Archivo del blog

sábado, 28 de enero de 2017

REPUDIO AL RACISMO
Las nada inocentes y nada edificantes recientes manifestaciones de la ministra Patricia Bulrich, que enmarcan un desprecio apenas encubierto contra paraguayos, bolivianos y peruanos, muestran a las claras el racismo y el clasismo que desprecia de última a todos los que “no califican” según la óptica discriminativa y siempre excluyente de la oligarquía portuaria.
Para la egoísta visión de la cerrada (mentalmente) oligarquía pro británica que desde la unitaria Buenos Aires gobernó y gobierna hoy a Argentina, con muy pocas excepciones en nuestra aun breve historia de poco más de 2 siglos, el desprecio, el destrato y la exclusión son las monedas corrientes para todos los que no muestran rasgos caucásicos, y preferentemente nórdicos.
Los referentes históricos principales de ese racismo rampante que algunas minorías descolgadas de la realidad, pero munidas de poder real, continúan sosteniendo como justificativo atroz de exclusión y desprecio, han sido Rivadavia, Alberdi y Sarmiento, quienes incluso plasmaron en muy discutibles escritos, sus desprecios hacia los hispanos, criollos (nativos hijos de españoles), indios, negros, y todos los descendientes de los lógicos entrecruzamientos de todos esos grupos humanos diversos. Rivadavia, que devino de patriota a cipayo agente británico, era regordete, bajo y de tez algo oscura, tipo mediterránea; Alberdi era presuntamente descendiente de españoles, y anecdóticamente cultor de gustos no muy masculinos, como la revista “La Moda” que supo dirigir; Sarmiento fue instigador y celebrador de los genocidios que “los coroneles de Mitre” perpetraron contra el gauchaje y los caudillos federales, además de apoyar el genocidio al pueblo paraguayo que Mitre, a las órdenes del Imperio del Brasil y de los británicos, perpetró con tanta ferocidad como desaprensión.
Rivadavia terminó sus días en la oscuridad política y el ostracismo, pero lamentablemente “dejó cría” en los rivadavianos, como Del Carril, Florencio Varela y otros. Alberdi rectificó sus posturas políticas después de recibir largas lecciones de política, historia y sentido común, al entrevistarse con el ya anciano pero muy lúcido y siempre patriota Juan Manuel de Rosas, no descartándose que el porte y la hidalguía del “gaucho rubio de ojos azules” que era el vasco criollo, el altivo Restaurador de las Leyes, haya influido en su credibilidad. Sarmiento, que entre otras cosas destiló odio contra los paraguayos, terminó sus días viviendo en Asunción, capital del hermano país.
Cierto que las fronteras argentinas son un colador desde hace muchas décadas. Cierto que es necesario impedir que entren individuos con prontuarios delictivos, lo cual sería bastante fácil si se operara junto con policías y organismos de seguridad de los países vecinos y todos los de Sudamérica, con un sistema 
electrónico en línea, nada imposible ni mucho menos, desde lo económico ni desde lo tecnológico, sobre todo viendo que en un teleapuntador (teleprompter) el gobierno nacional gastó una pequeña fortuna, solo para intentar mejorar la pobre y muy fallida elocuencia presidencial. Mucho más justificado invertir para 
mejorar los sistemas electrónicos que impidan el acceso a delincuentes.
Pero el mensaje, las formas y los contenidos implícitos del mensaje emitido por la conflictiva y tránsfuga (*) ministra no se justifican de ningún modo.
Nadie quiere albergar a delincuentes extranjeros, que se suman a los locales.
Pero…¿por qué mencionar a tres países de la región, en una clara muestra de discriminación, y omitir a otros?; o mejor aun, ¿por qué citarlos a modo de injusto escrache, siendo que han entrado delincuentes provenientes de muchos países?
¿Por qué esas discriminaciones, siendo que la enorme mayoría de
inmigrantes de esos y otros países, se radicaron pacíficamente, acatando las leyes, buscando y consiguiendo trabajo, formando familias y teniendo descendencia argentina? Pero claro, para la visión racista y clasista de la oligarquía, como las mayorías de paraguayos, bolivianos y peruanos, “no califican” con la tipología de “blanquitos” (como dijo una actriz porno devenida por vía matrimonial en conductora de programa de TV), ni menos aun son –salvo excepciones- rubios de ojos azules, entonces –para esas mentalidades retorcidas- son punibles de ser denostados y discriminados.
Los muy soberbios portuarios unitarios, hoy devenidos en neoliberales sin alma ni patria, desconocen y no les importa que en nuestras fronteras vivas y activas, existen muchas familias radicadas desde varias generaciones, cuyos ancestros provienen de los países vecinos, y que por lo general, las relaciones personales a uno y otro lado de la frontera son respetuosas y por lo general 
cargadas de afectos.
Olvidan los portuarios unitarios, cuyas miopes visiones no van más allá de la Pampa Húmeda y Punta del Este, los fuertes apoyos que Argentina recibió del bravo Perú, en la Guerra del Atlántico Sur, y que miles de bolivianos se ofrecieron como voluntarios para ir a luchar en Malvinas. Olvidan que las tropas libertadoras de San Martín, estaban mayoritariamente compuestas de guaraníes, y que uno de sus bravíos oficiales de toda la campaña, fue el Coronel José Félix Bogado, nacido en Paraguay. Y por supuesto, esa oligarquía despectiva, racista, clasista y dudosamente argentina, omite mencionar que la mano de obra muy barata, en condiciones de servilismo semi esclavo, como la que se atribuye encontrada en talleres clandestinos de costura al servicio de marcas comercializadas por una hoy encumbrada dama, esa mano de obra es por lo general boliviana.
Esos portuarios (no los porteños de a pie, de los que cabe diferenciarlos) de la oligarquía, omiten señalar que mucho más daño causaron y causan otros grupos de inmigrantes europeos y de orígenes o aspectos similares (muy blanquitos ellos) y sus hijos, que con el traje de “empresarios” son fugadores de divisas, 
especuladores de todo tipo, maniobreros arteros de las finanzas, beneficiarios de sobreprecios en las obras públicas y otras maniobras delictivas varias, las que incluyen actos flagrantes de traición a la patria.
Los argentinos de bien, deploramos profundamente esta otra muestra de criterios obtusos evidenciada por el neoliberalismo hoy gobernante en nuestro país, al denostar “indirectamente”, a todos los paraguayos, bolivianos y peruanos.
(*) Tránsfuga = El que cambia de postura o partido político.
MGTR. CARLOS ANDRÉS ORTIZ
Analista de Temas Económicos y Geopolíticos

martes, 24 de enero de 2017

ADHIERO AL CLAMOR DE INDIGNACIÓN POR LAS NUEVAS AGRESIONES BRITÁNICAS EN MALVINAS Y TODO EL ENTORNO GEOPOLÍTICO.
Por la destrucción de la imagen de la Virgen de Luján en Malvinas, y por la inclusión de las “banderas” de Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur, en sistemas electrónicos de comunicación.
