentos interceptados- (**) ),
formaron los dos brazos de las tenazas con las cuales consumaron el estado asimilable a una guerra civil, que era “la solución” sugerida por el intelectual británico Harry S. Ferns, para destruir los notables avances logrados por Argentina.
¡Y lo notable es que ni los “progres” ni los militares –salvo excepciones- se percataron de haber sido usados para instalar odios aparentemente sin solución!
El tema por supuesto, no se agota en esta breve síntesis.
(*) Proceso de Reorganización Nacional, autodenominación de los golpistas del período 1976-1983.
(**) Existen pocos pero valiosos testimonios de este tema, como por caso los brinda el Dr. Julio Carlos González en uno de sus libros, y me lo ratificó en las dos entrevistas personales que gentilmente me concedió.
MGTR. CARLOS ANDRÉS ORTIZ
Analista de Temas Económicos y Geopolíticos
Entrevista en TLV1


https://www.youtube.com/watch?v=V2NUKEp-5N8
Río Negro y la Quinta Central Nuclear.-----Es lamentable como los prejuicios y la ignorancia, sumados a lo acomodaticio de algunos gobernantes, afectan al Plan Nuclear Argentino y al desarrollo tecnológico. Las centrales nucleares producen energía de base, abundante, económica y segura. Sus índices de accidentología son muy bajos, más aun en Argentina. Pero los ecólatras, con libretos provistos por Gran Bretaña, meten miedo a la gente y atacan nuestro desarrollo y nuestras posibilidades de crecer tecnológicamente.
C A O