Adhiero, pero debe decirse que quienes votaron a Macri, sea por irracionales, por cándidos, por ignorantes o por odiadores seriales, profundizaron enormemente los problemas de soberanía, pues el actual es un gobierno cipayo y entreguista, tal como se podía prever, dados los prontuarios del propio presidente, de sus ministros y de las cúpulas del Pro, UCR y otros cómplices políticos del desmadre actual.
¡Hay que ser muy analfabeto político, para desconocer que el Pro es el neoliberalismo noventista recargado; para pretender “no saber” que el neoliberalismo es apátrida, materialista en grado superlativo, intrínsecamente destructor en lo económico, social y cultural; y socialmente excluyente; y para justificarse suponiendo “ignorar” que Macri y el Pro son neoliberales hasta la médula!
Y hay que ser muy colonizado mental, para odiar al Papa Francisco, pasando por alto sus fundamentadas advertencias y condenas al materialismo extremo e impiadoso en grado superlativo que representan el neoliberalismo y la globalización salvaje; tan materialistas y apátridas como el marxismo, el trotskismo y el anarquismo.
Muy atte.
C A O

jueves, 19 de enero de 2017

LA DESJERARQUIZACIÓN DE YACYRETÁ – DE HERRAMIENTA DEL PROGRESO REGIONAL Y BASE OPERATIVA Y TÉCNICA PARA OTROS GRANDES PROYECTOS HIDROELÉCTRICOS BINACIONALES, A SIMPLE OPERADORA DE LA CENTRAL.
Recientes declaraciones públicas del actual Director Ejecutivo de la EBY (Entidad Binacional Yacyretá) Humberto Schiavoni (Revista Petroquimica – 20/12/2016), significaron asumir públicamente lo que ya era conocido del restringido nuevo accionar de La Entidad y el cambio del eje de sus hoy reducidas inversiones en las dos provincias vinculadas directamente a la gigantesca central hidroeléctrica binacional. En castizo simple: achicamiento de funciones y de objetivos de la EBY, ajustándolas a las siempre mediocres pautas neoliberales.
Convenientemente “adornado” con palabras adecuadas al caso, el achicamiento de funciones se presento como “readecuar la organización” y “readecuarla a la de una firma (SIC) de generación moderna”, señalándose sutilmente como algo a mejorar que “la actual (o sea la vigente desde la anterior Administración Thomas) estructura operativa de la EBY está directamente vinculada con la construcción de un mega proyecto de ingeniería”.
Jibarizar a la gigantesca EBY y las múltiples funciones de generación eléctrica y también de poderoso factor de desarrollo de su entorno regional; involucionándolo al reducidísimo concepto de “firma de generación”, implica un retroceso descomunal, llevándonos a las épocas en que no solo ni se contempló la posibilidad de insertar a la EBY con su entorno y hacernos copartícipes de los gigantescos beneficios que produce esa limpia y eficiente generación, sino que incluso en los planes originales de los tecnócratas portuarios – liberales, ni se contemplaba interconectarnos ni a Misiones ni a Corrientes. Más aun, el nada inocente y muy mediocre concepto de “firma de generación” lleva directo al achicamiento conceptual y operativo de equiparar la Entidad Binacional a una corporación transnacional extranjera que solo busca egoístas beneficios financieros y se desentiende por completo de su entorno y de los Intereses Nacionales.
Dicho en castizo corriente, se achicaron funciones, de una entidad que prestaba el servicio y además se constituía en el gran epicentro desde el cual se manejarían los estudios, licitaciones y construcciones de las otras tres grandes hidroeléctricas programadas en la región –Corpus, Garabí, Panambí-; reduciéndose funciones y metas a una simple operadora de Yacyretá, que asimilada a una corporación privada extranjera, solo busca maximizar el lucro, desentendiéndose del desarrollo socio económico y de la integración con su entorno.
También dice que “se reprogramaron obras”, eufemismo que en rigor significa que se dejaron de hacer importantes obras de infraestructura económica y social, sobre todo en la Provincia de Misiones, la principal involucrada en el extenso embalse de la central (de aproximadamente 80 kilómetros de embalse, más de 60 están en Misiones), motivo por el cual es lógico que las inversiones en infraestructura se hayan concentrado en esta provincia. El “parate” de obras fue casi total, involucrando en ello la total paralización de las obras de autovía en la Ruta Nacional 105, que conecta a Posadas (capital de Misiones), con San José, y de allí con Buenos Aires. Es una ruta de gran valor estratégico, que une las dos grandes arterias viales de La Mesopotamia, las Rutas Nacionales 12 y 14, muy congestionada y con ello muy peligrosa. La paralización de esa obra implicará responsabilidad directa en los índices de accidentología, con su macabro saldo de muertes, mutilaciones y daños diversos…pero esas “nimiedades” a los neoliberales nunca les importaron. El freno a las obras programadas en Misiones es casi total, diametralmente opuesto a la activa gestión anterior, que acredita logros sumamente destacados.
La actual administración neoliberal de la EBY es la misma que en los años ’90 no pudo llevar la Central Yacyretá a su cota de diseño, obligando a las turbinas a operar fuera de rango y por ello produciéndoles serios daños, sobre todo en los álabes de las turbinas por efecto de la cavitación; es la misma que apenas pudo bosquejar parte de la Costanera de Posadas (hoy posiblemente la más extensa y una de las más hermosas de Argentina), que ni comenzó la Costanera de Encarnación, que no pudo encarar con la decisión debida las obras de protección costera (de las cuales las costaneras son parte esencial, pero no las únicas), ni relocalizar a pobladores de zonas costeras, ni prever ni hacer obras viales, 
ferroviarias, sanitarias, etc; y hoy, vuelve claramente a la misma metodología de inacción en el entorno socio económico, o sea a desintegrar a la EBY de su propia región, aunque se lo presente como “racionalización administrativa”.
Eso al contrario del muy activo accionar desplegado entre 2003 y 2015, en el cual ciudades como Posadas, Encarnación y otras, experimentaron una poderosa transformación positiva que las hicieron evolucionar dando un salto cualitativo descomunal y cuantitativo equivalente a más de cinco décadas de muy buena
gestión (es como si en esos doce años se hubieran concentrado obras, con visión urbanística de avanzada, que de otra forma tal vez se hubieran concretado en 50 o 60 años de hipotéticas buenas gestiones provinciales y municipales, o muy posiblemente nunca su hubieran hecho).
Para poner las cosas en su justo contexto, el “modelo” neoliberal para Yacyretá es el de una simple generadora, apenas “adornada” con algunas obras menores, ahora concentradas casi en su escasa totalidad en Corrientes; mientras que en la visión keynesiana anterior, se asemejó mucho al accionar muy activo de
integración al contexto socio económico local y regional, que Brasil impuso exitosamente en grandes obras como Itaipú, Itá, y otras; haciendo que las hidroeléctricas brasileñas sean factores regionales de desarrollo socio económico, y no solo meras generadoras de energía limpia y barata.
No es un dato menor, consignar que en los desastrosos años del
“superministro” Cavallo, su hombre fuerte en Energía, el Ing. Carlos Bastos (hoy del entorno de Macri – Aranguren) buscó “privatizar” (léase extranjerizar) Yacyretá, para con ello volcar afuera los gigantescos beneficios económicos y financieros del accionar de esta mega central hidroeléctrica, e incluso vender toda su producción a Brasil, para “dejar el campo orégano” (el campo libre) a las generadoras termoeléctricas…las mismas cuyos intereses sectoriales representa Aranguren y buena parte del entorno del macrismo. Bastos era “el hombre” en Argentina de la norteamericana Enron, la misma que quería quedarse con los sistemas de transmisión y distribución de Sudamérica, y que involucrada en un escandaloso manejo energético en California con “energías renovables”, quebró.
El actual Director Ejecutivo de la EBY, Humberto Schiavoni, se precia de haber concluido los estudios de Añá Cuá (tres turbinas a instalarse en un actual vertedero de Yacyretá que desaprovecha parte del caudal), además de los estudios previos para instalar otras tres turbinas en el complejo principal de la Central; y de haber avanzado en los trabajos de reparaciones o readecuaciones de turbinas y elementos vinculados (dañados por años de manejo inadecuado de la Central, por no haber alcanzado la cota operativa de diseño, en la anterior gestión neoliberal, a cargo del mismo Schiavoni, antes de 2003). Enhorabuena que así sea, es su función
específica…pero es bueno aclarar que esas tareas se habían comenzado y avanzado en la gestión anterior. O sea, en cierto modo, repite la metodología macrista de atribuirse obras e iniciativas anteriores, (e incluso de “inaugurar” obras ya inauguradas, lo cual perpetra repetidamente el presidente Macri, 
seguramente ante la carencia casi absoluta de obras propias en su gestión).
En síntesis, la Entidad Binacional Yacyretá achicó funciones a simple generadora eléctrica, disminuyendo drásticamente las inversiones en la región (lo que era una justa reparación y la clave para la inserción de la EBY en su entorno geográfico), desarmando la estructura profesional y operativa que hubiera servido
como sostén técnico y operativo para ejecutar las tan necesarias otras tres grandes obras hidroeléctricas binacionales planificadas en Misiones (2) y el norte de Corrientes (1).
Otra más de las tantas acciones implementadas para frenar o impedir estratégicas obras de generación eléctrica, y con ello inducir al deterioro intencional del PBI y promover el desempleo masivo; tal como se perpetró en Atucha III; los proyectos Néstor Kirchner y Carlos Cepernic; Chihuido I; la Central Carbonífera de Río Turbio; y las postergadas instalaciones de Turbinas de Vapor para completar los Ciclos Combinados de gran potencia, completos en sus fases de Turbinas de Gas en el anterior gobierno nacional.
Todo a la medida de aumentar la perniciosa dependencia del petróleo y el gas del Sector Eléctrico Argentino, tal como maneja el Ministerio de Energía la petrolera/gasífera británica Shell por medio de su personero y ¿ex? accionista.
Y por supuesto, las ineficientes “renovables” eólicas y solares,
promocionadas a ultranza en este gobierno nacional, al proveer energía intermitente, de baja calidad, que debe respaldarse en usinas de base, que en este esquema serán más turbinas de gas, grandes devoradoras de combustibles fósiles, aumentarán nuestra dependencia ya nocivamente patológica, respecto a los 
hidrocarburos.
Todo “a la medida” de un país pobre y sin industrias, como planifica y ejecuta nuestra brutal involución, esta versión recargada del neoliberalismo noventista, con muchos de los mismos perpetradores.
Magister en Gestión de la Energía Carlos Andrés Ortiz
Analista de Temas Económicos y Geopolíticos

domingo, 15 de enero de 2017

ENERGÍA = LAPEÑA VOCERO Y EJECUTOR DEL DESGUACE ELÉCTRICO.
Antecedentes con escasa difusión.
Es el más mediático y más conocido de los 8 Secretarios de Energía de la “democracia” (Partidocracia Cleptocrática - la del período post proceso 1983-2001, que nos llevó al caos socio económico de 2001/2002).
Fue parte de los equipos de expertos energéticos, que no supieron prever ni solucionar en tiempo y forma la descomunal crisis eléctrica del alfonsinato, de fines de 1988, que fue uno de los factores que precipitó la renuncia anticipada del verborrágico primer presidente civil luego de la dictadura neoliberal cívico militar. ¿Con ese antecedente tiene cara para pontificar acerca de la planificación energética? Es uno de los tantos personeros del neoliberalismo que no resisten un archivo, pero que “sigue en el candelero” como uno de los propaladores de supuestas “verdades energéticas reveladas”, solo en base al formidable resguardo mediático con el que los medios concentrados al servicio del neoliberalismo apátrida, protegen su figura pública…a lo cual abona con su pose y verba que parecería copia de algunos de los “próceres” unitarios-liberales del siglo XIX…esos que nos ataron al carro del imperio británico como simples y sumisos proveedores de materias primas.
En las múltiples funciones que ejerció entre 1983 y 2001, fue el instigador – perpetrador de la total paralización del Plan Nuclear Nacional, lo cual sucedió cuando Alfonsín (que nunca evidenció saber nada del tema), se encontró con el “fierro caliente” que significaba el hecho que Argentina había logrado dominar el ciclo completo del combustible nuclear, lo cual le fue transmitido por el entonces Presidente de la Comisión Nacional de Energía Atómica, Ing. Carlos Castro Madero.
Dudosamente firme ante los dictados e imposiciones de Gran Bretaña y EEUU (que desde siempre buscaron anular el desarrollo científico argentino), Alfonsín no supo que hacer con esa poderosa realidad, que nos posicionaba como una de las potencias mundiales en el campo de los usos pacíficos de la energía nuclear, y que sin duda era una de las más importantes herramientas del “poder blando” de las que disponíamos, para rehacernos luego de la derrota militar de Malvinas.
En ese contexto, Lapeña habría sido –según datos obtenidos “off the record” de muy buenas fuentes. en jornadas energéticas y en pasillos de la Maestría en Gestión de la Energía, y en pacientes armados del rompecabezas de la Historia Energética Argentina-, el instigador y ejecutor de la paralización del Plan Nuclear, del congelamiento de la construcción de Atucha II, del ambicioso Proyecto CAREM,
y del congelamiento de todas las vacantes en la CNEA, medida esta última que impidió incorporar nuevos científicos y técnicos, por más de 2 décadas, tanto para eventuales ampliaciones de la plantilla necesarias para encarar nuevos proyectos, como incluso para reemplazar a quienes por jubilación o por muerte, dejaban de trabajar. Cabe aquí acotar el patriotismo y compromiso con la CNEA, de muchos de sus integrantes que seguían y siguen colaborando activamente, en la medida de sus posibilidades, aun jubilados, pero este es otro tema. Todo el cuadro de estancamiento del Sector Nuclear, se revirtió poderosamente desde 2006, cuando el presupuesto se incrementó hasta 11 veces (1.100 %), y se encararon diversos proyectos que estaban congelados, como Atucha II, el Proyecto CAREM (centrales modulares), la potenciación y extensión de las vidas útiles de Atucha I y Embalse, y muchos más. Esos notables logros, entre otros, se hicieron precisamente en los años en los que con notable liviandad y/o mala fe, Lapeña acusa de “falta de 
planificación”.