viernes, 25 de agosto de 2017

FALSEDADES DEL LIBERALISMO
Tema como para llenar una enciclopedia, pues la “creatividad” de los personeros del establishment nunca descansa; permanentemente crean supuestos “pensamientos inapelables”, los cuales suelen ser impuestos en base a la fuerza bruta del machacar de los medios de comunicación concentrados.
Intentemos analizar algunos de los más repetidos.
“El mercado todo lo regula, todo lo soluciona”.
Falso. Las sucesivas crisis económicas demostraron lo contrario, de ellas se salió con decididas intervenciones correctivas, regulatorias e incluso fuertemente intervencionistas directas, por parte de los Estados Nacionales. Por caso, la fortísima crisis financiera mundial de 2008 fue directa consecuencia de la falta de controles estatales que pudieran frenar la codicia desenfrenada y las especulaciones brutales del mega sector financiero transnacional. Además, “el mercado” es un eufemismo para tapar la realidad, “el mercado” son los oligopolios corporativos.
“El Estado es ineficiente, los privados siempre son más eficientes”.
Falso. La enorme mayoría de los avances científicos, sociales, e incluso económicos se debieron al accionar directo de los respectivos Estados, que se fijaron objetivos de desarrollo y de grandeza nacional e incluso regional. Ejemplos hay abundantes. En Argentina el desarrollo tecnológico nuclear, satelital, de otras tecnologías de avanzada, los comienzos de la industria pesada; logros sociales como la alfabetización, la erradicación de enfermedades endémicas, y un largo etcétera; en lo geopolítico grandes obras de integración territorial; etc. En el mundo abundan ejemplos de los Estados que eficientemente alcanzaron y sustentan logros relevantes, como la tecnología espacial (la NASA y entes similares en otros países), grandes industrias aeronáuticas (Airbus, Embraer, similares de Rusia, China y otros países, incluyendo EEUU en el cual los “privados” como Boeing dependen en buena medida de apoyos estatales); y el listado sigue.
“Hay que achicar el Estado para agrandar la nación”.
Falso. Muletilla con la cual se pretendió primero imponer y luego justificar los desmanes socio - económicos perpetrados por “el proceso”, que impuso el neoliberalismo bajo custodia de las bayonetas. Tristes años en los que Nuestras Fuerzas Armadas operaron como tropas de ocupación al servicio de los poderes financieros transnacionales, en nuestro propio territorio; ¡y muchos retirados insisten en “no darse cuenta de esas aberraciones! Pero ese ya es otro tema.
“La teoría del derrame”.
Falsa. Supone que la riqueza, concentrada intencionalmente en muy pocas manos, será más eficientemente utilizada, pues –supuestamente en forma harto maliciosa- afirma que los dueños del poder concentrado (los oligarcas y la alta burguesía) están más capacitados para utilizar eficientemente los recursos, y que –siempre supuestamente- una vez bien utilizados esos recursos para invertir más eficientemente, y satisfechas primero todas las necesidades de esas clases privilegiadas, luego la riqueza “derramará” sobre toda la población y todo el país, causando mayor bienestar con más eficiente uso de las riquezas. Es toda una construcción de supuestos maliciosamente falaces, por múltiples motivos. A) Las “necesidades” humanas son infinitas, la propensión al consumo suntuario de las oligarquías es infinita, así como inexistente o irrelevante su propensión a la solidaridad humana y social; B) las oligarquías y las altas burguesías, colonizadas mentalmente, tienen una fuerte propensión a consumir bienes y servicios importados, por lo que tienden a “derramar” fuera de nuestras fronteras; C) es bien sabido que las oligarquías, son apátridas aunque declamen patriotismo formal; D) es fácil demostrar que las oligarquías en Argentina son fugadoras seriales y compulsivas de divisas, lo cual “derrama” fuera de nuestras fronteras.
“La apertura comercial y la eliminación de protecciones aduaneras nos benefician”.
Falso. En los períodos de liberalismo extremo, de desprotección total del mercado consumidor interior, junto con las compras indiscriminadas de bienes de todo tipo, en los hechos se importó miseria, desocupación creciente y masiva, y se atacó impiadosa y brutalmente a la industria, la tecnología y el comercio interno de Argentina. ¡Claro que siempre hay unos “vivillos”, especuladores, e intermediarios vinculados o parte de las oligarquías importadoras, que mientras el país se cae en pedazos, ellos ganan muy buena plata…y siempre son los “casos testigos” mostrados por los medios concentrados que blindan a los gobiernos liberales y apátridas.
“Debemos concentrarnos en aquellas producciones en las que somos más eficientes”.
Falso. Es el discurso machacado por la oligarquía campera (antes llamada oligarquía vacuna, hoy diversificada a sojera, cerealera y poco más que eso). Y es la muletilla repetida por los medios concentrados, economistas del establishment y otros que “hacen buena letra” para ser admitidos (y consecuentemente remunerados) en los círculos del poder oligárquico antinacional; y es lo que repiten
las tilinguerías civiles y militares muy desinformadas y/o muy colonizadas mentales.
Con un criterio tan miope y cerrado, EEUU nunca se hubiera industrializado, y se habría concentrado a producir algodón, cereales, vacunos y porcinos y materias primas minerales. Con igual criterio burdo, Japón nunca debería haberse dedicado a otra cosa que no sea la pesca y producir arroz; Corea del Sur sería posiblemente el principal productor de arroz del mundo…y nada más; China se habría dedicado solo a la agricultura, algo de pesca y minería extractiva sin industrialización; Alemania seguiría siendo exportador de papas, maderas y carne humana (bajo el formato de mercenarios, muy valorizados en los siglos XVIII y XIX); con esa miopía Brasil no sería uno de los grandes productores mundiales de camiones, automotores, bienes industriales en general, industria aeronáutica de avanzada, etc.
“El Banco Central ‘independiente’ es correcto y es mejor”.
Falso. Si el Banco Central es “independiente” del Poder Ejecutivo y del Ministerio de Economía, pasa a ser un mega poder autónomo, que incluso puede boicotear las políticas de desarrollo que busque implementar el Ejecutivo Nacional. Esa “independencia” implica en los hechos subordinación a los grandes poderes financieros transnacionales y sus testaferros locales. El Banco Central independiente, significa que la especulación financiera tiene prioridad absoluta sobre las actividades productivas (se vio en los años ’90 y se ve ahora con la “bicicleta financiera” y otras operaciones usurarias institucionalizadas).
Por el contrario, un Banco Central subordinado a los lineamientos económicos dictados por el Poder Ejecutivo, pasa a ser un formidable instrumento para fomentar el desarrollo socio económico, poniendo a las finanzas como herramientas de la economía productiva.
En la década infame, en 1935, por directivas británicas y con un estatuto redactado en Londres, se creó el Banco Central de la República Argentina –BCRA-, cuyo objetivo excluyente era “mantener el valor de nuestra moneda”, sin ninguna referencia a promover el desarrollo socio económico ni la industrialización. Era manejado de hecho por banqueros británicos. Prototipo de colonia dócil, era la Argentina de esos tristes años. Después, Perón cambió el estatuto del BCRA y lo puso como instrumento del desarrollo, siendo vital para concretar las múltiples transformaciones positivas logradas. Ante sucesivos cambios de gobierno, con los sucesivos gobiernos liberales, se “independizó” al BCRA, volviendo a subordinarse al Ministerio de Economía con cada gobierno de orientación nacional y popular.
Como dijera Perón: “la economía nunca es ‘libre’, o la maneja El Estado o la manejan las corporaciones (extranjeras en el caso argentino). Eso es enteramente aplicable al BCRA.
“Las grandes potencias económicas aplican la ‘libertad de comercio’ “.
Falso. Burda falsedad desmentida por los hechos, pues las grandes potencias son “liberales” para exportar, pero proteccionistas para importar.
Tenemos frente a las narices, el burdo caso de los biocombustibles, que Argentina no puede exportar a Europa, como venganza instrumentada por España por nuestro “atrevimiento” de recuperar el dominio de YPF, ejerciendo nuestra soberanía; y ahora castigado con fortísimos aranceles por EEUU, como desquite por no apoyar activamente las acciones agresivas que esa potencia quiere instrumentar contra Venezuela, practicando un intervencionismo brutal, al estilo de la “diplomacia del garrote” de las primeras seis décadas del siglo XX.
Otro ejemplo de los muchos que hay de doble vara es el “liberalismo económico” que pregona la Unión Europea, mientras practica un cerrado proteccionismo para sostener sus producciones agropecuarias. Merkel respondió con las consabidas negativas, al genuflexo pedido de Macri para que nos compren cereales. oleaginosas y carnes. ¡Contra toda lógica, la CEOcracia neoliberal que nos gobierna, sigue proclamando a viva voz su adhesión doctrinal al “libre comercio”!
“Los precios de los combustibles deben “alinearse” con los valores internacionales.”
Malintencionadamente falso. Fue el motivo real del golpe de Estado de 1930, y estuvo entre las prioridades de todos los gobiernos golpistas liberales posteriores, así como en el “noventismo” del menemato y el delarruato; y ahora volvió con la actual CEOcracia ultra liberal.
Los costos de producción de petróleo y gas de Argentina, son sustancialmente menores que los valores de referencia internacionales. Esa medida solo busca aumentar sideralmente las utilidades de las gasíferas y petrolíferas extranjeras (hoy en el poder, con el personero de Shell manejando el Ministerio de Energía), perjudicando gravemente a los usuarios y a toda la economía argentina.
“Es bueno endeudarse”.
Burdamente falso. Lo expresó, entre muchas otras barbaridades, la verborrágica vicepresidente Michetti. Es bien sabido que la deuda externa es un poderoso instrumento de colonización económica, utilizado por la Banca transnacional y las potencias atlantistas, para doblegar voluntades e imponer brutales políticas de ajuste, desindustrialización y desguace de los Estados. Sobran
ejemplos que lo prueban, y la triste experiencia argentina que desembocó en la crisis terminal de 2001/2002 lo muestra contundentemente.
“Los salarios son un costo más, y deben reducirse para poder competir”.
Falso. Dicho por Macri hace unos años, lo que hoy es un descarnado objetivo buscado por el actual neoliberalismo recargado que gobierna a Argentina.
Lo que realmente buscan con eso, es concentrar brutalmente la riqueza en muy pocas manos, e instrumentar un neofeudalismo que cosifique a los asalariados, quitándoles todo derecho, precarizando empleos e institucionalizando altas tasas de desocupación, que por miseria y miedo impidan toda protesta contra las patronales, por más justos que sean los reclamos.
Eso está en línea con esa vuelta al siglo XIX que buscan establecer en lo laboral los poderes que forzan imponer la globalización salvaje.
Si el neoliberalismo macrista hubiese buscado competitividad de la economía argentina, no habría implementado las suicidas medidas financieras que provocaron inflación muy alta, mientras se retrasa ostensiblemente la cotización del dólar, lo que impide exportar y favorece las importaciones. Tampoco hubiera implementado los brutales tarifazos de los servicios públicos, ni favorecido las altísimas tasas bancarias, que ahogan a la economía y empobrecen más aun a la inmensa mayoría de los argentinos.
Las potencias atlantistas tienen altos salarios, y son competitivas, lo que desmiente la burda afirmación que busca empobrecer a los asalariados argentinos.
El listado de mentiras institucionalizadas por el liberalismo, no se agota en este breve listado.
¡Pero en las Universidades Nacionales y en los Institutos Militares, se sigue enseñando la doctrina liberal como si fuera un compendio de “verdades reveladas”, o poco menos!
MGTR. CARLOS ANDRÉS ORTIZ
Analista de Temas Económicos y Geopolíticos