Además de esos poco decorosos e impresentables antecedentes de Lapeña ya citados, cabe señalar que fue uno de los artífices de las extranjerizaciones del Patrimonio Energético Nacional, en una sucesión de acciones que fueron preparadas largamente desde la gestión de Martínez de Hoz (en el “proceso”), continuando luego sin pausa y con sigilo, para después desembocar en la orgía privatizadora/extranjerizadora de los años ’90 (1989-2001).
Con semejante curriculum profesional, nada acorde al Pensamiento Nacional ni a la defensa de los Intereses Nacionales, solo la protección mediática férrea pudo sostener hasta ahora las recurrentes opiniones con sesgo de supuestas “verdades reveladas”, que con cada vez mayor frecuencia expresa Lapeña.
Reciente reportaje.
En la publicación electrónica Revista Petroquímica, del 13/01/2017, bajo el rimbombante título de “Después de 25 años hay planificación energética estratégica”, incurre en una larga serie de falsedades, opiniones sin sustento y notorias tergiversaciones, fáciles de proferir ante un manso periodista que no parece conocer del tema, y que no hizo ninguna pregunta ni solicitud de mayores precisiones.
Decir que en los últimos 25 años no hubo planificación energética, es de una grosería mendaz espantosa, si se analiza el fuerte accionar claramente planificado y ejecutado desde 2006, comenzado cuando se ordenaron los aspectos más urgentes del caos descomunal socio económico de 2001-2002; y argumentar que ahora hay planificación energética es tan burdo que si no fuera trágico, movería a risa. Analicemos.
- Se tira tierra solo, el multifuncionario energético y “prócer” neoliberal Lapeña,
pues a él y a su equipo le cabe el sayo. Si se toman literalmente 25 años, se parte del año 1992, pero si con criterio riguroso se investiga desde 1983 (fin del siniestro “proceso” (1), se advierte la sucesión de improvisaciones, crisis energéticas, falta de inversiones, y carencia prácticamente total de planificaciones energéticas, formando parte del contexto que nos llevó a la crisis terminal de 2001/2002. ¡Y Lapeña fue parte integrante e incluso voz cantante en los equipos que consumaron esas sumatorias de desmanejos y burdas improvisaciones!
- Si lo que pretende con su burda afirmación “tirada al voleo” respecto a la supuesta falta de planificación, es atacar al período de gobierno de perfil keynesiano (Estado activo) de los Kirchner, la sola magnitud e importancia de las obras concretadas –terminaciones de Yacyretá; Atucha II; 5.000 Km de LAT y casi 3.000 Km de LMT (2), integrando por primera vez a todas las provincias continentales al SADI (3), con obras de gran sentido federal con criterio estratégico; incremento del parque de generación en más del 60 % (12.250 MW); reestatización y fuerte crecimiento de YPF; múltiples acciones para poner en producción el mega yacimiento de Vaca Muerta; extensiones de las redes de gasoductos y comienzo de GASNEA, que debería integrar al servicio de gas natural a la postergada región del NEA, obra hoy paralizada; firmas de acuerdos con China para construir Atucha III y las Hidroeléctricas del Río Santa Cruz (obras empezadas y absurdamente paralizadas por Macri); acuerdo con Rusia para construir la Hidroeléctrica Chihuido I, paralizada por grotescas acciones nada diplomáticas del actual presidente; avances concretos del Proyecto de Centrales Modulares CAREM (hoy ralentizados); y el listado sigue. Estaban planificadas dos centrales nucleares más, de gran potencia, con financiaciones aseguradas de China y Rusia, hoy en el limbo de las indefiniciones. Estaba previsto instalar Turbinas de Vapor para completar los Ciclos Combinados de varias grandes usinas ya puestas en marcha en el gobierno anterior. Hoy solo se ven indefiniciones. 
- Si quiere sostener que actualmente “se planifica”, el sincericidio soberbio y brutal del personero de Shell, el ministro de energía Aranguren, lo desmiente por si solo: “estamos aprendiendo sobre la marcha”, dijo con la dureza facial que le es característica. Y la total inacción de un año entero (el primero de desgobierno neoliberal “recargado”), en el que no se tomaron medidas ni siquiera para impedir los cortes de energía, eso desmiente una vez más la absoluta falta de planificación y carencia total de visión de futuro. ¡Claro que para “solucionar” en parte los cortes de energía, si bien no operaron sobre la oferta (Generación), pues no incrementaron usinas ni hicieron grandes obras de Transmisión ni de Distribución, en cambio sí puede afirmarse que presionaron fuerte sobre la demanda, achatándola e incluso reduciéndola. Para eso promovieron masivos cierres de fábricas, de comercios y negocios gastronómicos, bajando los consumos residenciales mediante el combo de brutales aumentos de tarifas sumados a las bajas de los salarios reales y los despidos masivos de empleados públicos y privados. ¡Accionaron planificando llevarnos a los empujones a un sistema de feudalismo decimonónico, como en aquella “Argentina próspera” de la oligarquía campera, excluyente de las mayorías, establecida por el mitrismo!
- Dice Lapeña que “hoy se presenta un saludable cambio de paradigma”, referido a la promoción a ultranza de las aviesamente llamadas “energías renovables”; y eso es una falsedad total, pues nos están hipotecando atrozmente a futuro, atándonos a un sistema de generación de muy baja calidad, en un sistema lleno de arbitrarias prebendas exigidas por las ONGs extranjeras del fundamentalismo ecológico y avaladas por los comerciantes locales de equipos eólicos y solares y los fabricantes extranjeros de los mismos; además de lo cual se fijan tarifas dolarizadas y con fórmulas polinómicas que fijan 
incrementos preacordados, además de insólitas preferencias obligatorias, que atan a los usuarios a comprar las “energías renovables” sin considerar el precio. ¡Comprar la energía más cara, para bancar las ineficientes “renovables” eólicas y solares!
- Menciona acuerdos firmados para reducir emisiones de gases (los que en buen romance pretenden que resignemos desarrollo en nombre de una tergiversada ecología como ideología del subdesarrollo permanente), y omite que –es bien conocido técnicamente- que ante las intermitencias de las generaciones eólica y solar, necesitan contar con el respaldo en caliente de usinas convencionales (o sea: funcionando en vacío, listas para suplir los repentinos e imprevisibles bajones de generación, pues ni el sol ni los vientos los maneja el ser humano).
Ante las cerradas y encarnizadas oposiciones de los sectores
“fundambientalistas” contra las usinas hidroeléctricas y nucleares, en una postura irracional que comparte el actual gobierno nacional, esas usinas adicionales de respaldo de eólicas y solares, serán termoeléctricas; o sea, grandes devoradoras de petróleo y gas. Negocio para las petroleras (Shell entre otras) y emisiones de gases que tiran por tierra la supuesta “contaminación cero” de eólicas y solares. Una estafa a escala mayúscula, en lo ambiental (contaminan), en lo económico (son caras por KWh) y en lo eléctrico (producen energía de muy baja calidad).
- Ya a países africanos les “sugirieron” (léase impusieron) falsas “soluciones” similares, con muy dudosos resultados positivos. Hubo una desastrosa experiencia con “renovables” en California, que derivó en un gigantesco caos eléctrico, en los años ’90. La España embretada en la crisis de 2008 –de la que no se pudo recuperar- cortó los elevados subsidios a eólicas y solares, desencadenando interminables juicios, amén de los problemas del servicio por las intermitencias y las Turbogás puestas en servicio para cubrir baches de generación, que intenta solucionar. El “gran modelo mundial de ‘renovables’ que es Alemania, soporta fuertes incrementos de los costos de generación eléctrica, provocados precisamente por las eólicas y solares. Y al no servir como energías de base (solo son complementos), hoy depende patológicamente del gas ruso, del carbón polaco y de USA, y de la energía eléctrica generada por sus socios de la UE…además que pierde competitividad ante el gigante chino.
¿”Soluciones” eólicas y solares? Los muchos ejemplos mundiales demuestras que distan mucho de serlo.
- Dijo Lapeña: “como ya no consumimos carbón” ¿¡!? ¿Y la Central Carbonífera de Río Turbio, que es? ¡Claro que Macri ordenó paralizar su finalización, con indefendibles excusas de supuesta “mala administración”, “baja calidad del carbón argentino”, y otras monsergas similares, dictadas por el sector ultra ecologista británico (hoy en el gobierno), asociado a su vez a los intereses de petroleras anglosajonas!
Por último, no debe soslayarse que la propia definición legal de “energías renovables” es rebuscadamente sesgada y mentirosa, pues –seguramente por ignorancia de los legisladores-, contra toda lógica técnica se excluyó del concepto de “energías renovables” a las hidroeléctricas de más de 50 MW de Potencia Instalada, idea irracional impuesta bajo presiones de las ONGs fundambientalistas anglosajonas. Todas las hidroeléctricas son renovables, pero como compiten muy bien por sus bajos costos de energía, baja contaminación y calidad de la energía,
buscaron degradarlas por vía legal…¡una aberración! Y los tecnócratas neoliberales, como Lapeña, lo avalan!
(1) “Proceso” – Dictadura neoliberal cívico militar – 1976-1983
(2) LAT = Líneas de Alta Tensión // LMT =Líneas de Media Tensión.
(3) SADI = Sistema Argentino De Interconexión.
CARLOS ANDRÉS ORTIZ
Magister en Gestión de la Energía
Analista de Temas Económicos y Geopolíticos

miércoles, 11 de enero de 2017

COLONIZADOS MENTALES EN GRADO SUPERLATIVO
Un contacto electrónico, a quien no conozco personalmente, pero que evidencia ser correcto y bien intencionado, me hizo llegar un desatinado comentario de alguien que por su escritura, evidencia ser un procesero macrista, o en todo caso un afectado por el “síndrome Gómez Centurión” (los que involucionaron de patriotas en Malvinas a funcionales al macrismo neoliberal apátrida, pero que en sus profundas confusiones doctrinales, se siguen considerando “muy patriotas”).
El mensaje de referencia, claramente originado en alguna de las “usinas de la información sesgada” que mantienen en continua acción indeterminados grupos de retirados saturados del muy confuso patrioterismo procesero (*), toma un comentario caústico respecto al supuesto (o real, no va al caso) mantenimiento de “vagos musulmanes” que Francia estaría haciendo, mediante sus propios planes sociales. Y desde allí establece un dudoso paralelismo con los planes sociales implementados en el período 2003-2015, con lo cual clara pero indirectamente, alaba los brutales recortes sociales perpetrados día a día por el liberalismo recargado del actual gobierno neoliberal argentino, continuador ideológico del “proceso” y del “noventismo” (**).
Algunas de esas “usinas de la desinformación sesgada” tienen la forma de un “canal de TV” difundido en You Tube, en el cual varios retirados “se hablan encima”, en discursos teñidos de setentismo (***), matizados con tonos severos y algunas generalidades históricas específicas. Deplorable, pero son el “pensamiento correcto” para unos cuantos retirados de las FFAA y FFSS, y posiblemente, para unos cuantos en actividad, para quienes “el enemigo” sigue siendo todo aquel que en sus cerradas visiones, “califique” como comunista o subversivo…claro está que todo lo que no entienden lo califican rápidamente de comunista, tales los grados de cerrazón mental y prejuicios muy instalados.
Para esos colonizados mentales, “los enemigos permanentes” siguen siendo “los comunistas”, evidenciando que por caso los británicos para ellos fueron meros “enemigos transitorios”, mientras que los fuertes apoyos que dio y sigue dando EEUU a “sus primos” ni son objeto de análisis, como si no hubieran existido. Para esos curiosos personajes, Rusia, China, Venezuela, Irán y Cuba, son el eje del mal, o poco menos; y esas monsergas las repiten unos cuantos civiles cooptados por similares confusiones mentales, además de los de las oligarquías hoy reinantes en Argentina, claro que estos últimos motivados por sus egoístas visiones y conveniencias.
El mensaje que me llegó, está muy teñido del “procesismo – macrista” patología que lamentablemente afecta a muchos de los retirados de Nuestras FFAA y FFSS, seguramente a consecuencia de las muy malas influencias de los cursos de la Escuela de las Américas, y similares, con las que inculcaron la doctrina de la seguridad nacional, echando por tierra la Doctrina de la Defensa Nacional, vigente desde la Ley Riccheri.
Se nota en el que redactó ese libelo, el rechazo visceral a los distintos planes sociales implementados durante los doce años del peronismo versión kirchnerista.
Y en su absurda cerrazón mental total, propia de colonizados en grado superlativo (a nivel de limado total de neuronas), el fervoroso redactor del libelo (como es usual entre los colonizados mentales proceseros – macristas) apunta a un solo lugar, y claramente sigue anclado en los años ’70.
Odia visceralmente a los Kirchner, de paso seguramente a todo el peronismo (menos seguramente a los traidores y complacientes que acuerdan con macristas y otros oligarcas, al estilo del nefasto Momo Venegas), y manifiesta repulsión por todo lo que sea o parezca nacional y popular. Peeeeroooo… ni se molesta en lo más mínimo respecto de “los otros” que viven sin trabajar, y no por necesidad extrema, como sucede con muchas personas muy marginadas socio económica y culturalmente, como son la mayoría de los beneficiarios de planes sociales. No, los que no les molestan a los proceseros macristas, son los delincuentes de guante blanco; los fugadores de divisas (como el propio presidente de la nación y su entorno); los que definieron el valor del dólar para ganar con la operación del dólar futuro (de nuevo, allegados directos del macrismo); los especuladores de todo tipo; los importadores seriales hoy de fiesta continua (a costa de la industria argentina y de los trabajadores despedidos o suspendidos); los “financistas - inversionistas” (especuladores medradores de riquezas enormes sin trabajar) amparados por Sturzenegger (****), que obtienen ganancias siderales sin riesgos; los “empresarios” de la construcción que reciben obras de montos cuantiosos, siendo “casualmente” allegados a Macri (como la obra del soterramiento del Sarmiento); los “ministros – CEOs”, que “casualmente” benefician a sus empresas, como el caso de Aranguren como el más escandaloso y además atentatorio contra la soberanía argentina, al operar para una petrolera británica.