jueves, 17 de agosto de 2017

Respuestas a procesero macrista de La Armada 17 08 2017

Disculpen la intromisión, pero eso de denigrar a los "planeros" poniéndose en el rol de "yo pago mis impuestos", no solo es una postura estúpida, sino que revela enorme ignorancia, pues todos pagamos impuestos, y en proporción los pobres pagan mucho más, pues gastan lo poco que ganan en lo elemental, y todo eso tiene impuestos. Por otra parte, todos somos "planeros", pues los subsidios que existen (todavía) sobre los servicios públicos, el transporte, la salud, etc., de un modo u otro nos benefician a todos. Entonces, antes de opinar al voleo y con indisimulado odio clasiste de pseudo oligarca, fundaméntese bien y no diga mentiras de los medios, así al voleo.


Algo más para el procesero macrista, que presume de "muy patriota", y se exhibe con todas sus condecoraciones. Solo demuestra ser un perfecto colonizado mental en grado superlativo, con las neuronas limadas al ras por los cursos de la Escuela de las Américas, pues en su enceguecimiento ni se percata que en los hechos apoya (como sucede lamentablemente con casi todos los militares en la actualidad) a este gobierno que es APÁTRIDA HASTA LA MÉDULA, es neoliberal en una versión acentuada (tal vez ni sepa lo que eso significa), y está claramente subordinado a los británicos en particular y a las potencias atlantistas en general, además de estar entregando soberanía en todos los frentes, incluídas La Malvinas, La Antártida, el Mar Argentino y La Patagonia. Por supuesto, apoya la entrega vil de ARSAT y los frenos a todos los proyectos tecnológicos, la destrucción industrial, la desocupación masiva y creciente, el endeudamiento feroz con la fuga de divisas y la bicicleta financiera, y todos los otros negociados alevosos del macrismo, Todo eso por su nada disimulado odio anti K y anti peronista.