La vergonzosa resignación de soberanía en todos los frentes (Malvinas, Antártida, Mar Argentino, Patagonia, destrucción industrial y tecnológica, destrucción social, endeudamiento masivo, etc.) parece no importar ni ser conocido por los muy fervorosos anti K patrioteros de bandera, ni por los proceseros – macristas. De tan cerrados mentales, siguen “persiguiendo rojos” como si fueran los años ’70, considerando “subversivo” todo lo que no entienden.
No saben nada de Geopolítica, por eso atacan a Putin, a Maduro, al
presidente chino, a Kaddafy…y por supuesto, como son herederos de “la fusiladora” (*****), a Perón y a los Kirchner.
Entre sus “próceres”, usualmente están Aramburu, Rojas (agente y/o sumiso británico), Videla y similares. De historia argentina, ni hablan –porque no saben-, y si se les pregunta, dicen que “no conocen porque no vivieron eso”. Entonces, ¿cómo dicen tener a San Martín como uno de sus ejemplos de vida?
De tan cerrados de mente que son algunos, se ufanaron de los despidos en ARSAT, aunque los despedidos hayan sido profesionales y científicos, pero ni piensan en la paralización y extranjerización de ese y otros proyectos tecnológicos.
Parece que a algunos, las neuronas no les dan para tantos esfuerzos…
Pero pese a todo, se consideran “muy patriotas”…y ni se dan cuenta que son material descartable de los intereses antinacionales.
Dicen estar muy preocupados por el estado de indefensión total actual de Argentina, pero unos cuantos de ellos (o tal vez todos) se “horrorizan” ante la posibilidad que en vez de seguir dependiendo del equipamiento de la OTAN (agresora nuestra permanente en Malvinas, el Mar Argentino y Antártida), que en vez de ello se opte por adquirir equipamiento y tecnología de orígenes ruso o chino, y ni se molestan por las cancelaciones de proyectos nacionales, como el repotenciamiento de los Pucará, el Pampa II, el Tronador, y otros.
Con “patriotas” como esos, cabe parafrasear a Belgrano: ¡ayyy, Patria Mía!
(*) Procesero = Adherente o parte activa y voluntaria del “Proceso” cívico militar (1976-1983) que usurpó el gobierno e instaló el neoliberalismo en Argentina.
(**) Noventismo = Período de neoliberalismo acentuado en Argentina, abarcó de 1989 a 2001.
(***) Setentismo = Período de instauración de los disvalores del “proceso”, con la doctrina de la seguridad nacional como único pensamiento posible, y con el combate al comunismo como único objetivo estratégico, en un encuadre geopolítico que además de sesgado, es hoy anacrónico; dentro del cual no se discutió nunca la adhesión total a los mandatos del Consenso de Washington, que ordenó aceptar el neoliberalismo con todas sus negatividades antinacionales.
(****) Federico Sturzenegger, actual presidente del Banco Central de la República Argentina, y uno de los endeudadores seriales, en acciones que provocaron el caos descomunal de 2001.
(*****) “La fusiladora” = Golpe de Estado pro británico, oligárquico y antiindustrial de 1955.
MGTR. CARLOS ANDRÉS ORTIZ
Analista de Temas Económicos y Geopolíticos

lunes, 9 de enero de 2017

INCONSISTENTE CARTA ABIERTA DE LA CEM A MACRI
Al menos de desacertada en aspectos esenciales, sumamente tibia, y carente por completo de autocrítica, cabe definir a la “carta abierta” de la Confederación Económica de Misiones, recientemente difundida. (*)
Dicen representar a miles de pequeñas empresas de Misiones, y es verdad en lo formal, aunque el número genera dudas. Ahora, en los hechos, ¿es representarlos avalar la política económica neoliberal, que está destruyendo acelerada y literalmente, a muchas de esas pequeñas empresas, ahogadas entre el brutal achicamiento del mercado interno por la caída acentuada y persistente del poder adquisitivo de los salarios, por los despidos masivos, por las importaciones desenfrenadas, por el atraso cambiario causado por el actual gobierno nacional y por la apertura irrestricta de las fronteras?
Dicen “tener el compromiso y hacer el sacrificio que el actual presidente pidió para salir de la crisis”; pero omiten mencionar que la crisis fue creada adrede como parte del shock neoliberal (de manual) para reducir drásticamente los salarios, quitar derechos sociales y mantener aturdida y sin respuestas a la población. ¡Y también omiten enfatizar que esta crisis autoprovocada por los capitostes neoliberales hoy en el gobierno, los está destruyendo…y muy rápidamente a ellos, los empresarios y bolicheros; precisamente los mismos que por acentuada cortedad de miras, casi sin exclusión, votaron y apoyaron fervorosamente a este modelo socio económico excluyente y depredatorio, no queriendo entender lo elemental del razonamiento económico, pues “miraron para otro lado” pretendiendo “ignorar” que muy claramente se sabía que gobernarían los mismos que destrozaron el país en los años ’90 y nos pusieron al borde de la disolución nacional!
Seguramente, por extrema superficialidad en sus análisis, pensaron que por ser “empresarios” –así sean PYMES, MINIPYMES, o incluso empresas medianas locales (que son chicas a nivel nacional e inexistentes al nivel transnacional en el que se ubican mental y fácticamente los CEOs gobernantes) supusieron estar en un pie de igualdad con los excluyentes sectores del poder y la riqueza concentrada…y la realidad vuelve a demostrar que para ese 5 % hoy dueño del país, los intereses y problemáticas de los “empresarios” semi grandes, medianos, chicos y cuentapropistas, no cuentan ni les interesan en lo más mínimo; ¡y menos si son de una provincia marginal, alejada, de poca importancia económica y marginal cuota de poder político, por el relativamente escaso padrón electoral!
Con notable ligereza –tal como sucedió con buena parte del empresariado, profesionales e incluso clases medias confusas y desinformadas-, omitieron analizar lo evidente, y ni consideraron las enseñanzas de la historia elemental reciente y un poco anterior, parte de la cual vivieron, que demuestra que bajo el mismo discurso “aperturista”, “moralizador”, pseudo "democrático”,
 “libreempresista” y otros “cartelitos lindos” por el estilo, los mismos personajes y sus precedentes de la oligarquía apátrida concentrada, causaron gravísimos daños al país en el cuarto de siglo neoliberal (1976-2001) –muy acentuadamente en los “años ‘90” del período 1989-2001-, y en precedentes períodos similares de nuestra historia.
Apoyaron sutil o claramente, según los casos, al actual proceso socio económico neoliberal, prestando oídos a los cantos de sirena de personeros conspicuos del neoliberalismo local y nacional, a determinadas “fundaciones” que operaron para cooptar cerebros y voluntades, e incluso a algún carismático empresario devenido en activo impulsor del desaguisado mayúsculo socio económico actual, que tozudamente parece persistir en apoyar el genocidio 
económico en plena perpetración. ¡Pero insisten en “no hacerse cargo” y prefieren en los hechos la tibieza de “apoyar las medidas” que nos están destrozando, en vez de rectificar valientemente posturas y apostar por volver al desarrollo socio económico, único contexto en el cual la mayor riqueza y su mejor distribución,
asegurará mercados y consumidores para todos!
Afirman que “la coyuntura está degradando nuestras capacidades” (SIC), pese a que es evidente, público y notorio, que las brutales transformaciones de involución acelerada socio económica que se acentúan día a día, implican profundas transformaciones regresivas de tipo estructural, y no meras “circunstancias” de coyuntura. ¿Acaso la sistemática destrucción industrial, tecnológica, social, y las acciones de desprecio a la sagrada soberanía nacional, pueden con extrema superficialidad, ser tildadas de mera ”coyuntura”, siendo que son claramente estructurales, llevándonos de bruces a una economía primaria, pastoril, y a una acentuada degradación social?
El párrafo que indica: “queremos ser protagonistas y formar parte activa del despegue nacional que todos anhelamos y que fue expresado por la mayoría de los argentinos al considerar los objetivos que se había propuesto en la carrera presidencial”; no deja lugar a dudas. Es una explícita toma de postura partidaria, de aval al neoliberalismo rampante, lo cual supuestamente es incompatible con la prudente omisión de tomar partido político institucionalmente, que debería mantener una institución que dice representar a miles de empresarios misioneros.
¡Y lo que es más grave, siguen apoyando enfáticamente a un proyecto político económico que los está destruyendo como empresarios, y nos está degradando ignominiosamente como nación pretendidamente soberana!
Todo ello, según rematan en los últimos párrafos, para pedir algunos paliativos muy parciales, que ningún argentino medianamente bien informado puede ignorar que serán insuficientes, mientras se mantenga el destructivo contexto de liberalismo salvaje, que nos está llevando adrede a una nueva  severísima crisis, en la cual muy posiblemente estará en riesgo incluso la continuidad fáctica de la Nación Argentina, hoy fuertemente amenazada de disolución, o de involucionar miserablemente a un rol de república bananera; como lo indican las orientaciones de las medidas, profundizadas día a día, y como nos enseña la Historia Argentina y la Historia Económica Mundial.
No solo los ejemplos de anteriores experiencias de neoliberalismo en Argentina resultan aleccionadores, sino también muchos casos de países fuertemente aquejados por la aplicación de las mismas “recetas” neoliberales de los mercenarios del achicamiento constante y patológico, como Grecia, España, Portugal, la Rusia pre Putin, México, EEUU hoy en vuelco hacia un Estado activo y
un proteccionismo muy marcado. etc.
Muchos de los empresarios e incluso pequeños bolicheros de Misiones, al igual que ocurrió en todo el país, en diversos grados de confusiones doctrinales, “se pegaron un tiro en el pie” apoyando al destructivo neoliberalismo, y contra toda lógica, insisten en la misma metodología, la cual de persistir llevará a las amputaciones …no del figurado pie, sino de patrimonios enteros, de la dignidad como argentinos y del previsible caos socio económico al cual nos lleva aceleradamente el neoliberalismo recargado, en su actual versión rampante y avasallante.
Creer que con medidas fuertemente recesivas y claramente destructivas social y económicamente, se va hacia “el despegue” ignorando las muchas evidencias que estamos a marcha forzada hacia el precipicio del subdesarrollo crónico, equivale a creer cuentos infantiles como Blanca Nieves, o mejor aun, Alí Babá y Los 40 Ladrones, título que se vincula al contexto nacional actual.
La CEM tomó partido de un tema que involucra a todos los argentinos. Como argentino muy preocupado por el futuro nacional, opino.
(*) Misiones On Line 31/12/2016
MGTR. CARLOS ANDRÉS ORTIZ
Analista de Temas Económicos y Geopolíticos

martes, 3 de enero de 2017

NO ES CUESTIÓN DE AJUSTAR, LA SOLUCIÓN ES DESARROLLAR
Para los tecnócratas del “pensamiento políticamente correcto”, la metodología del ajuste permanente es prácticamente un “dogma de fe” de la pseudo religión pagana del neoliberalismo globalizador.
Para esas retorcidas mentalidades tecnocráticas, carentes de toda sensibilidad social y repulsivamente opuestas a toda idea de patriotismo, el ajuste no es un medio –erróneo de por si, con la orientación fundamentalista de esos “gurúes” económicos-, sino que han transformado el concepto en un fin en si mismo.
De la misma forma, la patria no los conmueve ni motiva, la desprecian abiertamente, y solo les interesan “los mercados”, concepto este último que es un eufemismo, una falacia, pues “los mercados” son los grandes poderes económicos y financieros concentrados; o sea, la ley de la selva aplicada al campo económico, con los seres humanos como monedas de cambio, o peor aun, como elementos usables y descartables sin ninguna consideración ni sensibilidad por el prójimo.
Jamás hablan de “desarrollo”, mientras que “crisis” es uno de sus términos predilectos, y a lo sumo presuponen modestos crecimientos que raramente se dan en el marco de sus “recetas” siempre achicadoras, y por ende inductoras de más recesión, más miseria y más exclusión social, realidades que por cierto no les importan…con tal que “los mercados” (o sea los poderes económicos concentrados y sus ramificaciones políticas y sus marionetas comunicacionales, militares, judiciales, legislativas y otras), estén conformes, o por lo menos no molestos.
Tanto les gustan las crisis, que si no las hay, las prefabrican –como en Argentina en 2016-; y si no hay emergencias, las inventan, siempre como pretextos para más ajustes.
Dicen molestarse y preocuparse por los déficits fiscales, pese a que por regla general son sus instigadores principales e incluso sus incrementadores, en base a medidas económicas recesivas, que por lógica reducen las recaudaciones impositivas por la caída de la actividad económica y por la descomunal e inhumana concentración de la riqueza que promueven e imponen con la fuerza del poder absoluto…aunque esté vestido de “división de poderes” y de “democracia”,
conceptos meramente formales sobre los que pisotean sin pudor alguno. Se puede decir que aman y promueven los déficits fiscales, pues son excelentes excusas para profundizar más y más ajustes. Y siempre existen argumentos de todo tipo, incluso algunos que rozan lo esotérico, para echarle la culpa a otros, de los déficits
presupuestarios desbocados y otros desbarajustes fenomenales que los propios tecnócratas liberales provocan y promueven con tanto entusiasmo y con tanto sigilo, así sea mal disimulado…total, los mercenarios de la incomunicación siempre los cubren.
Los pensamientos económicos de esos gurúes del neoliberalismo y del libre mercado a ultranza, son prácticamente calcados entre ellos, pudiendo a lo sumo discrepar en pequeños formalismos en el orden de prioridades en que quieren ajustar sin dar tregua…y sin importarles nunca “nimiedades” como la soberanía nacional o “detalles menores” como los enormes sufrimientos sociales que
ocasionan con total insensibilidad, e incluso con altanera soberbia. Por supuesto, puede variar el orden de prioridades de los ajustes y otras medidas similares, dependiendo de a que poderosos grupos económicos responde cada economista mercenario.
Dicen basarse en “la ciencia” (hablan e instalan a las llamadas Ciencias Económicas como si fueran ciencias duras, con leyes supuestamente inflexibles y no evitables de modo alguno, equiparándolas a la Física, la Química, la Matemática y otras similares, obviando e incluso ocultando malamente, que la Economía (antes mejor llamada Economía Política), es básicamente una ciencia social, y como tal es esencialmente imprevisible, cambiante y siempre influenciable por multitud de factores independientes y por lo general muy volátiles, por lo que toda pretensión de encerrarla en complejas e incluso abstrusas fórmulas matemáticas de rebuscada econometría, no pasa de ser un ejercicio intelectual teórico muy limitado, basado en presuposiciones. Si la realidad modifica esas presuposiciones 
(como ocurre prácticamente siempre), esas complejas y rebuscadas fórmulas matemáticas pierden toda vigencia…pero como casi nadie las entiende, y los mercenarios de la incomunicación lo ocultan, los tecnócratas liberales siguen basándose en esas mismas elucubraciones de complejidades matemáticas, divorciadas de la realidad.
Como los mercenarios de la economía neoliberal saben que La Historia, estudiada con seriedad y la debida fundamentación, los desmiente y pone al descubierto sus falsedades y dogmatismos doctrinarios, así como sus maniobras como simples testaferros “con ropaje intelectual” al servicio de poderosas corporaciones transnacionales y sus subordinados menores con ciudadanía local pero sin sentimiento nacional alguno; por eso intentan y operan por todos los medios para ocultar la historia real, y para sofocar todo interés en el común de la gente en conocer nuestra propia Historia Nacional y la Historia Mundial, las cuales bien analizadas con espíritu crítico, ponen al descubierto hechos incontrastables, que demuelen el frágil y falaz conjunto de axiomas, dogmas y falaces argumentos en los que se basa el andamiaje de mentiras al cuento que es la doctrina económica liberal y su profundización, el neoliberalismo.
Por eso también fingen “desprecio” por el Pensamiento Crítico, que consiste en no asumir a priori ninguna supuesta verdad o “ley” (como las “leyes económicas” del liberalismo). Pensamiento Crítico que somete a rigurosos análisis todos los planteos e ideas, para recién asumirlos como verdaderos después de ser constatados, o por lo menos minuciosamente analizados. Pensamiento Crítico que no acepta ninguna “verdad” instalada a fuerza de meras repeticiones por los mercenarios de la incomunicación y de los sibilinos divulgadores de chismes hábiles para sembrar cizaña en mentes crédulas o directamente adocenadas.
Con esas metodologías de sembrar confusiones bajo cataratas de
informaciones basuras, verdades a medias y falsedades instaladas como verdades a fuerza de repeticiones sistemáticas, omiten lo esencial en el marco del caos que prefabrican para sembrar desesperanza en la gente, la cual a su vez tiene el objetivo de evitar toda reacción para que sus medidas económicas de corte genocida no tengan ninguna resistencia ni oposición. 
Uno de los aspectos básicos, sino el principal que omiten los “economistas serios” (léase mercenarios del ajuste); y los “periodistas exitosos” (léase mercenarios de la incomunicación), es que de las crisis se sale con crecimiento y desarrollo, nunca con más ajuste y más achicamiento económico y exclusión social. Se sale con dignidad soberana, y no con arrastrado espíritu de colonizado mental o de mercenario al servicio de intereses extranjeros o del mega poder corporativo transnacional.
Dicho de otro modo: el déficit presupuestario no se soluciona con más achicamiento de los egresos, sino básicamente con mayores ingresos por mayores recaudaciones impositivas que sean consecuencia de la expansión económica.
No se habla esencialmente de aumentar impuestos al consumo, ni
draconianos incrementos en el Impuesto a las Ganancias (hoy maquillado con un nuevo nombre). En cambio es totalmente lógico aplicar impuestos redistributivos,
a grupos o sectores económicos con grandes rentabilidades o con “condiciones naturales excepcionales” que les hacen tener ganancias excepcionales, como grandes terratenientes agropecuarios y grandes grupos empresarios de cultivos
extensivos; la minería de exportación; los sectores financieros y especuladores y otros similares. Los mismos que fueron enormemente beneficiados por el actual gobierno neoliberal argentino, a costa de provocar un explosivo crecimiento del
déficit fiscal, al caer a pique los ingresos fiscales, descalabrando con ello a los presupuestos de los municipios, las provincias y el mismo presupuesto nacional.
En castizo simple: mayor crecimiento implica mayores ventas en general, y con ello al facturar más, se debe pagar más en concepto de impuestos; los que reinvertidos en mejores salarios, más obras públicas, justas acciones sociales y promoción activa de la ciencia y proyectos científicos aplicados, forman un ciclo virtuoso que sostiene e incrementa naturalmente el desarrollo socio económico.
Eso último, que resume un gran conjunto de medidas que promueven la reactivación, debe necesariamente complementarse con la debida protección al mercado interno (protección aduanera) y medidas promocionales de exportaciones de productos industrializados, manejando además el Sector Bancario para evitar abusos y lograr dar implementar créditos para emprendedores y PYMES en general; todo ello es exactamente lo opuesto al siniestro conjunto de medidas de genocidio socio económico que está perpetrando el actual gobierno argentino de gerentes de empresas oligopólicas y corporaciones extranjeras. Por no mencionar el conjunto de acciones de entrega intencional y con alevosía, de todo vestigio de Soberanía Nacional; de lo cual los patrioteros de bandera y otros colonizados mentales ni se dan cuenta.
La clave pasa por dejar de lado los engaños y cantos de sirena de los cultores del neoliberalismo, para pasar a ejecutar con visión de largo plazo y criterio de grandeza nacional, Políticas de Estado coherentes, en un marco económico de Capitalismo de Estado, variante del keynesianismo, que es la metodología con la cual en su momento se desarrollaron las actuales Potencias Tradicionales (las del G 7 y otras vinculadas), y con la cual surgieron poderosamente las nuevas Potencias Emergentes (las del BRICS, y otras varias en curso de fuerte desarrollo), en procesos que cuidan la mayor riqueza de cada nación, que es su propia población.
MGTR. CARLOS ANDRÉS ORTIZ
Analista de Temas Económicos y Geopolíticos